Publicado: 29.10.2015 14:44 |Actualizado: 29.10.2015 19:48

Dimite el número 2 de Podemos en Castilla y León tras difundirse que fue condenado por abusar de una niña

La víctima ha publicado una carta en la que niega haber sufrido abusos y se muestra indignada por la publicación de la noticia. Pedro de Palacio fue condenado en 2002 a un año de terapia cuando tenía 17 años. Los hechos sucedieron cuanto tenía 14 años. 

Publicidad
Media: 2.57
Votos: 21
Comentarios:
Pedro de Palacio. Twitter personal.

Pedro de Palacio. Twitter personal.

MADRID.- El número 2 de Podemos y procurador burgalés Pedro de Palacio ha dimitido de todos sus cargos en la formación y abandonará su escaño en las Cortes de Castilla y León, según ha confirmado el secretario general del partido y portavoz en el Parlamento autonómico, Pablo Fernández.

De Palacio ha presentado su renuncia, aceptada por Fernández, tras conocerse que el procurador fue condenado en 2002 cuando era 17 años por abusar de una niña a la que triplicaba la edad. Fuentes próximas al partido aseguran que De Palacio desconocía esta sentencia ya que los padres prefirieron mantenerlo al margen del litigio. 

La víctima de los abusos ha remitido una carta a los medios de comunicación en la que niega ser víctima de estos abusos y donde señala que "nunca" ha "dejado de tener con Pedro de Palacio una relación afectuosa y sana en el marco de nuestra vinculación familiar" y que la condena judicial se produjo en "un contexto de divorcio" de sus padres "que fue altamente conflictivo".



"Muchos de los detalles de estos procesos fueron resultado de las tensiones existentes, llegando a producirse distorsiones de la realidad, como en el caso del que se trata en este escrito, pues, tal como he indicado ya, los hechos a los que hace referencia Okdiario jamás tuvieron lugar. Cualquier familia que haya pasado por un proceso de divorcio entenderá lo desagradable que resulta ver estos asuntos tratados en los medios", escribe la joven.

Asimismo, la víctima de los presuntos abusos señala que "la sentencia judicial se basa en el relato de los hechos de una menor, que en aquel momento sufría la tensión de la ruptura familiar anteriormente referida, y que es lamentable que un medio de comunicación recurra a la misma para tratar de manchar el honor de una persona a la que aprecio y con la que mantengo una buena relación". 

"Para finalizar, comprenderán la indignación que me produce que por el hecho de que un familiar mío haya decidido implicarse en un proyecto político concreto, haya medios de comunicación que sin el menor escrúpulo acosen y persigan a su entorno familiar generando un daño incalculable, al publicar injurias y afirmaciones pese a estar advertidos de que las afirmaciones no son ciertas, utilizando recursos que por generarse en el marco de actuaciones judiciales sobre menores, deberían tener el mayor de los cuidados en cuanto a su divulgación", concluye la misiva remitida por la joven.