Publicado: 12.11.2015 07:46 |Actualizado: 12.11.2015 08:00

ENTREVISTA A SANTIAGO ALBA RICO

"El 21-D será demasiado tarde para darse cuenta de que votar a Ciudadanos no es votar el cambio"

El candidato de Podemos al Senado por Ávila acusa al partido de Albert Rivera de haber "parasitado" el trabajo de la formación de Pablo Iglesias para abrir "una brecha" en el sistema, e insiste en que esta es la única fuerza capaz de traer el cambio. "Podemos es una especie de vacuna civilizacional frente a la barbarie que se avecina".

Publicidad
Media: 4.17
Votos: 12
Comentarios:
El filósofo y escritor, candidato al Senado por Podemos, Santiago Alba Rico.- JAIRO VARGAS

El filósofo y escritor, candidato al Senado por Podemos, Santiago Alba Rico.- JAIRO VARGAS

MADRID.- Dos días después del anuncio de su fichaje ya se nota que ha leído el argumentario de Podemos, pero Santiago Alba Rico sigue haciendo gala de su habitual claridad expositiva, sin pelos en la lengua. Alba Rico (Madrid, 1960) es uno de los intelectuales de referencia de la izquierda española, un filósofo y escritor que lleva casi dos décadas viviendo en Túnez, pero que observa con interés el devenir político español, como evidencia en sus análisis en distintos medios de comunicación.

Autor de más de una veintena de libros, Alba Rico accedió hace apenas un par de semanas a ir en la lista del partido de Pablo Iglesias para el Senado por Ávila y pedirá el voto para la formación en campaña, aunque no aclara qué hará con su escaño si finalmente resulta elegido. Es uno de los firmantes del manifiesto fundacional de la formación, aunque nunca ha estado orgánicamente vinculado a Podemos, y a menudo se ha mostrado muy crítico con el partido que hoy ensalza como la única fuerza capaz de traer el cambio político antes de que la "brecha" que abrieron hace un año y medio se cierre y las élites políticas y económicas se rearmen.

En este saco mete a PP y PSOE, pero también a Ciudadanos, al que acusa de haber "parasitado" el trabajo de Podemos, y advierte que las elecciones, que prevé marcadas por los ataques políticos y mediáticos al partido del círculo, serán una suerte de "tres contra uno" de los partidarios de la "barbarie sofisticada" contra la "vacuna civilizacional" que puede suponer el partido morado. Siempre que lleguen a tiempo para coger el tren del 20-D, la cita electoral para la que nacieron.



Este martes hablaba en un artículo en Cuarto Poder de lo que no va a pasar tras el 20-D, tanto si gana Podemos o es una fuerza determinante como si esto no ocurre. "No se van a caer las estrellas" si no son fuertes, pero tampoco van a llover "patos asados del cielo" en caso de que lo logre, decía. ¿Qué es lo que sí se va a ver al cabo de un par de meses si se hacen fuertes?

Se verá que en este país se habrán establecido las condiciones para empezar a luchar por cuestiones ulteriores, sobre todo las que tienen que ver con la Constitución. Si se consigue gobernar se abrirá un proceso de cambio del marco constitucional y por tanto de democratización del país. No podemos permitirnos esperar 40 años más para introducir un poco de sensatez y democracia, para devolver muchas cosas que han quitado a los españoles y que no van a recuperar nunca si se cierra un nuevo régimen del 2015 o del 2016, un régimen maquillado y legitimado precisamente por el aura del cambio. Es lo que claramente pretenden tanto Ciudadanos como el PSOE, debemos ser muy conscientes. Además, vivimos en un momento en que a nivel europeo y mundial los Estados no son en absoluto favorables a los procesos de democratización. Si Podemos sirviera solamente para vacunar a los españoles frente a tentaciones destropopulistas o neofascistas por un lado, si sirviera para frenar ese destropopulismo rampante en el resto de Europa, para empezar a conformar un pequeño bloque de países del sur del Mediterráneo que pudieran hacer presión sobre la UE, creo que ya sería un gran logro. Podemos es una especie de vacuna civilizacional frente a la barbarie que se avecina, por eso tiene una responsabilidad muy grande. Por eso la responsabilidad de la izquierda también es muy grande, porque no se puede permitir coquetear con un cierre por arriba del régimen del 78, ni puede dejar que el electorado español, muy volátil, acabe inclinándose hacia la barbarie sofisticada por una mala gestión o por la incapacidad de comprender qué es lo que nos estamos jugando.

El filósofo y escritor, candidato al Senado por Podemos, Santiago Alba Rico.- JAIRO VARGAS

Sin embargo la izquierda no ha dejado de fraccionarse en el último año. Ha habido toda una sucesión de nombres, caras, eslóganes, ¿eso ayuda? Además de Podemos, ¿hay alguna otra formación que a su juicio quede al otro lado, frente a la "barbarie"? ¿PP, PSOE y C's son los partidos de la "barbarie"?

También lo son CDC o VOX, aunque no sé si este último ha dejado de existir. No sólo hablamos de partidos, sino también de fuerzas que desde la trastienda están de alguna manera dirigiendo a esos partidos, lo que llamamos casta. Es ese vínculo entre cierta forma de hacer política y las oligarquías financieras y económicas que alimentan esa barbarie a lo que Manolo Monereo se refiere como trama. Es un término mucho más preciso que casta, aunque casta sea más movilizador.

¿Es copiar parte del discurso de Podemos la receta del éxito de Ciudadanos? ¿Qué ha hecho el partido de Rivera que Podemos no haya sabido hacer? ¿Es simplemente que Podemos lo hizo antes y tuvo que abrir camino?

No creo que Ciudadanos haya hecho nada mejor que Podemos. Ha parasitado una apertura con muchos medios, con muchos apoyos, y de lo que se trata ahora es de encontrar un discurso potente para llegar a ese electorado volátil que no diferencia muy bien entre Podemos y Ciudadanos. C's se ha convertido en un catalizador de voto afectivo-moral, que es también el voto que se disputa Podemos, y Podemos se lo ha puesto fácil porque ha abierto esa puerta. Obviamente por esa puerta no se podía colar el PP, y el PSOE intenta pasar con meteduras de pata y escasa credibilidad. Pero sí se podía colar una fuerza que estaba como en la reserva, porque existe desde hace 10 años con un discurso de trama. Se ha colado con esos apoyos y con una labor de marketing muy eficaz, y ahora se trata de encontrar un discurso y un aparato escénico lo suficientemente potente y claro como para que ese electorado entienda que cuando se vota a C's no se vota al cambio. El 21 de diciembre será demasiado tarde para darse cuenta de eso.

"No podemos permitirnos esperar 40 años más para introducir un poco de sensatez y democracia, para devolver muchas cosas que han quitado a los españoles"

¿Cuál será la clave de ese discurso, de esa puesta en escena? En Catalunya, de cara al 27-S, para mucha gente quedó en una nebulosa que Catalunya Sí que Es Pot defendía el derecho a decidir, y hubo incluso quienes les metieron en el saco de los independentistas. ¿Cuál es la clave para que el discurso se asiente y la gente sepa qué defienden?

No tengo clara una fórmula, pero si no la encontramos puede ocurrir en efecto que C's, aupado en Podemos, llegue más lejos. Rajoy ha conseguido que Catalunya se anexione el resto de España en términos electorales, que estemos todo el día hablando de la independencia y de Artur Mas, aunque también creo que el discurso muy sensato de Podemos en las últimas semanas se va haciendo paso. Cada día va a ser más complicado que se abra camino, pero hay que insistir muchísimo en el derecho a decidir con calma y con serenidad, en la medida en que vamos a ver cómo el histerismo va a apoderarse del discurso de Catalunya y del Gobierno. Y hay que intentar que el empaque de los candidatos de Podemos sirva para abrir paso a la sensatez a lo largo de la precampaña y la campaña. Hemos perdido muchas oportunidades, no podemos perder también esta.

El filósofo y escritor, candidato al Senado por Podemos, Santiago Alba Rico.- JAIRO VARGAS

El filósofo y escritor, candidato al Senado por Podemos, Santiago Alba Rico.- JAIRO VARGAS

Se está dejando de lado todo lo programático, todo lo que se ha hecho en estos cuatro años de legislatura, en las anteriores, las trampas y las burbujas. Todo queda en un segundo plano por el debate independentista. ¿Qué va a pasar de aquí al 20-N en Catalunya?

Rajoy va a intentar hacer toda su campaña en torno a la cuestión catalana, también Ciudadanos. Por su parte, creo que Podemos debe insistir en sus discursos de contenido social a partir de un programa que es bueno. Que podría ser mejor, pero es bueno.

"Ciudadanos se ha colado por la puerta que abrió Podemos e intenta devorar su discurso y replicar cualquier iniciativa de Podemos con iniciativas semejantes"

¿Y moderado?

Sí, radicalmente moderado. Somos tan radicales que hasta nos podemos permitir ser moderados, pero al mismo tiempo tenemos que abordar la cuestión nacional, sin complejos y sin arredrarnos. La solución sólo puede ser democrática y negociada.

Con todo lo que ha escrito y reflexionado sobre Podemos probablemente haya tenido la puerta abierta antes. ¿Por qué ha dado el paso ahora?

He estado vinculado a Podemos desde el principio, desde el manifiesto Mover Ficha [enero de 2014, el texto fundacional de la iniciativa de Pablo Iglesias]. Por un lado he actuado así por cuestiones personales, pero también porque quería mantenerme con un pie fuera, para también hacer llegar críticas eventualmente. Después de este intensísimo, cortísimo y larguísimo año y medio he tomado conciencia de que el próximo 20 de diciembre no hay unas simples elecciones. Está en juego la posibilidad de mantener abierta la fisura, la brecha que Podemos abrió de un modo muy audaz hace un año y medio, y que se puede cerrar por arriba con una operación de maquillaje de la que además un nuevo bipartidismo de tres salga reforzado. También ha contado mi compromiso ético con un proyecto civilizado, el único proyecto civilizado que hay en este momento en España.

¿Por qué votar a Podemos y no a IU o Ahora en Común? Comparten rasgos comunes.

Probablemente en términos de programa no hay muchas diferencias. Pero, y aunque parezca muy pragmático, hay algo decisivo: Podemos puede ganar. Realmente tiene un apoyo popular grande porque está más cerca de las mayorías sociales, y eso es un elemento decisivo. He votado durante años a IU y respeto muchísimo tanto a líderes como Garzón como a cientos de militantes, pero creo que en este momento IU está atrapada, es un rehén. El propio Alberto Garzón es rehén de un aparato de partido que ha hecho imposible la confluencia y que impide que reciban un apoyo social mayoritario.

Alba Rico

¿Da por bueno el discurso sobre la "remontada" que recientemente comenzaron a utilizar Íñigo Errejón y otros miembros de la dirección estatal? ¿Todavía hay opción? ¿Qué sería un buen resultado a su juicio? ¿Ser tercera fuerza podría considerarse bueno?

El mejor resultado posible sería convertirse en la fuerza decisiva, tener capacidad de gobierno para pactar con un PSOE que quedase por detrás. Debemos aspirar a eso, y creo que todos los que nos hemos acercado a Podemos en las últimas semanas hemos sentido como real esa remontada. Al mismo tiempo es performativa, en el sentido de que sabemos hasta qué punto es volátil el electorado y las propias emociones políticas. Cuando una piedra empieza a caer arrastra a otras, pero en cambio cuando se descorcha una botella de champán el gas sube hacia arriba. Hoy se ha invertido esa tendencia del precipicio y del terraplén por la de la bebida gaseosa y hay que aprovecharlo. Creo que todavía se puede dar la batalla, en caso contrario no me sumaría.

¿A qué se debe esa sensación de remontada? Hace tres meses escribió un texto en este diario en el que urgía a Podemos a reaccionar, a "abrirse en todas direcciones", a "reapropiarse de la ilusión", de esa voluntad de cambio. ¿Ha rectificado el partido? ¿Qué ha hecho Podemos para lograr este cambio?

"IU está atrapada, es un rehén. El propio Alberto Garzón es rehén de un aparato de partido que ha hecho imposible la confluencia y que impide que reciban un apoyo social mayoritario"

Creo que se cometieron errores; errores de calendario, de decisión, en la elaboración de las listas, y en ese y otros artículos insistí en que era necesario abrirse de dos maneras. Una, hacia fichajes lo más transversales posibles, y ahora tenemos a Julio Rodríguez o Victoria Rosell, personas que han abierto el arco electoral de Podemos hacia la sociedad civil. Por otro lado también es fundamental la suma, los acuerdos en Galicia, Valencia y Catalunya. Se puede entrar en una inercia de ascenso si la campaña es novedosa, si está llena de sorpresas, si todos los días se neutralizan con noticias positivas y movilizadoras las noticias negativas que unos medios obviamente no favorables van a estar produciendo sin cesar. Las agresiones se van a intensificar a medida que se aproxime el arranque de la campaña , y por eso no podemos hacer una campaña convencional. En ese sentido, Podemos tiene que recuperar el espíritu inicial en el que el elemento de contingencia detonante de acontecimientos era un poco el eje en torno al cual se configuró inesperadamente una fuerza capaz de sacar cinco eurodiputados.

¿Ha influido también esa política de fichajes? ¿A qué se debe que el Gobierno utilice una plataforma institucional como el Consejo de Ministros para desvirtuar un nombramiento como el de Julio Rodríguez? ¿Se debe a que tienen miedo al cambio?

Es obvio. Si pensamos cuál es la diferencia entre Ciudadanos y Podemos, ahora que Ciudadanos se ha colado por la puerta que abrió Podemos e intenta devorar su discurso y replicar cualquier iniciativa de Podemos con iniciativas semejantes, creo que todos los españoles deben tener claro que la diferencia entre C's y Podemos la señalan constantemente con el dedo el Ibex 35, el Gobierno y los medios de comunicación afines. Creo que Podemos es la única fuerza de cambio y la prueba es que es la única formación que todas las otras fuerzas consideran amenazadora. No me cabe duda de que hay un tres contra uno en este nuevo cuarteto que va a disputarse las elecciones.

"Las agresiones se van a intensificar a medida que se aproxime el arranque de la campaña , y por eso no podemos hacer una campaña convencional"

De vuelta al Senado, ¿qué planes tiene para la Cámara Alta? ¿Por qué no ha dado el paso en el Congreso? Esas listas suelen atraer la atención de más cámaras.

Tener muchas cámaras encima no me gusta nada. No sé, creo que me gusta este papel modesto que se me ha confiado y que espero hacer más o menos bien. Quizás es el único papel que hubiera aceptado y no hubiera dicho que sí a otro en el caso de que me lo hubieran propuesto.

¿Qué haría con el Senado? ¿Tiene intención de tomar posesión si resulta elegido?

Diablos, qué pregunta más complicada. Lo que hay que preguntarse más bien es qué va a hacer Podemos con el Senado. Es obvio que es un cementerio de elefantes que no cumple la función de ser la cámara de representantes territoriales para la que debería haber nacido, y creo que desde el Senado tal y cómo está configurado en este momento no se puede hacer nada. Supongo que lo que sí es posible hacer desde allí es tratar de apoyar esos cambios, intentar convertirlo en una cámara de resonancia de la necesidad del cambio constitucional.

"Creo que Podemos es la única fuerza de cambio y la prueba es que es la única formación que todas las otras fuerzas consideran amenazadora"

Con su perfil, con su experiencia de trabajo, ¿qué puede aportar? Aunque no quiera aclarar qué va a hacer si finalmente logra su escaño, ¿cómo cambiará su línea de actuación según el resultado de las elecciones generales?

Creo que mi papel aquí va a ser el de utilizar el prestigio que tengo, que no es mucho, para tratar de convencer al mayor número de personas para que voten a Podemos. Mi prestigio está bastante vinculado a medios de la izquierda, así que supongo que me tocará dialogar con gente que quiere cambio y que ha perdido parte de la ilusión, con gente que no sabe si sumarse o no desde la izquierda. Imagino que ese será mi papel, pero estoy dispuesto a hacer lo que se me pida. Respecto a cómo va a cambiar después del 20-D, yo esperaría a ver qué ocurre entonces.