Publicado: 10.09.2015 20:34 |Actualizado: 10.09.2015 22:25

Mas aboga por la "total recuperación nacional" de Catalunya que reivindicó el Parlament en 1980 por unanimidad

En su mensaje institucional con motivo de la Diada del 11 de septiembre, el president de la Generalitat proclama que las elecciones autonómicas cuya campaña empieza ese mismo día "no son iguales, en el fondo, que las que se han ido celebrando desde 1980" porque "así lo ha pedido persistentemente un elevado número de ciudadanos de nuestro país"

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante su intervención.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante una comparecencia.

BARCELONA.– El president de la Generalitat, Artur Mas, ha abogado en la víspera de la Diada por la "total recuperación nacional" de Catalunya, al recordar la primera ley aprobada por el Parlament hace 35 años, y votada unánimemente por todos los partidos políticos, que establecía el 11 de septiembre como "Fiesta de Catalunya (...) al retomar su camino de libertad", expresando literalmente esa "esperanza" de recuperar la nación catalana.

En un mensaje institucional muy esperado porque es la primera Diada que coincide con el inicio de una campaña electoral –la de las autonómicas del 27S que Mas y el líder de ERC, Oriol Junqueras, han querido convertir en "plebiscitarias" sobre la independencia–, el president ha subrayado una y otra vez que en los últimos años se han producido enormes manifestaciones reclamando la soberanía y el derecho a decidir de Catalunya:

"Habrán sido cuatro años de muchísima gente en la calle. Siempre hay que tomar nota de la voz de la ciudadanía, pero cuando esta voz es persistente y constante, a pesar de que algunos quieran seguirla ignorando, su reclamo se hace inaplazable. Entonces, ningún representante institucional, ningún demócrata, puede obviar este clamor pacífico y tiene la responsabilidad de encontrar la forma para que pueda expresarse democráticamente. Que sea, pues, el mandato democrático el que marque el futuro de la nación".



"Me parece grave que se menosprecie, se tergiverse e incluso se ofenda la voluntad de voto de muchos catalanes"

Mas también ha querido subrayar la legitimidad de lo que decidan los catalanes en las urnas, así como denunciar que tanto el Gobierno como los grandes partidos españoles se niegan a permitir que se convoque una consulta popular sobre el futuro y la soberanía de Catalunya, precisamente recordando aquella primera ley catalana tras el fin de la dictadura y la recuperación de la democracia:

"Lo quiero recordar porque me parece grave que hoy en día, apelando a la Constitución y al espíritu del 78, se menosprecie, se tergiverse e incluso se ofenda la voluntad de muchos catalanes por votar para decidir el futuro político del país; y se niegue de una manera tan interesada como chapucera nuestra condición de nación. Me parece oportuno recordarlo porque entonces, hace 35 años, todas las tendencias políticas de nuestro Parlamento, con el recuerdo aún vivo de la oscuridad de muchos años de dictadura, no tuvieron problemas en reconocer lo que hoy sus sucesores están negando".

Con aquella ley, en 1980, "el Parlamento que había elegido el pueblo de Catalunya, después de 40 años de dictadura y opresión, manifestaba la esperanza de una total recuperación nacional y hacía explícito que un Parlamento tiene que sancionar aquello que la nación muy mayoritariamente ya ha asumido", ha afirmado Mas.

"Sabéis que mi voluntad ha sido, desde el inicio, la de encontrar la mejor forma para que la gente pueda manifestar de forma clara e inequívoca su voluntad sobre el futuro político de Catalunya. Las instituciones del Estado, y especialmente el Gobierno del Estado, no han querido hacerlo posible de ninguna forma. De hecho, no han querido ni hablarlo. Queda, por tanto, el único instrumento que no nos pueden prohibir: unas elecciones al Parlamento de Catalunya", ha continuado su discurso.

"En vuestras manos está la fuerza y el instrumento que marcará el futuro político de esta nación: el voto"

Por todo ello, Mas ha argumentado que las autonómicas del 27S, "que en la forma son iguales a todas las que se han ido celebrando desde 1980, no lo son en el fondo. Y no lo son porque así lo ha pedido persistentemente un elevado número de ciudadanos de nuestro país. Ahora, finalmente, la voz a través del voto llega a todo el mundo. A cada mujer y a cada hombre de este país y a cada joven de este país. En sus manos, en vuestras manos, está la fuerza y el instrumento que marcará el futuro político de esta nación: el voto".

El president también ha pedido "un debate sereno en estas elecciones. Vivamos con normalidad la riqueza democrática que supone tomar decisiones en las urnas, confrontemos opiniones, presentemos propuestas, debatámoslas. No rehuimos las diversas opciones que enriquecen y seguirán enriqueciendo este país".

Igualmente, ha llamado a aceptar las decisiones mayoritarias, sin precisar si hablaba de votantes o de escaños:

"Y una vez la gente haya hablado a través del voto, asumamos todos la decisión de la mayoría. Y a partir del día siguiente, sea cual sea la decisión, la concordia y la voluntad inequívoca de ser un solo pueblo tienen que seguir siendo el norte que guíe nuestro futuro colectivo. Las elecciones se pueden perder o se pueden ganar pero el futuro lo tenemos que ganar los 7,5 millones de hombres y mujeres de Catalunya".

El mensaje institucional ha terminado con un llamamiento de solidaridad con los refugiados que huyen de las guerras en Oriente Próximo:

"Una Diada que, una vez más, muestre al mundo una Catalunya con su mejor cara: convivencial y abierta, culta y cívica, comprometida con la justicia, amante de la libertad y sensible y solidaria con el sufrimiento y las esperanzas de tantas personas que se ven forzadas a cruzar en este momento el puente del mar azul mediterráneo, huyendo de la guerra y de la barbarie, en busca de un mundo más digno y mejor".