Publicado: 04.07.2015 09:40 |Actualizado: 04.07.2015 09:40

Varoufakis: "Si mañana gana el sí, habrá ganado el miedo"

El ministro de Economía y Finanzas griego denuncia en una entrevista que lo que la troika está haciendo con su país sólo tiene "un nombre": "terrorismo".

Publicidad
Media: 4.89
Votos: 9
Comentarios:
El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, ayer,  en un mitin en la plaza Syntagma de Atenas, REUTERS/Alkis Konstantinidis

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, ayer, en un mitin en la plaza Syntagma de Atenas, REUTERS/Alkis Konstantinidis

MADRID.- "Lo que están haciendo con Grecia tiene un nombre: terrorismo", asegura en una entrevista el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, que publica hoy El Mundo, en la que sostiene que si en el referéndum de mañana gana el "sí", la democracia se encontraría en peligro porque habría ganado el miedo.

Varoufakis considera que si vence el "sí" en la consulta que se realizará a los griegos sobre si quieren que el Gobierno heleno firme las condiciones que requieren para el país los acreedores internacionales, tendrán un acuerdo "absolutamente nefasto" mientras que si gana el "no", "no será fantástico, pero no será tan malo". En este último caso, insiste, el primer ministro griego viajaría el lunes a Bruselas y lograría "un acuerdo mejor".



No obstante, el ministro de Finanzas se muestra absolutamente convencido de que sea cual sea el resultado del referéndum de mañana, el lunes habrá un acuerdo. Según el ministro, se perdería un billón de euros si Grecia "se estrella", algo que Europa no se puede permitir porque "es demasiado dinero".

Varoufakis estima que se perdería un billón de euros si Grecia "se estrella"

También garantiza que el próximo martes abrirán los bancos en su país, tras el cierre al que se han visto obligados después de que Europa negara una "pequeña extensión del rescate", indica el titular de Finanzas.

Según Varufakis, hace cinco meses ya existía un plan "para acabar con un Gobierno que no aceptaba dejarse chantajear por el establishment europeo".

El problema "es que a la UE no le gusta la democracia, asegura Varoufakis, que explica que le dijeron "sin paliativos" que la propuesta de acuerdo "era un asunto muy complicado para dejar la decisión final en manos del pueblo griego"