Público
Público

El Vaticano, avergonzado ante la ONU por los abusos de curas

El portavoz de la Santa Sede asegura que los sacerdotes culpables de abusos no tienen "excusa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, monseñor Silvano Maria Tomasi, aseguró que los sacerdotes y religiosos católicos que han cometido el "odioso crimen" de la pedofilia no tienen "excusa", según declaró ayer en Ginebra durante la reunión anual dedicada a los derechos de los niños.

Con los abusos sexuales, "la integridad física y psicológica de los menores es violada con consecuencias destructivas". "Los estudiosos han demostrado que los niños abusados reaccionan de modos distintos a la violencia sexual" y entre ellos se registra "una mayor probabilidad de embarazos durante la adolescencia, vagabundeo, tóxico dependencia y alcoholismo", detalló, según recoge Radio Vaticano.

"En los últimos años, sacerdotes, religiosos y operadores laicos católicos, en diversos países, han sido acusados de abusos a menores y muchos de ellos han sido condenados". "No hay excusa para este comportamiento", recalcó Tomasi.

Asimismo, el prelado aseguró que "la protección de las agresiones sexuales sigue ocupando el primer lugar en la lista de prioridades de todas las instituciones eclesiásticas que luchan por poner fin a este serio problema", concluyó.

Por su parte, el Papa Benedicto XVI subrayó esta mañana que "es necesario que los sacerdotes vivan de modo alto" su vocación, según declaró a los participantes de un curso promovido por la Penitenciaría Apostólica.

Según el Pontífice, sólo así es posible "suscitar en los fieles el sentido del pecado, animarles y hacer nacer en ellos el deseo del perdón de Dios", afirmó en su discurso, que estuvo dedicado al sacramento de la Penitencia.

En medio de esta reflexión, el Vaticano se ha tenido que enfrentar a los escándalos sobre abusos sexuales surgidos primero en Irlanda y ahora en Alemania, Austria y Holanda.