Público
Público

Las cloacas de Interior Villarejo y su cómplice también preso iban a dar ponencias sobre blanqueo en Panamá

El excomisario y su socio Rafael Redondo –encarcelados por blanqueo, cohecho y crimen organizado– están apuntados como "conferencistas" en el Foro Legal & Empresarial sobre Compliance que se celebrará el jueves en Ciudad de Panamá, donde expertos de varios países debatirán sobre lavado y evasión de capitales, paraísos fiscales y protección de datos.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 10
Comentarios:

El comisario José Manuel Villarejo, en una captura tomada de un vídeo.

No cabe duda de que son expertos en la materia. Pero que el excomisario José Manuel Villarejo y su socio, abogado y cómplice, Rafael Redondo, –ambos en prisión incondicional por orden de la Audiencia Nacional– se dispusieran a participar como ponentes en un foro internacional sobre blanqueo de capitales y paraísos fiscales en Ciudad de Panamá, parece de chiste.

Pero no es broma, no. Precisamente ese viaje a Panamá fue esgrimido por Villarejo ante el Juzgado de Instrucción Nº43 de Madrid para solicitar que se modificara la fecha de su citación para prestar declaración como investigado en la querella por injurias y calumnias que le ha presentado el también comisario jubilado Marcelino Martín-Blas, exjefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional y exmiembro de la comisión judicial que investigó el caso del pequeño Nicolás.

Tres piezas de equipaje y cinco días de estancia para asistir a una sola jornada de debates en Panamá

Un viaje –en billetes de clase business pagados por los organizadores cuyas copias adjuntó en el escrito al juzgado– del 20 al 25 de noviembre que le impedía declarar ante el juez el día 22 por la mañana, cuando había sido citado. Y una estancia de cinco días en el lujosísimo Trump International Hotel & Tower de la capital panameña, para la que podía llevar tres piezas de equipaje y en la que un solo día, el jueves, iba a participar en la jornada sobre Compliance –o "cumplimiento empresarial" de las normativas fiscales– organizada por Moncada Abogados y la compañía Solutions, con el apoyo de la Universidad de Salerno.

Así que Villarejo y Redondo –encarcelados el pasado día 5 bajo las acusaciones de cohecho, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal– habrían ilustrado a los asistentes al Foro Legal & Empresarial sobre Compliance empleando sus amplios conocimientos "sobre todo lo relacionado con blanqueo de capitales, la evasión, los paraísos fiscales, el crimen organizado, las nuevas tendencias regulatorias después de los Panama Papers, la protección de datos, la prevención de lavado de activos, las normas técnicas globales y las listas restrictivas de aplicación para empresas", tal como detalla la página web LegalToday.

Villarejo y Redondo tenían que ilustrar a "autoridades, detectives, forenses contables y abogados" sobre los delitos de los que ahora se les acusa

Villarejo y Redondo estaban convocados junto a notables "autoridades, agencias de detectives, forenses contables y despachos de abogados", de Suiza, Italia, España, Colombia y Perú, para debatir "sobre la prevención de riesgos legales empresariales, novedades en cooperación judicial y rastreo de bienes en el mundo, inteligencia corporativa, tendencias en responsabilidad penal de personas jurídicas, inhabilidades por soborno y corrupción transnacional, novedades en intercambio automático de información entre autoridades tributarias de EEUU, Suiza, Panamá y América Latina".

Un "espacio de reflexión" que será inaugurado por el procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, y el ministro panameño de Presidencia, Álvaro Alemán, y clausurado por el ministro de Justicia de Colombia, Enrique Gil Botero.

Tan destacado elenco de participantes impedía a Villarejo declarar ante el juez de Madrid sobre sus acusaciones contra Martín-Blas, del que afirmó –en declaraciones a El Confidencial– que "benefició" la situación judicial de los Pujol al
despreciar datos de "gran importancia" y de "gran valor probatorio"
; y que "no puso en conocimiento de la autoridad judicial ni de sus jefes superiores en la Policía
Nacional la información relevante sobre las investigaciones a los Pujol y que
sin embargo sí entregada copia a miembros del CNI".

Villarejo insiste en su versión de que los Pujol blanquearon 2.000 millones en Andorra, donde sólo tenían 4,5 millones 

Unas acusaciones vertidas por Villarejo contra Martín-Blas –igual que la de imputarle amenazas contra los hermanos Cierco, propietarios de la Banca Privada d'Andorra (BPA)– que el excomisario hoy preso utiliza para aducir una vez más que los Pujol blanquearon a través de bancos andorranos "casi 2.000 millones de euros". Una cantidad tan desaforada que, según expertos en finanzas consultados por Público, habría hecho tambalearse el sistema bancario de un país tan pequeño.

En realidad, lo que se detectó en la BPA a nombre de los Pujol ascendía a unos 4,5 millones de euros, en vez de las cantidades fabulosas que Villarejo consignaba en sus "notas informativas" internas, que hizo en papel sin membrete ni firma y luego filtró a periodistas afines. Al final el excomisario de Las cloacas de Interior acudió a un notario para declararse autor de esas notas internas y facilitarlas a los hermanos Cierco con la intención de ayudarles en su defensa y apoyar su querella contra Martín-Blas.

Y finalmente, va a tener que ser Villarejo quien dé explicaciones a la Justicia sobre el origen de su fortuna –de al menos 25 millones de euros, en las sociedades y propiedades afloradas–, así como de sus operaciones a través de paraísos fiscales... como Panamá. Un relato que sin duda sería de gran utilidad conocer para los que asistan al Foro Legal & Empresarial sobre Compliance.