Público
Público

Turquía lanza más de 60 ataques contra las fuerzas kurdas que combaten al Estado Islámico en Siria

En los bombardeos lanzados por los militares turcos el pasado domingo murieron al menos 60 personas, entre ellas 35 civiles. EEUU ve "inaceptables" los enfrentamientos.

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5

Dos soldados turcos en un carro de combate junto a la frontera con Siria. - REUTERS

MADRID.- Las Fuerzas Armadas de Turquía han lanzado en las últimas 24 horas un total de 61 ataques contra las fuerzas kurdas que combaten al Estado Islámico en el norte de Siria. Las tropas turcas han utilizado fuego aéreo y de artillería contra las Unidades de Protección Popular (YPG) ─brazo armado del principal partido kurdo de Siria─ en torno a las localidades de Manbij y Jarablús.

Los militares turcos han asegurado que "están tomando todas las medidas y mostrando la máxima sensibilidad para evitar víctimas civiles", sin embargo, sólo en los ataques realizados el domingo al menos 60 personas murieron, entre ellas 35 civiles, según el testimonio de ONG sobre la zona.

Turquía, que está apoyando a los rebeldes sirios, ha tomado una serie de localidades al sur de Jarablús en los últimos días enfrentándose a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), de las que forman parte las YPG, entre otras muchas facciones. Estos ataques se enmarcan en la operación 'Escudo del Éufrates', lanzada por Turquía la semana pasada para, en teoría, combatir al Estado Islámico y alejar de su frontera con Siria a las YPG, a las que vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por Ankara. Los rebeldes sirios respaldados por Turquía arrebataron a los yihadistas el control de Jarablús el pasado viernes, sin embargo, los ataques continúan. 

"Queremos dejar claro que consideramos estos enfrentamientos, en zonas en las que no se encuentra Estado Islámico, inaceptables y motivo de profunda preocupación", ha declarado por su parte el portavoz estadounidense Brett McGurk, subrayando que la Casa Blanca, que apoya a las FDS, no está implicado en esta ofensiva contra las milicias kurdas.

En este sentido, ha añadido, el Pentágono llama a "todos los actores armados a deponer su actitud y adoptar las medidas adecuadas para rebajar el conflicto y abrir canales de comunicación". Estados Unidos, ha precisado, está trabajando activamente para facilitar que se rebaje la tensión y fomentar "la unidad" contra el Estado Islámico, que "sigue siendo una amenaza letal y compartida".