Publicado: 12.01.2016 11:18 |Actualizado: 12.01.2016 18:21

El BOE publica el cese de Mas pero no le agradece los servicios prestados

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, señala que el encuentro con el rey Felipe VI hubiera sido una "excelente oportunidad" para explicarle el proceso soberanista.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Artur Mas saluda al nuevo president de le Generalitat, Carles Puigdemont al término del pleno de investidura en el Parlament. - REUTERS

Artur Mas saluda al nuevo president de le Generalitat, Carles Puigdemont al término del pleno de investidura en el Parlament. - REUTERS

MADRID.- El Boletín Oficial del Estado (BOE) y el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) publican en sus ediciones de este martes el cese de Artur Mas como presidente de la Generalitat y el nombramiento de Carles Puigdemont, que le sustituye en el cargo.

El decreto de cese dice textualmente: "De conformidad con lo dispuesto en el artículo 67 del Estatuto de Autonomía de Catalunya, vengo a declarar el cese de don Artur Mas i Gavarró como Presidente de la Generalitat de Catalunya".

En contra de lo que es habitual, no se le agradecen los servicios prestados. Sorprende este hecho ya que incluso en 2009, el BOE y el Boletín Oficial del País Vasco publicaron el Real decreto por el que se establecía el cese de Juan José Ibarretxe como lehendakari y a quien agradecían los servicios prestados, habiendo sido éste quien presentó la Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi, también conocido como el 'Plan Ibarretxe'. 

Esta 'coletilla' también desapareció del decreto de cese de Gustavo de Arístegui como embajador en la India, publicado el pasado 19 de diciembre, después de que éste renunciase al puesto tras publicarse sus negocios como intermediador de contratos.

Ambos decretos para cesar y nombrar 'president' se basan en el artículo 67 del Estatuto de Autonomía de Cataluña y, en el caso del nombramiento, también en el 152.1 de la Constitución.



En el segundo decreto se nombra presidente de la Generalitat de Catalunya a don Carles Puigdemont i Casamajó, "elegido por el Parlamento de Catalunya en la sesión celebrada el día 10 de enero de 2016".

Sendos reales decretos, con fecha 11 de enero de 2016, son firmados por el rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El rey rubricó ayer ambas disposiciones cuando recibió la comunicación oficial desde el Parlament de Catalunya sobre la investidura del nuevo presidente de la Generalitat.

El BOE publica el cese de Artur Mas pero no le agradece los servicios prestados./ BOE

El BOE publica el cese de Artur Mas pero no le agradece los servicios prestados./ BOE

Puigdemont fue investido ayer en primera votación por mayoría absoluta con 70 votos a favor -62 de JxSí y 8 de la CUP-, dos abstenciones de la CUP y 63 votos en contra de Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí Que Es Pot y PPC.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, solicitó ayer mismo una audiencia con Felipe VI para trasladarle el resultado del debate de investidura.

La Casa del rey remitió entonces un mensaje al Parlamento catalán para pedirle que le transmitiera por escrito, en vez de personalmente, la comunicación oficial sobre la investidura del Carles Puigdemont. Finalmente, el trámite se formalizó a través de correo electrónico.

Carles Puigdemont tomará posesión esta tarde, y se convertirá en el 130 presidente de la Generalitat.

Forcadell sobre un encuentro con el rey

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha señalado que el encuentro con el rey Felipe VI hubiera sido una "excelente oportunidad" para explicarle el proceso soberanista.

En una entrevista este martes en Rac1 recogida por Europa Press, ha indicado que le hubiera gustado explicar al rey la pluralidad del Parlament, con una "mayoría soberanista que tiene la voluntad de sacar adelante el proceso" de forma democrática.

Ha explicado que los servicios de Protocolo del Parlament contactaron con la Casa Real para preguntar cómo debían comunicar al rey la investidura del nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y ha apuntado: "Nos pidieron que mandáramos la comunicación por escrito, no nos dieron ningún motivo".

Preguntada si es un error que Felipe VI no la haya recibido, Forcadell ha dicho que "estaba en su derecho" de recibirles o no, y ha recordado que este tipo de audiencias son una tradición pero no una obligación.

Ha apuntado que si se cumple la hoja de ruta hacia la independencia, es "la última vez" que el Parlament comunica al rey la investidura de un presidente catalán.

Felipe no ha recibido a ningún presidente de Parlamento autonómico

Felipe VI no ha recibido hasta la fecha a ningún presidente de una Cámara autonómica para cumplir con el trámite de recibir la comunicación formal sobre quién ha resultado investido presidente, aunque su padre sí acostumbraba a conceder audiencia a los representantes de los Parlamentos de Galicia, País Vasco y Catalunya tras unas elecciones autonómicas.

Se trataba de una deferencia con esas Comunidades Autónomas, pues ni en la Constitución ni en los Estatutos de Autonomía está escrito que el rey deba recibir en mano la comunicación formal de la investidura del presidente autonómico. Su obligación se limita a firmar el decreto de su nombramiento, y el de cese del presidente saliente. Desde que Felipe VI fuera proclamado rey en 2014, tan solo una de las tres comunidades históricas ha celebrado elecciones: Catalunya. 

Para Catalá el Rey ha cumplido "perfectamente" con su función

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha defendido este martes que el rey Felipe VI ha cumplido "perfectamente" con su función institucional de sancionar el nombramiento del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pese a no haber recibido en Zarzuela a la presidenta del Parlament de Catalunya, Carme Forcadell.

"Es una función material de recibir una propuesta y llevar a cabo la sanción real de un nombramiento. Por tanto, eso se ha cumplido"

"Es una función material de recibir una propuesta y llevar a cabo la sanción real de un nombramiento. Por tanto, eso se ha cumplido", ha defendido Catalá en declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso después de presentar sus credenciales como diputado electo el pasado 20 de diciembre.

El ministro de Justicia ha insistido así en que "el fin último de la intervención real se ha cumplido" y por tanto ha restado importancia a la polémica generada por la decisión de la Casa del rey de pedir al Parlament de Catalunya que mandara por escrito la comunicación de la elección de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Tampoco ha querido Catalá adentrarse en la polémica sobre la fórmula elegida para publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el cese del expresidente catalán Artur Mas y ha insistido en que Felipe VI ejerce "con altísima calidad" su función institucional "de moderación y arbitraje".

"Hago una valoración muy positiva de la función general de arbitraje y de moderación que ejerce la Corona en todo caso y en todo hecho", ha insistido, subrayando que este reconocimiento a la labor de la Casa del rey es "cotidiano" por parte de "todos los españoles".