Publicado: 15.07.2016 07:44 |Actualizado: 15.07.2016 08:00

"Vi cuerpos volando como bolos"

Los testigos de la masacre que ha tenido lugar en Niza en la noche del jueves aseguran que un camión blanco conducía hacia ellos por el Paseo de los Ingleses a alta velocidad y haciendo zigzags.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
niza 16

niza 16

NIZA.- Decenas de personas han muerto la noche de este jueves en Niza, en la costa del sur de Francia, cuando un camión arremetió contra una multitud que presenciaba los fuegos artificiales de la Fiesta Nacional del 14 de julio. La Policía francesa ha informado de que hay al menos 80 muertos después de que el vehículo atravesara el Paseo de los Ingleses, frente al mar. Hay más de un centenar de heridos, de los que 18 están en estado crítico.

Unas horas más tarde, alrededor de 40 personas se reunieron en una sala habilitada para las familias de las víctimas en el hospital Pasteur situado en la ciudad Costa Azul. Su rostro lo decía todo. 



La gente lloraba, otros se abrazaban desesperados. Una mujer, con moratones en la cara, se sentó en una silla de ruedas, llorando y mirando desesperada.

Laurence Marie, quien trabaja en el hospital pediátrico Lenval, ha dicho que muchos niños ya han sido sometidos a operaciones.

"Todos estábamos muy felices. Estábamos listos para celebrar la gran noche. ¡Teníamos un gran plan!", ha asegurado una mujer de 20 años en la habitación del hospital.

"Cuando estábamos empezando a caminar después de los fuegos artificiales, vi un camión por la zona peatonal. Iba muy rápido y hacía zigzags. Al principio pensé que el camión no se dio cuenta de que la carretera estaba ocupada por personas con motivo de la celebración, pero cuando vi a la gente en el suelo, me di cuenta de que podría ser un ataque terrorista", ha señalado esta jóven identificada como Funny. 

"Por suerte, mi hermano, mi madre y yo estamos todos bien, pero algunos de mis amigos no han sido tan afortunados, ya que están siendo operados en estos momentos. Es muy difícil, todo es muy traumático."

Identificación de las víctimas

Las enfermeras han avisado de que el equipo médico no tiene tiempo para identificar a las víctimas porque la prioridad en estos momentos es la atención a los heridos. Los pacientes están siendo clasificados por números.

En el lugar del ataque, en el Paseo de los Ingleses, los cuerpos yacían cubiertos con sábanas blancas y los testigos apenas podía creer lo que habían visto: "Vi cuerpos volando como bolos", ha comentado el periodista Damien Allemand en el períodico online local Nice-Matin. "Me quedé congelada... Los encargados de la playa fueron los primeros en la escena. Ellos trajeron agua para los heridos y toallas para colocarlas sobre los muertos."

De vuelta al hospital, Marco de Feo, un milanés de 29, ha declarado que él y sus cuatro amigos se habían enterado de la celebración por sus anfitriones, una pareja rumana residente en Niza, y decidieron ir en el último minuto.

"Vi un camión por la carretera que conducir a alta velocidad hacia nosotros", ha manifestado. 

"Afortunadamente, pude evitarlo, pero nuestra amigo fue arrollado. Huimos a la playa y luego fuimos a un hotel. Uno de nuestros amigos regresó a la escena para rescatar a nuestra amiga que estaba herida, ya que no podía ni hablar ni moverse, aunque seguía con vida. Después, una ambulancia la llevó al hospital".

Otra testigo ha asegurado que vio un enorme camión blanco a toda velocidad", ha declarado Suzy Wargniez, una mujer de la localidad de 65 años que presenció la escena.

Charcos de sangre

Con el amanecer, se podía observar los charcos de sangre seca, juguetes rotos, una barra de pan sin comer, otros restos esparcidos por el paseo y, también, cuerpos cubiertos con mantas.

Las señales y cordones policiales de policía guiaban a los conductores para trasladar a los niños heridos al hospital de Lenval.