Publicado: 24.11.2015 10:05 |Actualizado: 24.11.2015 14:49

Turquía derriba un avión de combate ruso en el norte de Siria al que acusa de violar su espacio aéreo

- El Ministerio de Defensa ruso asegura que el avión permaneció todo el tiempo sobre el territorio de Siria.

- Uno de los dos pilotos del cazabombardero del ejército ruso ha muerto, mientras que el otro está en manos de los militantes turcomanos de Siria contrarios al régimen de Bachar al Asad.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6
Comentarios:
Momento del vídeo que muestra el avión de combate Su-24 en llamas.

Un modelo del avión de combate ruso, un Su-24, que ha sido derribado por aviones F-16 turcos.

ESTAMBÚL / MOSCÚ.- Dos cazas F-16 turcos derribaron este martes un avión de combate ruso en la frontera sirio-turca después de que este aparato violara el espacio aéreo turco y no atendiera a las advertencias, según fuentes militares turcas.

Según un comunicado del Ejército de Turquía, un caza ruso  vulneró este martes sobre las 09.20 hora local (08.20 hora española) el espacio aéreo turco en la zona de Yayladag en la provincia de Hatay, a pesar de diez advertencias enviadas en un período de cinco minutos.

La versión rusa es bien diferente. El presidente ruso, Vladímir Putin, tachó hoy de "golpe a traición" el derribo del bombardero ruso Su-24 en territorio de Siria, a un kilómetro de la frontera con Turquía.



Al reunirse con el rey Abdalá II de Jordania, Putin subrayó que el avión ruso derribado por un misil lanzado por un caza turco F-16 no amenazaba a Turquía. Putin, acusó a las autoridades turcas de ser "cómplices del terrorismo".

"Este suceso se sale de los marcos de la lucha contra el terrorismo. Pero la pérdida de hoy está vinculada con un golpe que nos han dado a traición cómplices del terrorismo", afirmó Putin

El Ministerio de Defensa de Rusia confirmaba minutos después del derribo que se trata de un bombardero ruso Su-24.  Moscú ha confirmado que su caza fue abatido, pero sostiene que en ningún momento entró en espacio aéreo turco. Los pilotos del bombardero, según informó Moscú, lograron catapultarse del avión.

Imágenes transmitidas por la cadena privada de televisión Haberturk mostraron un avión de guerra en llamas que caía en una zona boscosa, dejando una larga columna de humo detrás de él. Otras imágenes de la Agencia Anadolu de Turquía mostraron a los dos pilotos de la aeronave eyectarse en paracaídas antes de que se estrellara.

La emisora turca CNNTürk, que cita a  milicianos sirios, ha informado de que uno de los dos pilotos del cazabombardero Su-24 del Ejército ruso derribado por las Fuerzas Aéreas turcas ha muerto, mientras que el otro está en manos de militantes turcomanos de Siria contrarios al régimen de Bachar al Asad, aseguraron a la emisora.

La agencia Reuters ha informado que un grupo rebelde sirio le ha enviado un vídeo en que muestra a uno de los pilotos del avión, gravemente herido o, más probablemente, muerto. Los miembros de la guerrilla rebelde aseguran que el piloto está muerto. En el vídeo se ve a un grupo de hombre rodeando el cuerpo, y se escucha decir "es un piloto ruso" y "Dios es grande".

Poco después del derribo del avión, dos helicópteros militares rusos se acercaron a la zona para buscar a los pilotos, pero los milicianos turcomanos no les dieron permiso de aterrizar, relataron las fuentes de CNNTürk. Entre 20 y 25 minutos después del incidente empezó un intenso bombardeo ruso contra la zona, agregaron.

Se trata del primer avión que pierde la agrupación de las Fuerzas Aeroespaciales rusas que bombardea posiciones de grupos terroristas en Siria, con el acuerdo del Gobierno de Damasco, desde el pasado 30 de septiembre.

ruso caza

Modelo del avión de combate ruso,  Su-24.

El Gobierno turco asegura que el avión, que cayó en territorio sirio cerca de la frontera turca, fue derribado porque violó su espacio aéreo y no hizo caso a diversas advertencias de la aviación turca. Según un comunicado de la cúpula militar turca, el avión vulneró sobre las 09.20 hora local (07.20 GMT) el espacio aéreo turco en la zona de Yayladag en la provincia de Hatay, a pesar las diez advertencias enviadas en un período de cinco minutos.

Expertos citados en la cadena CNNTürk creen que el caza ruso pudo atravesar una protuberancia de terreno turco de apenas tres kilómetros de ancho en el extremo meridional de la provincia de Hatay, cercano a donde continúan los combates entre turcomanos y tropas de Damasco. Los turcomanos, una minoría siria turcoparlante, reciben apoyo de Turquía, mientras que los aviones rusos respaldan al régimen de al Asad, lo que añade complicaciones diplomáticas a este incidente.

El ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, tenía previsto llegar esta noche a Ankara para reunirse mañana con las autoridades turcas, informa la cadena CNNTürk, pero no está claro si esta visita se mantendrá después de lo sucedido hoy. 

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha afirmado que el derribo del bombardero Su-24 ruso en Siria es "muy grave", pero que esperaban que se aclarara todas las circunstancias. "Se trata de un hecho muy grave, pero sin tener plena información, es imposible y además sería incorrecto decir algo" al respecto, dijo Peskov a la prensa rusa, poco después de que Turquía anunciara que sus Fuerzas Aéreas abatieron un Su-24 ruso que había violado el espacio aéreo turco.

El portavoz aseguró que el Ministerio de Defensa ruso no puede precisar de momento las causas de la caída del avión, aunque aseguró que en cualquier caso, "el avión se encontraba en el espacio aéreo de Siria".

Sin embargo, numerosos medios turcos han difundido un gráfico, atribuido a fuentes militares, en el que muestran el recorrido del caza ruso antes de ser abatido, según quedó recogido por el radar turco.

Acorde a ese gráfico, el SU-24 atravesó una 'protuberancia' de terreno turco de apenas tres kilómetros de ancho en el extremo meridional de la provincia de Hatay, cercano a donde continúan los combates entre turcomanos y tropas de Damasco.

Los turcomanos, una minoría siria turcoparlante, reciben apoyo de Turquía, mientras que los aviones rusos respaldan al régimen de Asad, lo que añade complicaciones diplomáticas a este incidente.

"Dar pasos" ante la OTAN y la ONU

Entretanto, la oficina del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha informado de que éste ha hablado ya con el jefe del Estado Mayor y con el ministro de Exteriores sobre los últimos acontecimientos en la frontera con Siria.

Davutoglu ha dado instrucciones al titular de Exteriores de que consulte con la OTAN, Naciones Unidas y otros países relacionados sobre los últimos sucesos en la frontera.

El Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano decisorio de la OTAN compuesto por los embajadores de los 28 aliados, se reunirá este mismo martes a petición de Turquía para que este país dé información sobre el derribo de un caza ruso en las proximidades de su frontera con Siria.

"A petición de Turquía, el Consejo del Atlántico Norte celebrará una reunión extraordinaria a las 16.00 GMT" para "que Turquía informe a los aliados sobre el derribo de un avión ruso", indicaron a Efe fuentes de la Alianza.

Por parte de Rusia, el ministro de Exteriores, Sergéi Lavrov, tenía previsto llegar esta noche a Ankara para reunirse mañana con las autoridades turcas, informa la cadena CNNTürk, pero no está claro si esta visita se mantendrá después de lo sucedido hoy. Lo que sí ha transcendido es que Turquía ha convocado al embajador ruso para que dé explicaciones sobre lo sucedido.

Mientras, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ordenó hoy a su Ministerio de Exteriores "dar pasos" ante la OTAN y la ONU, informa el diario Hürriyet.

Rusia lleva a cabo desde el pasado 30 de septiembre una operación militar en Siria en apoyo del régimen del presidente Bashar al Assad que tiene como objetivo acabar con el terrorismo.