Publicado: 18.02.2016 20:54 |Actualizado: 18.02.2016 23:30

Ciudadanos ya no cierra la puerta a votar sí a la investidura de Sánchez

Los negociadores de Rivera insisten en que aún no está cerrado el pacto de Gobierno con el PSOE, pero también dejan entrever que en toda negociación no hay "nada inamovible".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 4
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en una rueda de prensa. REUTERS/Susana Vera

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en una rueda de prensa. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- "No apoyaremos un Gobierno de Mariano Rajoy o Pedro Sánchez". Esta fue una de las frases más repetidas por Albert Rivera durante toda la campaña electoral previa al 20-D. Pero, a día de hoy, los miembros de Ciudadanos ya no la sentencian con la misma rotundidad, sino que dejan entrever,en algunas de sus declaraciones, que el "sí" a la investidura del líder socialista -el candidato propuesto por el rey, recuerdan- no tiene la puerta cerrada del todo. 

Aunque en un principio su postura se ha mantenido en la abstención como límite máximo de las negociaciones con el PSOE, ahora ya dejan, al menos, lugar para las dudas. "No descarto ir a la Luna, aunque en principio parezca improbable", suele repetir Rivera en sus últimas intervenciones públicas. Y en esa línea se muestran también algunos de los componentes del equipo negociador de Ciudadanos. 

El último en hacerlo fue el propio secretario general del grupo parlamentario de C's, Miguel Gutiérrez, que este miércoles aseguró en una entrevista en Antena 3 que, pese a que siguen manteniendo su postura de la abstención, en toda negociación, "no hay nada inamovible", dejó caer. El portavoz, Juan Carlos Girauta, también matizó esa posibilidad en ocasiones anteriores



Además, otros dirigentes del partido tampoco descartan el "sí" al 100%. Apenas quieren hablar de ese tema, pero renuncian a zanjarlo con rotundidad.  "Ahora estamos a otra cosa", se limitan a responder en las salas de prensa y también en los pasillos del Congreso. Pero admiten que tras esta "primera fase" en la que están inmersos y con la que buscan pactar con el PSOE medidas que conformen un "programa de Gobierno", podría llegar una "segunda" en la que se sienten a hablar de la forma en que se traduciría su apoyo el próximo 2 de marzo, cuando se celebre el pleno de investidura.

Incluso con el "sí" de los naranjas, Sánchez no sumaría apoyos suficientes para ser investido

¿Sí o abstención (o no)? Todo quedará supeditado, eso sí lo sentencian con rotundidad, a la firma de un acuerdo global que vaya más allá de los acuerdos parciales a los que ya han llegado con los socialistas. "Hemos avanzado mucho en los temas más sencillos, pero quedan los complicados", advierten fuentes de C's, que todavía se hacen de rogar. La intención es presionar al PSOE para que asuma la mayor parte de sus propuestas y, para ello, utilizan también el plazo limitado del que disponen teniendo en cuenta que Sánchez necesita de 4 días para consultar a las bases antes de la votación en el Congreso, los mismos que C's aprovechará para intentar convencer al PP de que permita "por activa o por pasiva" que Sánchez gobierne.  Y es que incluso con el sí de los naranjas, Sánchez no sumaría apoyos suficientes: sus 90 diputados, unidos a los 40 de C's no alcanzan la mayoría que necesita para ser investido

Pese a todo, ambas formaciones siguen buscando el pacto de Gobierno, no sólo de investidura, que sirva de hoja de ruta al futurible Ejecutivo socialista. Rivera ya ha marcado el próximo miércoles como fecha límite para llegar a ese 'acuerdo global'. "No se trata de un ultimátum ni de una amenaza, sino de un incentivo: el PSOE tiene una oportunidad e imaginamos que quiere aprovecharla. A ellos también les interesa", opina un diputado naranja. 

¿Entrada en el Gobierno?

En cualquier caso, lo cierto es que todo apunta a PSOE y C's están más cerca de un acuerdo que de una ruptura, al menos, según los propios mensajes de las ambas formaciones. En lo que respecta a Ciudadanos y una posible entrada en el Gobierno, los naranjas usan exactamente el mismo argumento que el de la abstención. Pero, mientras unos dejan la puerta abierta (el propio Rivera constata que siempre ha estado dispuesto a proponer "independientes" para que formen parte del Ejecutivo), otros consideran que incluso sería más cómodo para Ciudadanos que nadie de los suyos asuma cargos de responsabilidad. "De momento no lo hemos pedido, ni nos lo han ofrecido", aseguran fuentes conocedoras de las negociaciones.

En eso, Mariano Rajoy se le ha adelantado al PSOE al haber ofrecido una vicepresidencia a Rivera (también otra a Sánchez) en caso de que fuera él fuera el investido. Pero si en C's tienen algo claro en estos momentos es otra de las cuestiones que repiten día tras día: "Es a Pedro Sánchez a quien le toca intentar formar Gobierno", zanjan.