Publicado: 11.10.2016 12:36 |Actualizado: 11.10.2016 12:36

La alcaldesa de Badalona critica que la polémica sobre el 12 de octubre viene "de la caverna mediática"

Dolors Sabaté ha respondido a María de los Llanos que "judicializar es la única forma de tratar los temas para el Gobierno", en referencia a la decisión de llevar a los tribunales sus palabras.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Dolors Sabaté reacciona a las críticas de sus declaraciones sobre el 12 de octubre. / EUROPA PRESS

Dolors Sabaté reacciona a las críticas de sus declaraciones sobre el 12 de octubre. / EUROPA PRESS

BARCELONA. - La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabaté, ha salido al paso de todos las críticas que ha generado su decisión de dar a elegir entre trabajar o no el 12 de octubre. Sabaté ha señalado a la "caverna mediática" como responsable de todo el ruido y la polémica que se ha producido tras el anuncio.

Para la alcaldesa, la decisión de que los trabajadores del ayuntamiento puedan elegir entre librar o no fue tomada hace un año, según ha destacado en el programa El Món a Rac1. Además, ha señalado que la última palabra la tienen los trabajadores. "Habrá quien lo haga por convicción y otros no".



Según Sabaté, la repercusión a sus declaraciones ha sido excesiva ya que, tal y como ha comentado, "hay muchos ayuntamientos que trabajan ese día" y esto nunca ha tenido mayor trascendencia entre los medios.

Asimismo, la alcaldesa ha aprovechado para criticar la propuesta de María de los Llanos de Luna, Delegada del Gobierno en Catalunya, de llevar ante los juzgados las palabras de Dolors. Para la alcaldesa de Badalona, parece que "judicializar es la única manera de tratar los temas por parte del Gobierno", en clara referencia al referéndum catalán y su pugna en el Tribunal Constitucional. 

"El 12 de octubre representa valores franquistas y colonialistas"

Dolors Sabaté expresó en una entrevista en Onda Cero que la fiesta de la Hispanidad representaba valores de colonialismo. "Conmemora la conquista de las Américas" lo que, según ella, fue "un genocidio".

La alcaldesa señaló que aunque será fiesta en Badalona, los trabajadores podrán decidir si librar ese día o no. Tras estas declaraciones se produjo una oleada de críticas que han sorprendido a la protagonista.