Publicado: 27.10.2014 23:44 |Actualizado: 27.10.2014 23:44

Podemos inicia el último trámite para aupar a Iglesias a la Secretaría General

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pablo Iglesias se ha consolidado como líder indiscutible de Podemos, si es que aún había dudas. En apenas una semana ha logrado el reconocimiento a su figura como cabeza de la formación en el encuentro en Vistalegre, y se ha ganado el apoyo del 80% de los votantes de la primera fase de la Asamblea Ciudadana a su modelo de partido. Así las cosas, el último trámite para auparlo a la Secretaría General de la formación comenzará este viernes, cuando el equipo técnico habilite los formularios para presentar candidaturas a los cargos orgánicos que ha adoptado Podemos.

Entonces, los casi 210.000 inscritos en la formación podrán presentarse como candidatos a tres órganos del partido: el Consejo Ciudadano (la dirección, 62 plazas), la Comisión de Garantías Democráticas (10 plazas, cinco de ellas juristas), y la Secretaría General.

Este lunes, Carolina Bescansa, del equipo de trabajo de Iglesias, aseguraba tras la publicación de los resultados de las votaciones sobre los documentos ético, político y organizativo a asumir por Podemos que no ha aclarado con Iglesias si este se postulará o no a dirigir la formación, pero las declaraciones del también profesor de la complutense no dejan lugar a dudas. A no ser que haya sorpresas de última hora, previsiblemente Iglesias formalizará su candidatura antes del sábado 8, cuando se celebrarán los debates entre los distintos aspirantes, para después ser avalado por los ciudadanos entre el 10 y el 14 de noviembre, cuando tendrán lugar las votaciones. El día 15 de noviembre la formación anunciará los resultados, e Iglesias se verá legitimado para nombrar su Ejecutiva (Consejo de Coordinación, 10-15 personas), y posteriormente deberá dejar su escaño en el Europarlamento para pasar a liderar el partido desde Madrid.

Como explica a Público Lucía Ayala, del equipo técnico, para presentar una candidatura, sea esta de equipo o individual, bastará con contar con el aval de un círculo de Podemos. A través de un formulario especial, los interesados podrán elegir a qué órgano del partido desean postularse, y cada círculo podrá avalar hasta un máximo de dos personas o equipos.

Los grupos podrán ser de hasta 62 personas si estas concurren al Consejo Ciudadano, compuesto por un total de 81 personas, entre ellas 17 líderes autonómicos y el propio secretario general, y de 10 personas si concurren a la Comisión de Garantías. Todas las listas serán abiertas, se votará por personas y no por grupos, y cualquier ciudadano inscrito podrá participar de forma telemática o presencial, a través de los distintos círculos.

Según el calendario del equipo técnico, la presentación de candidaturas debería haber comenzado a las 00.00 horas del martes, pero Ayala explica que no han podido cerrar esta cuestión "hasta no saber qué documento organizativo era el más votado".

Cuestionada sobre las dimensiones que puede tener este proceso, teniendo en cuenta que existen cerca de mil círculos, y que cada uno puede avalar hasta a dos equipos de 62 personas, Ayala responde que "nunca se sabe cuántos se presentarán", y asegura que animarán a los círculos a que avalen candidatos, en línea con el espíritu que hasta hoy ha guiado a la formación.

Este lunes, tras la presentación de los resultados que han legitimado el modelo de Iglesias y Bescansa, esta última ha asegurado que los documentos no serán compartimentos estancos, y que los inscritos en Podemos podrán plantear los cambios que consideren oportunos.

Preguntada al respecto, Ayala explica que efectivamente "se va a poner en marcha la maquinaria según los más votados, pero no son fijos de por vida. El modelo contempla que los ciudadanos y los círculos planteen cambios. Cualquier cosa se puede modificar, esto depende de la ciudadanía", aclara.

Por otra parte, Bescansa ha sacado pecho este lunes porque los principios éticos del modelo de Iglesias, ya adoptados por la formación, son a su juicio los más exigentes del sistema democrático español. El compromiso ético establece limitaciones salariales, revocabilidad permanente de los cargos -incluido el secretario general-, así como limitaciones de mandatos, obligaciones en materia de transparencia y que la Asamblea Ciudadana tome las decisiones "esenciales" para la formación; ideas y mecanismos que de verse realmente llevados a la práctica marcarán una diferencia evidente entre Podemos y lo que ellos llaman "partidos de la casta".

Desde el comienzo del primer encuentro presencial en Vistalegre, el 18 de este mes, Podemos ha pasado de contar con 132.000 afiliados hasta casi 210.000, superando al Partido Socialista, que cuenta con cerca de 200.000, aunque estos últimos sí pagan cuotas, a diferencia de los "inscritos" en Podemos, como la formación prefiere denominarlos.


http://www.quoners.es/q/voto-internet