Público
Público

Los jueces ponen fecha límite a las 'bombas' de Torres

Señalan que el imputado no puede aportar los correos sobre Urdangarin, la infanta, la princesa Corinna o el rey  cuando "caprichosa e interesadamente le venga en gana"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia de Mallorca, en el mismo auto que suspende las imputaciones del juez José Castro contra la infanta Cristina, ordena al instructor poner una fecha límite a Diego Torres, el exsocio de Iñaki Urdangarin, para entregar todos los correos electrónicos que estime necesarios para su defensa o para la incriminación de otros imputados.

Los magistrados tratan de ese modo de frenar la entrega controlada de tandas de mails que ha realizado Torres y su abogado, Manuel González Peeters, tratando de demostrar la intervención en el caso de Urdangarin, la infanta Cristina, y otros miembros de la Casa Real que iba desde el propio rey a los asesores Carlos García Revenga o el conde de Fontao, además de la princesa Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, compañera del rey en la cacería de elefantes en Botswana en la que se rompió la cadera.

Los jueces de Palma destacan que es lícito e incluso obligado esa entrega de mails --conocidos como 'bombas' por su explosivo contenido--,  'pero no a su voluntad y cuando caprichosa e interesadamente le venga en gana, o a su interés, siendo ese imputado quien marque o fije a su antojo el iter procesal'.

Entienden que debe atender al requerimiento judicial de entregar todos los correos que todavía tenga en su poder de una vez y antes de una fecha improrrogable, y a partir de ahí que el juez instructor estudie su pertinencia y decida de forma definitiva sobre la posible imputación de la infanta en relación a las actividades Nóos.