Público
Público

Detenida en Bélgica una presunta etarra huida desde 1979

Natividad Jáuregui integró el 'Comando Vizcaya' que asesinó en 1981 a dos agentes de la Policía Nacional, dos efectivos de la Guardia Civil y dos miembros del Ejército

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Agentes por la Policía Judicial de Bélgica, en colaboración con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), han detenido este martes en Bélgica a la presunta miembro de ETA María Natividad Jáuregui Espina, según informó el Ministerio de Interior.

Jáuregui Espina, nacida en 1958 en San Sebastián (Guipúzcoa) y conocida con el alias de 'Pepona', ha sido arrestada sobre las 18.30 horas en la localidad belga de Gante. Contra ella había dictada dos Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE) cursadas por la Audiencia Nacional. Entre ellas figura una emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 1 por un delito de asesinato, y otra por el Juzgado Central de Instrucción número 5 por un delito de terrorismo. Además, el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional dictó contra ella en 2004 una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión por un delito de atentado contra la autoridad.

La presunta etarra está considerada miembro 'liberado' del Comando Vizcaya entre enero y julio de 1981 y responsable, junto con el resto de sus integrantes, de diversas acciones terroristas en las que fallecieron dos agentes de la Policía Nacional (entre ellos un subcomisario), dos efectivos de la Guardia Civil y dos miembros del Ejército (un teniente coronel y un teniente de Artillería). En concreto, se le relaciona con el asesinato de un subcomisario del Cuerpo Superior de Policía en marzo de 1981 en el barrio bilbaíno de Deusto a quien dispararon a bocajarro en la nuca.

El mismo comando Vizcaya atentó en abril de 1981 contra un convoy de la Policía Nacional en el túnel de Begoña en Bilbao y acabó con la vida de un policía y dejó heridos graves a otros dos agentes. Un mes después, hizo explotar un potente artefacto explosivo en la cuneta de una carretera de Lemona (Vizcaya) que alcanzó a una patrulla de la Guardia Civil y que causó la muerte a dos agentes. En junio del mismo año, el mismo comando disparó con una ametralladora contra una patrulla de la Guardia Civil en Bilbao provocando heridas graves a varios agentes. Por este atentado, el Juzgado Central de Instrucción número 1 dictó una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) por un delito de terrorismo. Un mes después, junto con otros dos terroristas del comando, acabó con la vida de un teniente de Artillería en Baracaldo (Vizcaya), al que dispararon con una ametralladora cuando estaba en el interior de un establecimiento de su propiedad.

Su presencia en Bélgica, según ha informado el Ministerio de Interior, obedece a una estrategia de deslocalización diseñada por la dirección de ETA para facilitar que sus miembros eludan la acción de la justicia. Así, con anterioridad a la detención de este martes, fueron arrestados otros integrantes de la banda como Ventura Tomé Quiroga. Éste fue capturado en octubre de 2011 en una operación en la que también fue arrestado Xabier Agirre. Un año antes, el detenido era Luis María Zengotitabengoa, quien tenía en vigor una orden de detención por su relación con el intento de transporte de explosivos de la banda a Portugal.

Bélgica fue uno de los primeros países en extraditar a presuntos miembros de ETA, aunque ha mantenido también varios litigios con las autoridades españolas cuando éstas le han reclamado la entrega de supuestos terroristas. En todo caso, la presión de las fuerzas de seguridad ha forzado en los últimos tiempos a los militantes de ETA a explorar escondites más allá del sur de Francia y eso les ha obligado a desplazarse cada vez más al norte de Francia y países vecinos, como Bélgica.