Publicado: 14.04.2015 23:50 |Actualizado: 15.04.2015 06:42

Madrid celebra el aniversario de la República: "Borbones, a las elecciones"

La "ambigüedad" de Podemos sobre el modelo de Estado ha sido criticada por los partidos asistentes a la manifestación. "Intentan quedar bien con Dios y con el diablo” incidía el coordinador federal de IU.

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 18
Comentarios:
Manifestación en Madrid "Por la tercera República". /AGUSTÍN MILLÁN

Manifestación en Madrid por la tercera República. /AGUSTÍN MILLÁN

MADRID.-Han participado menos personas en la manifestación que otros años, pero había más jóvenes. Todo un colectivo que ha recorrido la calle Alcalá de Madrid, desde Cibeles hasta la Puerta del Sol. De esta manera se ha celebrado el 84 aniversario de la II República, en una jornada organizada por la Coordinadora Republicana de Madrid en la que también han participado organismos como la Junta Estatal Republicana y partidos como Izquierda Unida, EQUO o el Partido Comunista de España.

El tema principal ha sido, un año más, la autodeterminación de los pueblos, aunque Podemos y su indecisión respecto a este tema también ha protagonizado bastantes declaraciones. “Es cierto que este año parece que hay menos gente, quizás por el fútbol, pero el sentimiento y el número de gente republicana no varía” declaraba Agustín Ríos, de la Coordinadora Republicana de Madrid.



Se palpa el ambiente electoral y quizás por ello una de las preguntas clave es: “¿Pero entonces Podemos qué dice, República sí o República no?”. Miguel Ángel Caballero, que forma parte del único círculo de esta formación que ha participado en la manifestación, el de Fuencarral-El Pardo, explicaba: “Los compañeros y yo hemos decidido de forma asamblearia estar aquí, y nos parece muy mal que desde la dirección general y la dirección de Madrid no se hayan pronunciado”. “Se está enfocando todo a las elecciones y se están olvidando los movimientos sociales, sin hablar del agravante de que se vaya a reunir con el rey”, añadía.

Así lo señala al periódico Público el actual coordinador federal de Izquierda Unida Cayo Lara, acompañado del exeurodiputado Willy Meyer: “Tanto el bipartidismo como la ambigüedad de otros no están haciendo posible esa mayoría necesaria para que se pueda hacer un referéndum que pregunte al pueblo qué quiere”. “Aquí o se es republicano o se es monárquico, no vale esa figura intermedia que algunos ambiguamente están teniendo, no se puede plantear una democracia real sin que sea republicana; intentan quedar bien con Dios y con el diablo” incidía. Lara critica que Podemos vaya a reunirse con el rey en el Parlamento Europeo próximamente: “Yo me reuní con el anterior monarca, sí, pero para decirle que no tenía que abdicar sino proponer al Gobierno un referéndum y que el pueblo hablara”.

"En el siglo XXI los juegos de tronos se han acabado y es tiempo de que el pueblo elija"

Aunque también han tenido unas palabras directas para Podemos y para el bipartidismo los demás grupos. Por ejemplo, el líder de Equo, Juan López Uralde: “Nosotros pensamos que en el siglo XXI los juegos de tronos se han acabado y es tiempo de que el pueblo elija”. “No se puede seguir defendiendo la monarquía a la vez que un cambio político o de Estado real, por eso nosotros apostamos por una República Ciudadana, donde la gente sea protagonista”.

Otras de las cabezas visibles de la manifestación ha sido el actual Secretario General del PCE, José Luis Centella: “Si Podemos en este momento no entiende que la República es algo importante para muchos miles de españoles, tendrán que dar cuenta ellos y asumir la responsabilidad de no ser coherentes con lo que mucha gente piensa”, declaraba para este diario. “Nosotros seguimos reivindicando que el pueblo español se pueda manifestar sobre la forma de Estado” señalaba. “Se ha pretendido renovar la monarquía cuando no tiene renovación posible por definición y, por tanto, este año más que nunca tiene sentido estar aquí y defender la República”.

Las diferentes voces de la manifestación

“Urdangarín, a trabajar al Burger King. Marichalar, a trabajar al Ahorramás. Leonor, de cajera del Hipercor”. Esas han sido algunas de las consignas más originales que se han podido escuchar este año, al paso de la procesión realizada por la Cofradía del Santo Coño. Una de sus portavoces se posicionaba: “Hemos participado porque pensamos que la Familia Real es patriarcal, por no hablar de que nadie les ha elegido para estar ahí”.

“Se huele una segunda transición en este país, pero sin incluir una III República todo será papel mojado”

Había muchos jóvenes en la manifestación. Uno de ellos era José Chamorro, de 23 años: “El derecho de autodeterminación de los pueblos es algo básico en una democracia moderna”. Según dice, “no se trata tanto del presupuesto que se gasta para mantener a la Casa Real o el que se gastaría con la República, se trata del derecho a decidir”. En el otro extremo de edad se encuentra Lola Val, de 64 años y simpatizante del Partido Comunista de Madrid: “Se huele una segunda transición en este país, pero sin incluir una III República todo será papel mojado”. Para ella no había suficiente gente joven en la protesta, y cree que todo se está centrando en las elecciones sin profundizar en la problemática del modelo de Estado.

“Hasta que no se produzca una completa unión de la izquierda en este país no se conseguirá nada”, explicaba Rubén San Isidoro Martínez, de 19 años y estudiante en la Universidad Rey Juan Carlos. “Está genial que cada vez haya más gente joven en estas reivindicaciones”, añadía este simpatizante de IU. Otro manifestante de la misma edad, Luis Miguel Sánchez, se quejaba por la situación que les ha tocado vivir a los jóvenes de este país: “Estoy aquí porque somos la futura mano de obra barata en España, y la monarquía actualmente representa a la patronal”.

Y es que mucha gente considera que el reciente recambio de monarca no ha implicado un cambio real. Así, nos encontramos en la manifestación a la familia Herranz, cuyos miembros siempre acuden juntos: “Lo más importante es defender una república socialista y no una como las que actualmente hay en Francia o Italia”. “No se trata de que se cambie al rey por un jefe de Estado, sino de que haya un cambio real, un cambio de sistema”, concluyen.