Público
Público

La acción conjunta de PSOE-Unidos Podemos para echar a Rajoy, en vía muerta

El distinto posicionamiento sobre Catalunya, las acusaciones mutuas y el apoyo socialista al artículo 155 han vuelto a distanciar a ambos partidos

Publicidad
Media: 2
Votos: 17
Comentarios:

Los líderes de Podemos y del PSOE, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, ´respectivamente, en una reunión de delegaciones de ambas formaciones antes del verano en el Congreso de los Diputados.

Lo que a finales de verano prometía ser el tema central del nuevo periodo de sesiones en el Congreso, con la acción conjunta de PSOE y Unidos Podemos para lanzar de la mano una batería de iniciativas como inicio de una ofensiva política para terminar echando a Rajoy o provocando el adelanto electoral, ha entrado en vía muerte y entre ambas formaciones ha vuelto a surgir el distanciamiento político y la desconfianza.

En aquel encuentro, presidido por los máximos dirigentes de los dos partidos, se acordaron reuniones conjuntas de forma periódica, una agenda de temas comunes para llevar a las sesiones plenarias con garantías de que fuesen aprobados en la Cámara Baja y una oposición más contundente contra el Gobierno del PP.

Sin embargo, dos meses después, casi ninguno de estos propósitos se ha cumplido, y ambos grupos siguen haciendo la guerra por su cuenta, buscando su propio protagonismo y hasta enfrentándose entre ellos.

Fuentes socialistas consultadas por Público admiten que el ambiente se ha enfriado mucho y no dudan en culpar de ello a la situación de Catalunya. Además, admiten que también se ha frenado el impulso parlamentario porque ahora cualquier iniciativa política queda solapada por el conflicto catalán.

Además, en el PSOE ha sentado muy mal que, desde el inicio de esta crisis territorial, todo el mensaje de Unidos Podemos consistía en intentar, de nuevo, equiparar a los socialistas con el Partido Popular. Un destacado dirigente de Ferraz lo explicaba así. “Cada vez que hablaban de Catalunya, aún antes de que apoyáramos el artículo 155, era para decir que éramos lo mismo que el PP. Ni siquiera criticaban al Gobierno, sólo querían instalar ese mensaje”.

Las delegaciones de Unidos Podemos y del PSOE, en un encuentro el pasado verano.

El PSOE admite que, por ello, respondió denunciando la ambigüedad de Unidos Podemos con el independentismo y alzó la bandera de que no se puede ser de izquierda y secesionista. De hecho, no ha faltado un acto de Pedro Sánchez en que no hablara de la connivencia de “la otra izquierda” con los separatistas catalanes, criticando también más al partido morado que al propio Gobierno.

No obstante, el propio portavoz del PSOE, Óscar Puente, dijo el pasado lunes que la voluntad del PSOE es retomar la acción conjunta parlamentaria cuanto antes y dio a entender que habría acercamiento por parte de los socialistas en las próximas semanas.

Dirigentes de ambas formaciones dicen estar dispuestos a buscar entendimientos aparcando el tema territorial, pero apenas hay contactos

El dirigente del PSOE indico que puede ser posible encontrar acuerdos en múltiples temas en el que ambas formaciones coinciden, y dejar aparcado el tema territorial, donde las diferencias entre ambos son abismales.

Por su parte, fuentes del Grupo Parlamentario confederal Unidos Podemos- En Comú Podem-En Marea aseguran que no ven en el PSOE "evidencias de que haya una voluntad de llegar a acuerdos concretos".

Reconocen que la situación en Catalunya, así como el apoyo de los socialistas a la aplicación del 155, "reconfiguró un poco el tablero", pero aseguran que "hay temas que se podrían meter en agenda", y que el PSOE "ha ido dando largas".

El hecho de que este canal de colaboración no se traduzca en el impulso de iniciativas concretas, "de alguna manera hace pensar que lo que vimos antes del verano fue un paripé", trasladan a Público. "Los resultados concretos de esta mesa son cero, lo que nos hace pensar que quizás hay un realineamiento en el PSOE", apuntan.

También afirman que los contactos se mantienen, pero sostienen que no se han intensificado con la puesta en marcha de esta mesa de colaboración: "No es que el PSOE haya dicho 'lo congelamos' o 'renunciamos', es como si este espacio no hubiera existido", apostillan, culpando a los socialistas de que esta mesa parlamentaria aparentemente haya "muerto por inanición".