Público
Público

Ocho barones, incluido Feijóo, plantan hoy a Rajoy en la Junta Directiva del PP

El presidente del Gobierno acude a la reunión con los dirigentes de su partido cinco meses tarde y sin haber cumplido las promesas de transparencia que hizo en febrero, en su nombre y en el de la dirección nacional.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno pilló por sorpresa y con la agenda hecha a varios de los dirigentes del PP cuando la semana pasada convocó a la Junta Directiva Nacional para el 3 de abril. Con todo, ha sido la opción menos mala para romper el hielo que, desde el 25 de febrero, se ha instalado en la sede nacional de la madrileña calle Génova, cuando María Dolores de Cospedal dio su última rueda de prensa como secretaria general. Los tropiezos de la número dos de Mariano Rajoy en el partido tratando de explicar de forma convincente la relación laboral de Luis Bárcenas con el PP (como indemnización 'en diferido' o 'simulación' de contrato) dieron carpetazo a lo que era una constante en la forma de comunicar de los conservadores: la rueda de prensa de Cospedal los lunes en Madrid para valorar la actualidad política. Lo habitual es que tras una Junta Directiva no comparezcan ni Rajoy ni Cospedal, aunque por el amplio paréntesis desde la última rueda de prensa hasta esta reunión en la calle Génova, no se descarta una comparecencia de la secretaria general ante los medios. Al menos, es lo que esperan varios conservadores, necesitados de que la cúpula del partido dé respuestas sobre una actualidad política y para una presión ciudadana que les tiene desbordados.

El formato, pues, será el mismo que el del Comité Ejecutivo Nacional del 2 de febrero: Rajoy interviene a puerta cerrada a partir de las 11:30h y el partido lo retransmite televisado en directo, para que los periodistas lo sigan desde la sala de prensa y las cadenas que lo deseen lo retransmitan. Sin embargo, la Junta Directiva ya es noticia, precisamente, por las ausencias destacadas del presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el de Baleares, José Ramón Bauzá; el de Comunitat Valenciana, Alberto Fabra; el de Extremadura, José Antonio Monago, y los líderes del PP en Euskadi, Antonio Basagoiti; Madrid, Esperanza Aguirre (sí acude Ignacio González, presidente de la Comunidad), o Andalucía, Juan Ignacio Zoido. Todos ellos se han excusado por cuestiones de agenda, aunque quien más ha insistido en que ya tenía un acto cerrado desde hace tiempo es Feijóo, que estará en la factoría de Citröen-Vigo con los directivos de esta compañía. El jefe del Ejecutivo gallego ha irrumpido con fuerza en el debate sobre la corrupción política y una presunta financación ilegal del PP al publicarse unas fotografías suyas navegando con el narcotraficante Marcial Dorado hace dos décadas .

Feijóo, Fabra, Bauzá, Herrera, Monago, Zoido, Basagoiti y Aguirre han optado por cumplir sus agendas y no ir a la calle Génova Rajoy podría haber convocado hoy al Comité Ejecutivo Nacional, cuya última reunión se celebró el 2 de febrero de forma extraordinaria para calmar los ánimos tras la publicación de los llamados papeles de Bárcenas, que detallarían una presunta contabilidad B del PP. Sin embargo, el formato de este órgano es más delicado; primero, porque es más reducido y, por tanto, menos rígido en cuanto a orden y tiempo de intervención en un momento en que sobran declaraciones altisonantes que siempre se acaban conociendo fuera. Segundo, porque el último Comité supuso la asunción de una serie de compromisos por parte del presidente y sus dirigentes que apenas se ha cumplido : se ha descartado la auditoría externa; de la auditoría interna, sólo está en la web del PP el informe que la tesorera-gerente Carmen Navarro presentó ese mismo 2 de febrero a sus compañeros; tampoco se han publicado las declaraciones juradas ni las de la renta ni las de patrimonio de la dirección nacional, ya que únicamente las han presentado el presidente Rajoy, la secretaria general del PP (publicadas en el Parlamento de Castilla-La Mancha, la Comunidad que preside) y los portavoces de Congreso (Alfonso Alonso), Senado (José Manuel Barreiro) y Parlamento Europeo (Jaime Mayor Oreja) Faltarían por hacerlo los tres vicesecretarios generales (Carlos Floriano, Javier Arenas y Esteban González Pons), los dos coordinadores (Juan Carlos Vera y José María Beneyto) y los secretarios ejecutivos (Juan José Matarí, de Política; Manuel Cobo, de Política Local; Vicente Tirado, de Electoral; Juan Carlos Aparicio, de Formación; José Ramón García Hernández, de Relaciones Internacionales, y Alfredo Prada, de PP en el Exterior)

Los conservadores convocados no prevén sorpresas para esta Junta: ni grandes anuncios de reformas económicas ni cambios en el seno del PP. Además de la financiación autonómica, el grueso del PP aboga por que se abra un debate sincero sobre la corrupción que les ataca por varios flancos: Gürtel, Bárcenas y, ahora, el narcotráfico posando junto a Feijóo y recordando los tiempos más oscuros del PP de Fraga. Sin embargo, no tienen ninguna esperanza de que Rajoy aborde directamente este asunto, si no es con una declaración general sobre su compromiso y el del Gobierno contra la corrupción, aunque el frenazo de la ley de transparencia (entró en el Congreso de los Diputados el 8 de septiembre para su tramitación) no parece la mejor carta de presentación. Con todo, hay dirigentes del PP que sí confían en un planteamiento directo de su presidente sobre este tema y la estrategia a seguir. Cospedal presentará, asimismo, su informe sobre la situación del PP y las líneas futuras.