Publicado: 10.03.2014 17:46 |Actualizado: 10.03.2014 17:46

Bárcenas pide por cuarta vez a Ruz que le deje salir de la cárcel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, ha pedido al juez instructor Pablo Ruz declarar voluntariamente y que le permita vivir, bajo arresto domiciliario, en su casa de 220 metros cuadrados que tiene en la calle Príncipe de Vergara 34 de Madrid. Es la sede social de sus empresas, implicadas en una trama millonaria de blanqueo que investiga el juez dentro de la trama Gürtel. Ruz investiga en otro sumario la presunta contabilidad B del PP.

Bárcenas se ofrece a colaborar voluntariamente en cualquiera de las dos causas. Según indica en una carta remitida al magistrado a la que ha tenido acceso Europa Press, Bárcenas pide que, tras ocho meses de encarcelamiento, le deje en libertad y cambie su situación por "otras que no acaben por convertirse en eternas", como podría ser el arresto domiciliario o también la obligación de presentarse diariamente en el Juzgado correspondiente, mañana y tarde si fuese necesario, precisa el extesorero 'popular.

"Sirva este escrito esencialmente como petición para que finalice mi situación de privación de libertad y adicionalmente como ofrecimiento para declarar voluntariamente en cualquiera de las dos piezas de este sumario, si su Señoría lo estimase de interés para el conjunto de la causa", indica Bárcenas.  

La misiva ha sido aportada a la causa por el abogado del imputado, Javier Gómez de Liaño. Aparece originariamente escrita a mano, con numeroso tachados, y se acompaña de una versión a máquina que resume la carta.

Bárcenas califica su situación de privacion de libertad como "desproporcionada" y asegura, entre exclamaciones, que "¡dura ya nada menos que 8 meses!". 

Se refiere, además, a los motivos por los que se decretó su ingreso en la cárcel.  

Así, especifica que se consideró como motivo para situarle en una situación que "con todo respeto" no alcanza "todavía a comprender", la posibilidad de que se fugara de España para eludir la acción de la Justicia. A este respecto argumenta que nunca "abandonaría" a su familia "para huir de España y ocultarme, si eso aún es posible, en algún otro lugar del mundo". "Mi riesgo de fuga es inexistente", pone de manifiesto.  

En cuanto a su capacidad de influir en otros imputados o testigos si estuviera en la calle, Bárcenas indica que no existe "ninguna referencia a que una acción de este tipo se haya producido o siquiera intentado" por su parte. "¿Qué beneficios podría yo obtener?", dice.

Sobre la destrucción de pruebas el extesorero del PP recuerda que el procedimiento "dura ya cinco años" y por tanto, "parece evidente que si alguna documentación hubiera querido destruir, estaría ya destruida".  

Bárcenas explica que es imposible que, en estos momentos, pudiera cometer nuevos delitos de fraude fiscal y blanqueo "sencillamente porque todos los datos están sobre la mesa".

El imputado se muestra sorprendido en su carta por el hecho de que el magistrado no haya citado a declarar al extesorero del PP Rosendo Naseiro.

"Por cierto que, con relación a los testigos, sí me sorprende y no lo considere su Señoría una digresión por mi parte, que habiendo citado yo profusamente al señor Naseiro, ninguna acusación haya mostrado interés en llamarle a declarar, aunque sólo fuese por la curiosidad de conocer por qué transfirió fondos de sus cuentas en Suiza a las mías", dice.  

Califica, además, de poco razonable que tener una parte de su patrimonio en cuentas de Suiza --"actualmente regularizadas y declaradas a la Hacienda Pública", precisa-- "sea motivo para estar siendo objeto de una medida tan extensa" como la que sufre.

En este sentido se pregunta cuantas personas que figuran en el sumario Gürtel dispone de cuentas en Suiza y cuantas, en comparación, se encuentran privadas de libertad.  

Bárcenas reitera su oferta de colaboración y afirma que no ha sufrido "ningún cambio psicológico" y, por ello, su comportamiento "en cuanto a colaboración con la Justicia" no va a modificarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha vuelto a pedir al juez del caso Gürtel en la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, su libertad en una carta manuscrita remitida al magistrado, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

Esta es la cuarta vez que el extesorero reclama su puesta en libertad desde que entrara en la prisión de Soto del Real (Madrid) el pasado 27 de junio por los delitos de blanqueo de capitales, cohecho y contra la Hacienda Pública, aunque todas sus peticiones han sido rechazadas por Ruz o por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

La carta manuscrita de Bárcenas reclamando su excarcelación llegó al juzgado de Ruz el pasado viernes acompañada de un escrito de su abogado, Javier Gómez de Liaño.

La última vez que se denegó su libertad fue el pasado mes de diciembre, cuando la sección cuarta de la Sala de lo Penal rechazó por segunda vez un recurso de apelación sobre este asunto ante la posibilidad de que Bárcenas tenga un "patrimonio oculto" en el extranjero que le permita fugarse a un país con difícil extradición.
Asimismo, la Sala entendió que se incrementaban los datos incriminatorios contra Bárcenas y recordó que se estaba a la espera de recopilar nuevas pruebas de peticiones de información a otros países, además de considerar que el imputado no estaba colaborando con la justicia, sino "justamente lo contrario".

Un mes después de esta decisión de la Sala, el 20 de enero, Bárcenas remitió al juez Ruz una carta escrita por él en la que adjuntaba unos documentos sobre la supuesta contabilidad B del PP que afectaban a su antecesor en el cargo, el también imputado Álvaro Lapuerta.