Publicado: 19.11.2013 17:05 |Actualizado: 19.11.2013 17:05

La ARMH pide a Rajoy que retire los honores que Franco concedió a Hitler y a Mussolini

El dictador concedió a los líderes nazi y fascista el título de "Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas" por su "amistad generosa" durante la "Cruzada contra la barbarie&qu

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Dime con quién andas, y te diré quién eres. Si se atiende al refranero español pocas dudas hay acerca del origen, espíritu y vocación de la dictadura de Francisco Franco, pese a los intentos revisionistas de historiadores e instituciones tales como la Real Academia de Historia. El 4 de octubre de 1937, en plena Guerra Civil española, el Boletín Oficial del Gobierno de Burgos publicó la concesión del título de "Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas" al Führer Canciller de la Nación alemana, Adolf Hitler; y al Duce de Italia y fundador de su Imperio, Benito Mussolini. Ahora, a falta de un día para el trigésimo octavo aniversario de la muerte del dictador, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que preside Emilio Silva, solicita al Gobierno de Mariano Rajoy que rompa vínculos con amistades pasadas y retire las condecoraciones que Franco concedió a los dos líderes fascistas.

"El apoyo de la Italia y la Alemania fascistas, a los militares que dieron un golpe de Estado en España el 18 de julio de 1936, consistió en atacar a nuestra ciudadanía, bombardear población civil, derrocar un régimen democrático y colaborar en el establecimiento de una cruel y sangrienta dictadura que se alargó durante casi cuatro décadas. Por esa razón desde la ARMH, queremos solicitar al Gobierno que retire cualquier reconocimiento público que se haya concedido a quienes colaboraron con los golpistas y que ello se realice de forma pública como un gesto de higiene democrática", escribe Emilio Silva en una carta presentada ayer en el registro del Complejo de la Moncloa a la atención de Mariano Rajoy.

La orden publicada en el BOE del Gobierno de Burgos, firmada por Francisco Franco, justifica de la siguiente manera la entrega de las máximas condecoraciones del 'nuevo' Estado español a Benito Mussolini y a Adolf Hitler: "En el primer aniversario de mi Exaltación a la Jefatura del Nuevo Estado Español y al Mando Supremo de los Ejércitos de Tierra, Mar y Aire; y como signo leal y firme a la amistad de los pueblos que, en esta hora trágica y gloriosa de nuestra Cruzada contra la barbarie, nos honraron con su reconocimiento sincero y amistad generosa".

Curiosamente, la orden de condecoración a los líderes fascistas coincide en el Boletín Oficial del Gobierno de Burgos, a modo de autorretrato del nuevo Estado que se instalaría el 1 de abril de 1939, con una orden de suspenso de "empleo y sueldo" a una larga lista de maestros, símbolo del proyecto, el educativo, más ambicioso de la República y también de la feroz represión ejercida por la dictadura franquista. Los maestros de escuela, de hecho, fueron uno de los cuerpos profesionales más perseguidos durante la represión franquista. Un decreto de 8 de noviembre de 1936, firmado por Franco, apuntaba que era "necesario" una "revisión total y profunda en el personal de Instrucción Pública (...) extirpando así de raíz esas falsas doctrinas que con sus apóstoles han sido los principales factores de la trágica situación a la que fue llevada nuestra patria". Hasta 60.000 maestros fueron examinados ideológicamente durante la Guerra Civil y los primeros años de dictadura franquista.

La obra La financiación de la guerra civil española, reciente ganadora del Premio Nacional de Historia de España, del empresario y economista José Ángel Sánchez Asiain,  muestra al detalle las aportaciones económicas de Italia y Alemania al bando franquista durante la Guerra Civil.

Así, el ensayo muestra que más allá de la ayuda militar, el Estado italiano de Benito Mussolini había puesto a disposición 6.926 millones de liras. No obstante, en una negociación bilateral que concluyó el 8 de diciembre de 1940 la deuda quedó reducida a 5.000 millones de liras, el resto quedaba condonado.

En el caso de Alemania, el Estado nazi fijó la deuda contraída por el ejército franquista en 372 millones de marcos, incluyendo el coste de la Legión Cóndor, que los alemanes cifraban en 99 millones de marcos. No obstante, la dictadura de Franco y la de Hitler jamás llegaron a un acuerdo para calcular el importe de la deuda aunque sí que encontraron una solución política de entendimiento mutuo para demorar el problema firmado en 1941 que permitía a los alemanes hacer compras en España sin pagar su importe. "Y minerales, aceite y naranjas, entre otras cosas, fueron enviados a Alemania sin generar divisas para la economía española", apuntaba el autor de la obra José Ángel Sánchez Asiain.

Hitler Mussolini BOE by publico2013