Público
Público

XVIII CONGRESO NACIONAL DEL PP Dos militantes del PP manchego anuncian su dimisión tras el "pucherazo" de Génova con la enmienda 'antiCospedal'

Rogelio Pardo y Pedro García Hidalgo consideran "poco democrático" el sistema de votación a mano alzada que ayer tumbó, por apenas una treintena de votos, la propuesta de limitación de acumulación de cargos presentada por Francisco Risueño.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6
Comentarios:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, durante una de las votaciones del inicio del XVIII Congreso nacional del PP. | JAVIER LIZÓN (EFE)

El "aburrido" Congreso Nacional del PP se ha transformado en "polémico". Dos militantes manchegos han anunciado hoy su dimisión tras denunciar el "pucherazo" de Génova con la llamada enmienda antiCospedal.

La propuesta de Francisco Risueño, del PP de Cuenca, para limitar la acumulación de cargos y evitar, así, que una persona pueda ser a la vez ministra de Defensa, secretaria general del PP y presidenta del PP de Castilla-La Mancha, fue tumbada por una diferencia de apenas una treintena de votos entre síes y noes.

Este sábado, tanto Risueño como Rogelio Pardo y Pedro García Hidalgo se han rebelado contra el sistema de votación a mano alzada que consideran "poco democrático". 

Pardo ha enviado un correo electrónico al PP de Castilla-La Mancha, de cuyo Comité Ejecutivo formaba parte, para presentar su dimisión y denunciar lo que considera un "auténtico pucherazo". y un "fraude democrático". "Creo firmemente que los afiliados y el PP se merecen tener unos dirigentes que respeten la soberanía y la voluntad de las bases y considero que maquillar los resultados atenta contra los pilares fundacionales de nuestro partido", reza el texto. 

Horas después, Pedro García Hidalgo anunciaba en Twitter que seguiría sus pasos. "Coherencia de Rodrigo Pardo. Yo también anunciaré mi dimisión", escribió en la red social.

Según García Hidalgo, la votación de ayer de la enmienda "no se realizó conforme a unas normas democráticas normales" y ya las elecciones a compromisarios en Cuenca "fueron poco transparentes y democráticas".

"Recontar los votos a ojo por parte de la Mesa creo que no es algo mínimamente democrático, entonces prefiero dejar el cargo de vocal en el Comité Ejecutivo Regional", ha señalado García Hidalgo, también del PPCLM.

No obstante, ha señalado que como afiliado seguirá trabajando en el partido, "para intentar que cambien las cosas que creo que no se hacen bien".

También va a seguir como concejal en el Ayuntamiento de Cuenca, gobernado por el PP, en el que es el responsable de las áreas de Seguridad y de Servicios a la Ciudad, porque en su dimisión no tiene por qué afectar al trabajo que realiza en el Consistorio.

Rogelio Pardo, por su parte, ha sido senador, diputado en las Cortes de Castilla-La Mancha, portavoz del PP en la Diputación Provincial de Cuenca, alcalde de Minglanilla (Cuenca) y delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Cuenca mientras Cospedal era presidenta de la comunidad autónoma.

Petición de los vídeos de la votación

El autor de la enmienda en cuestión y concejal del PP de San Clemente (Cuenca) no ha dimitido, pero sí ha anunciado que pedirá los vídeos de la votación, ya que, a su juicio "lo que sucedió pone en duda la legitimidad", ha proclamado, para añadir que Mariano Rajoy debería "tomar nota" de lo que ha pasado.

Risueño asegura que había muchos más compromisarios votando que el total ofrecido por Génova

Risueño ha indicado que la dirección del partido "filtró" a la prensa ese resultado que no comunicaron al plenario, algo que ha atribuido al temor del "aparato" a ser "abucheados" allí mismo porque durante la votación no había "700 personas" sino "alrededor de 2.000 personas".

"El recuento lo hace el aparato del partido. Si el aparato del partido dice que ganaron la votación por 25 votos, no voy a decir lo contrario porque no tengo datos, pero voy a pedir los vídeos porque había cuatro cámaras de televisión ahí dentro", ha afirmado, para añadir que con los medios técnicos actuales se puede saber cuántos votos hubo a favor de su enmienda y cuántos en contra.

El edil del PP ha afirmado que sólo por Castilla-La Mancha había "más de 800 compromisarios" dentro del plenario y que en el "gallinero" también estaban sentados delegados de Galicia, Castilla y León y Madrid que fueron "favorables" a su enmienda. Por eso, ha puesto en duda que Cospedal "solo tuviera 328 votos" que le permiten que pueda acumular cargos.

Génova se defiende

La reacción de la cúpula dirigerente del PP ha sido básicamenente la indiferencia. El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, ha dicho que hay  que acostumbrarse a que a veces", en su partido, salgan resultados por 25 votos, como el que ayer cuestionó la acumulación de cargos por dirigentes.

Lo cierto es que hay dirigentes como el presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno, que considera que existe "división" en el partido sobre la compatibilidad de cargos, pero Maillo ha negado que sea así.

Lo que se dio ayer fue una votación que hay que enmarcar en "la normalidad", según Maíllo. Según sus palabras, "lo que no puede ser es que si el PP no vota, se diga que es un partido cerrado; y si vota, que no es democrático".