Público
Público

Vídeo Los guardaespaldas de Marine Le Pen agreden a un periodista que le preguntaba por su presunta corrupción

La líder del Frente Nacional está siendo investigada por la supuesta malversación de 340.000 euros de los fondos que recibió en su dotación como eurodiputada.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Le Pen, este miércoles en París. REUTERS/Benoit Tessier

Los guardaespaldas de Marine Le Pen agredieron este miércoles a un periodista que preguntaba a la líder del Frente Nacional sobre un escándalo de corrupción que le afecta.

En el vídeo se puede ver cómo los guardaespaldas se llevan hasta dos veces al periodista del programa de televisión francés Quotidien fuera de la sala en que se encuentra la política, para, finalmente, golpearle.

Le Pen está siendo investigada por la supuesta malversación de 340.000 euros de los fondos que recibió en su dotación como eurodiputada. Le Pen habría usado esa cuantía total, de la partida de asistentes parlamentarios en la Eurocámara, para gastos de personal de dos trabajadores del Frente Nacional que no hacen tareas de asistente para la política francesa relacionadas con su labor de eurodiputada.

Hasta 298.500 euros los habría desviado para pagar a su jefa de gabinete, Catherine Grisset, que trabaja para el FN en Nanterre (Francia). Y otros 41.554 euros fueron utilizados para el sueldo de Thierry Leger, que no es asistente parlamentario de Le Pen, sino su guardaespaldas.

Por ello, el Parlamento Europeo ha reducido a la mitad su sueldo, además de retenerle la asignación para gastos generales y la mitad de dietas diarias. En la misiva enviada por la Dirección de Finanzas de la Eurocámara a Le Pen, el Parlamento Europeo ya le advertía de las sanciones económicas si no pagaba.

El artículo 62 del estatuto de los diputados se establece que la partida para contratación de asesores solo puede utilizarse para personal de apoyo a la labor europarlamentaria y no para sufragar gastos de los partidos en sus países.

Desde marzo de 2015 la oficina antifraude europea (Olaf) investigaba el mal uso de fondos de la institución que la política francesa habría hecho con la contratación de personal de su grupo.

Le Pen ha asegurado que no renunciará a su candidatura electoral en caso de ser imputada: "Que un juez decida quién es candidato y quién no es el fin de la democracia".