Publicado: 16.09.2015 16:25 |Actualizado: 16.09.2015 17:02

Muriel Casals: "Me gustaría tener a la CUP de nuestro lado pero aplaudo el sentido de su estrategia política"

La profesora universitaria y expresidenta de Òmnium Cultural se presentará a las elecciones catalanas como número tres de la lista unitaria Junts pel Sí (CDC y ERC).

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
La economista Muriel Casals es la número tres de la lista unitaria Junts pel Sí. / ROGER XURIACH

La economista Muriel Casals es la número tres de la lista unitaria Junts pel Sí. / ROGER XURIACH

BARCELONA.- Muriel Casals (Aviñón, Francia, 1945) es economista pero ha desarrollado toda su trayectoria como profesora universitaria. En 2010 fue escogida presidenta de Òmnium Cultural, cargo al que en julio de este año renunció para convertirse en la número 3 de la lista unitaria Junts pel Sí, pactada por CDC y ERC con la sociedad civil y liderada por el exeurodiputado de ICV Raül Romeva. Casals recibe a Público en la ajetreada sede electoral de JxSí.

¿Cómo es ser candidata por primera vez a los setenta años?

Es un poco raro, ¿verdad? ¡En lugar de jubilarme! Por suerte tuve una relación de amistad con la novelista y dramaturga Maria Aurèlia Capmany, que hizo política cuando fue mayor [regidora en el Ayuntamiento de Barcelona y miembro de la Diputació en los ochenta], y ella siempre decía que el mejor momento para dedicarse a la política es cuando una ya es mayor y se siente muy libre, porque en ese momento ya no está esperando hacer méritos, solo debe portarse bien.

¿Qué balance hace de la campaña hasta el momento?

Es apasionante. Viajamos por pueblos y ciudades catalanas y nos encontramos con gente ilusionada, contenta. En Catalunya había una demanda muy grande de unidad. El paso que vamos a hacer es muy grande y solo se puede hacer bien si se unen bastantes fuerzas. No se han unido todas las fuerzas del soberanismo, pero sí lo han hecho dos grandes (CDC y ERC) y esto provoca mucha alegría entre la gente.



¿Cómo está siendo el día a día de una candidatura tan heterogénea? ¿Qué grado de sintonía y reparto de roles hay entre los cinco primeros candidatos por Barcelona?

En mi caso, como he sido profesora toda la vida, mi rol es más de argumentar, explicar... Me siento capaz de desarrollar un tema, pero no tengo dotes de mitinera, esa es la verdad.

Me ha parecido intuir en lo que llevamos de campaña a un Junqueras irónico y confiado. A Forcadell y a usted, históricas y pedagógicas. Y a Mas y Romeva, con un tono más visceral y trascendente. ¿Está de acuerdo?

“Cuando empezamos a construir Junts pel Sí tuvimos claro que el proceso necesitaba un líder de prestigio como Artur Mas”

Más o menos, sí. En realidad yo vengo de la sociedad civil, como Carme, pero ella viene de una organización muy activista; yo vengo de una entidad cultural que, después de pensarlo mucho, llegó a la conclusión de que lo mejor para la lengua y cultura catalanas es dotarnos de un Estado; y esa es básicamente mi línea de argumentación y de trabajo en los mítines.

El voto de nuestra vida como lema de campaña y apelaciones directas a que “el tren pasa una única vez”. ¿Realmente si el independentismo pierde esta oportunidad nunca más volverá a tenerla?

Nunca es una palabra que en política no tiene sentido. Siempre hay otras oportunidades, pero esta es muy clara. Nunca habíamos estado tan cerca del objetivo, nunca había habido tanta gente y tan diversa decidida. Estamos en un punto que, si esta oportunidad no sale bien, lo cual es difícil de imaginar, sería un golpe. No creo que nunca, pero gente como yo ya no la veríamos, probablemente...

Entonces, ¿no se transmite una cierta prisa?

Si lo transmitimos así, sinceramente, no es lo que queremos. Queremos decir que estamos a punto y vamos a culminarlo, pero no que si no lo logramos el mundo se hunde. Es verdad que vale la pena culminarlo ahora ,porque el comportamiento del Gobierno estatal está haciendo una ofensiva centralizadora muy fuerte. En ese aspecto, sí existe un cierto temor a que, si no ganáramos, desde el Gobierno español aplicarían esta ofensiva centralizadora con más énfasis.

¿Como castigo?

Como castigo, como exhibición de fuerza... Lo que estamos haciendo no deja de ser un pulso, y lo que nosotros queremos es que este pulso sea amable. No es que uno vaya a ganar y el otro a perder, intentamos explicar que vamos a ganar una mejor relación con España. No nos enfrentamos a España, estamos buscando una mejor relación.

¿Tienen la sensación de que tanto el Gobierno español como buena parte de la sociedad española llegan tarde al debate, que no han querido entender bien lo que estaba sucediendo en Catalunya?

Creo que en cierto modo han perdido un tiempo precioso, pero este tiempo quizá empieza desde la Transición. En lugar de hacer pedagogía de una España plural y orgullosa de ser un país con varias lenguas y con tradiciones diversas, no lo han hecho; en cierta medida, han excitado el anticatalanismo. Los grandes partidos españoles y los nuevos que han surgido están atrapados en este anticatalanismo que han excitado en sus electores, de manera que ahora a un líder español le es muy difícil proponer una solución que parezca como de concesión a Catalunya. Porque entonces le dirán que es un calzonazos.

Muriel Casals, con Oriol Junqueras,  Raül Romeva, Carme Forcadell y Artur Mas, en la presentación de la lista de Junts pel Sí. / EFE

Muriel Casals, con Junqueras, Romeva, Forcadell y Mas, en la presentación de la lista de Junts pel Sí. / EFE

¿Cómo afectan las continuas informaciones de corrupción que salpican a CDC?

Pues cualquier información sobre corrupción o sobre algo negativo influye en que... hay que revertirlo. Estamos construyendo un futuro mejor, y eso significa más limpio. Sabemos que hay corrupción en la mayoría de partidos, desgraciadamente, y en el Mediterráneo este asunto es especialmente grave, pero queremos verlo como algo del pasado. Queremos un futuro libre de corruptores y corruptos.

¿Le molesta que se venda JxSí como la candidatura que esconde la gestión de Mas?

“Me sorprende el discurso tan anticuado de Pablo Iglesias, parece el Alfonso Guerra de hace muchos años”

No, porque no escondemos nada. Al contrario, ponemos el foco sobre cualquier problema para afrontarlo. También nos damos cuenta de que algunos ponen el foco de manera intencionada. Somos contrarios a la corrupción, pero también al mal uso que se hace de ella.

Usted viene del PSUC, Romeva de los ecosocialistas, si me apura Eduardo Reyes (Súmate, número seis de JxSí) es un votante socialista desencantado... ¿Entienden que la izquierda les acuse de proteger a un partido de derechas como CDC?

Lo bueno de esta candidatura es que no es ni de derechas ni de izquierdas ni de centro. Es una candidatura plural porque el proyecto que tenemos, que es el de construir un nuevo país, necesita gente de derechas, de izquierdas y de centro. Si solamente se hiciera desde la izquierda, con la derecha en contra, no saldría bien. Si se hiciera con la derecha, y con la izquierda en contra, tampoco saldría bien. Este es un país de clases medias, por tanto estos argumentos de lucha de clases son muy difíciles de que calen actualmente en el imaginario de los ciudadanos.

Aun hay quien duda de Artur Mas y cree que todos sus pasos son en clave electoralista. Y los que lo hacen aluden al hecho de que será él quien presida la Generalitat tras el 27-S y no Raül Romeva.

Hay quien intenta que se siga dudando de Mas, que es muy distinto. Yo no dudo, nunca he dudado de él. Pero hay un intento de hacer que se dude de él. Pero fíjate que los que intentan sembrar la duda sobre Mas le dan una calidad y una fuerza muy grande. "Es el que ha sido capaz de arrastrar a todo un país", dicen. ¿En qué quedamos? ¿Él no cree en esto o él es directamente un mesías?

¿Pero se llegó a hablar de que Mas diera un paso a un costado en la construcción de esta candidatura unitaria de JxSí?

No. Cuando se empezó a discutir la candidatura, hubo un acuerdo muy claro de que para este proceso tan importante y tan crucial era necesario un líder reconocido en el país y reconocido internacionalmente. Y el prestigio que Mas ha conseguido en el mundo es un activo al que nadie en la candidatura se planteó renunciar.

Estratégicamente, ¿hubiera preferido a la CUP dentro de la candidatura unitaria JxSí?

La CUP es absolutamente necesaria para la construcción de la Catalunya independiente. Es inimaginable dar este paso sin la CUP y es inimaginable un futuro sin un papel importante de la CUP. Pero a ellos les ha parecido que la mejor manera de sumar era hacerlo desde fuera de la candidatura.

¿Considera que, por separado, la CUP es más productiva en el cara a cara con otras formaciones como Catalunya Sí Que es Pot (ICV, EUiA, Podemos y Equo)?

“Junts pel Sí no es ni de izquierdas, ni de derechas ni de centro”

Hombre, a mí me gustaría tenerlos agarraditos de la mano pero, si lo pienso un poco más, interpreto y comprendo y reconozco el sentido de su estrategia política. Por lo tanto la aplaudo.

En las últimas encuestas internas de JxSí no hay mayoría de diputados. ¿Hay que descartarla o cree que aun hay tiempo de movilizar a más gente?

Creemos que sí, si no estos días de campaña serían inútiles. Creemos que aun quedan votos para ganar.

De no haber mayoría, el apoyo de la CUP será imprescindible. ¿Lo tienen claro?

Clarísimo y supongo que ellos también.

Bueno, Antonio Baños, el candidato de la CUP, asegura que no van a investir a Artur Mas como President de la Generalitat...

Nosotros hemos de trabajar muchísimo para lograr el máximo de votos y escaños. Nuestro trabajo no es esperar a quién venga a sumar el 28-S sino intentar sumar por nuestra parte.

¿Qué lectura política hace del protagonismo que está teniendo Pablo Iglesias en la campaña electoral catalana, llegando incluso a poner en su avatar de Twitter que Catalunya Sí Que es Pot es Podemos’?

Me sorprende que tenga un discurso tan anticuado, parece el Alfonso Guerra de hace muchos años. No parece una persona tan joven, ni tan educada ni tan cosmopolita como parece que le corresponde por su perfil. Me extraña su discurso, donde no habla de lucha de clases sino de lucha de etnias.

¿Qué papel le corresponderá a usted el 28-S si JxSí gana las elecciones?

Pues tengo altísimas probabilidades de ser diputada y, en estos momentos de mi vida, ser una diputada del Parlament de Catalunya que puede empezar un proceso de independencia es un motivo de orgullo e ilusión muy grande.

La Diada volvió a ser multitudinaria. ¿Cree que los que sí habían ido otros años pero en esta ocasión optaron por no ir también politizaron la manifestación con esta decisión?

No sé si la politizaron o no, pero se perdieron una fiesta y unos momentos de felicidad muy grandes, y también la oportunidad de estar codo con codo con otras personas que piensan diferente pero que quieren un país más limpio, justo, moderno y con mayor bienestar. Pienso que no son tantos los que no fueron. Puede que algunos líderes no fueran, pero algunos de sus votantes sí lo hicieron. Para mí fue una manifestación igual de plural que otro años.