Publicado: 11.12.2014 14:28 |Actualizado: 11.12.2014 14:28

El ministro del Interior saca pecho por su 'ley mordaza'

Jorge Fernández Díaz reta a los críticos con la Ley de Seguridad Ciudadana a que le expliquen “qué derecho o qué libertad se ve restringida con esta ley”. El PSOE denuncia "el programa oculto" del G

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Horas antes de que el pleno del Congreso debata y, seguramente, apruebe la Ley de Seguridad Ciudadana, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido con uñas y dientes el proyecto legislativo impulsado por su Ministerio. "Están diciendo que es una Ley que restringe derechos y libertades. Quiero que alguien de los que la critica me diga un derecho o una libertad que esta ley restringe respecto a la ley vigente", ha espetado el ministro, que ha señalado que aquellos que critican esta ley lo hacen desde "la ignorancia" y la "mala fe".

El ministro también se ha vanagloriado de que España es el séptimo país más seguro del mundo, según datos de la ONU, y ha señalado que la nueva ley permitirá a España mantener esta posición "en mejores condiciones". Asimismo, ha lanzado un dardo envenenado al PSOE insinuando que sus críticas hacia este proyecto son una venganza por las críticas que despertó la Ley de Seguridad Ciudadana, que trató de aprobar el Gobierno de González hace 23 años y que fue calificada como "ley de patada en la puerta".

Por último, el ministro también ha señalado que "sólo los violentos" pueden temer a este ley. "Violentos como los que ayer apuñalaron a un hincha del PSG en Barcelona", ha asegurado Fernández Díaz, que considera que "los pacíficos pueden estar tranquilos".

Minutos antes de que atendiera a los medios Fernández Díaz, Ximo Puig, secretario de reformas democráticas del PSOE, ha atendido a los medios para denunciar que el Partido Popular está aprovechando la crisis para llevar a cabo "su programa oculto". "No es la crisis. Se trata de la derecha. Es la ideología de la derecha", ha denunciado Puig, que ha vuelto a denunciar que el PP está incumpliendo todas sus promesas electorales.
De esta manera, Puig también ha calificado la Ley de Seguridad Ciudadana como una "ley mordaza completamente innecesaria" que lo que persigue es "poner a los ciudadanos en el disparadero". "No hay ninguna necesidad de esta ley. Crea confusión y amenaza a los ciudadanos que protestan pacíficamente contra la acción del Gobierno", ha sentenciado.