Publicado: 08.12.2015 12:02 |Actualizado: 08.12.2015 12:02

Valls pide votar a la derecha en las regiones donde puede ganar el ultraderechista Frente Nacional

Sarzkoy, sin embargo, se desmarca de los socialistas:  "No tengo nada que ver con el Frente Nacional pero yo también lucho contra los socialistas", ha asegurado a una radio.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El primer ministro francés Manuel Valls. /REUTERS

@javierhvas

PARÍS.- El primer ministro francés, el socialista Manuel Valls, ha pedido a los electores que voten a los candidatos conservadores en la segunda vuelta de las elecciones regionales en aquellas circunscripciones donde puede ganar el ultraderechista Frente Nacional (FN).

El Frente Nacional se situó ayer al frente en seis de las trece regiones, la alianza de centroderecha encabezada por Sarkozy se colocó por delante en cuatro y los socialistas y sus aliados obtuvieron una victoria en tres.

De esta forma, el jefe del Gobierno desautoriza al candidato socialista de la región Alsacia Lorena Champaña Árdenas, Jean-Pierre Masseret, que rechazó retirar su candidatura como le pidió la dirección del partido.




En declaraciones a la televisión "TF1", Valls pidió a Masseret "que sea digno y retire su candidatura" porque "en este momento histórico" el reto "es frenar a aquellos que quieren dividir el país", en referencia al FN de Marine Le Pen. El jefe del Gobierno consideró que la candidatura de Masseret tiene pocas opciones, puesto que la mayor parte de los alcaldes socialistas de la región pedirán el voto para la derecha con el fin de frenar a los ultraderechistas.

Para el resto del país, el primer ministro afirmó que "la izquierda está en disposición de ganar" a condición de que se una y no se presente atomizada como en la primera vuelta, cuando socialistas, ecologistas y neo-comunistas comparecieron por separado.

Valls aseguró que en las elecciones regionales "se enfrentan dos concepciones de Francia", una "que quiere unir a los franceses y protegerlos", y otra, "la de la extrema derecha, cuyo programa sería un desastre porque persigue dividir".  El primer ministro recordó que el país "está en guerra contra la amenaza terrorista" que, dijo, "persiste" y pidió que "se esté a la altura de un momento histórico".

Sarkozy se desmarca de los socialistas

Sin embargo, el partido conservador Nicolas Sarkozy se ha desmarcado de un posible pacto con los socialista descartando así un posible pacto. "No tengo nada que ver con el Frente Nacional pero yo también lucho contra los socialistas", aseguró Sarkozy en la radio Europe 1.

La estrategia de los socialistas contrasta con la de la derecha tradicional dirigida por el expresidente , que compareció a la misma hora que Valls en la televisión France 2 para defender que no se retiren de ninguna región. "La primera vuelta ha demostrado que hay dos grandes partidos, el FN y nosotros. Somos el único partido que puede frenar a la extrema derecha", dijo Sarkozy.

El expresidente culpó del ascenso del FN a la izquierda y a la política del presidente, François Hollande, que dijo "no ha dado respuestas a los problemas de los franceses".