Publicado: 01.08.2014 14:23 |Actualizado: 01.08.2014 14:23

Pedro Sánchez insta a Rajoy a "pisar más la calle" ante su balance económico triunfalista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reclamado este viernes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que "pise más la calle" y hable con los trabajadores, los parados y los pequeños empresarios que están sufriendo la crisis y le ha pedido que no llame "recuperación" a "empobrecer a la clase media". Al igual que Rajoy, Sánchez ha hecho balance de los siete primeros meses del año y ha acusado al jefe del Gobierno de hacer un repaso "triunfalista" y "autocomplaciente" de la actual situación. Una visión, a su juicio, "parcial y alejada" de la realidad que viven los ciudadanos de a pie.

Para el líder del PSOE, el balance de estos dos años de Gobierno del PP es "dramático" porque, a su juicio, lo único que han subido han sido los impuestos que Rajoy prometió bajar, mientras decrecen los salarios y las ayudas para las familias y los pequeños negocios. "Le pediría a Rajoy que no llame recuperación a empobrecer a la clase media", ha denunciado Sánchez, que ha recordado los 800.000 parados más que hay desde que el PP llegó al Gobierno, los 739.000 hogares sin ingresos, o los 25.000 millones de euros adicionales que paga la clase media en impuestos.

Precisamente ha advertido de que la reforma fiscal aprobada hoy por el Gobierno es "injusta" porque está "pensada y creada" para las rentas altas, y "anticipa nuevos recortes en los pilares del Estado del bienestar". Sánchez ha afirmado que el Ejecutivo, con la aprobación de la reforma fiscal, da un paso más en "el desmantelamiento" del Estado del bienestar, ya que como consecuencia de ella se tendrán que hacer "recortes en sanidad y educación".

Ha añadido que la clase media ya vio "devaluados" sus derechos laborales con la reforma laboral, y ahora verán "recortados sus derechos sociales" al mismo tiempo que se les sube impuestos. "El precio que vamos a tener que pagar todos aquellos que nos podemos considerar clase media, clase trabajadora, es pagar más impuestos", ha apuntado. El líder del PSOE también ha rechazado que la reforma fiscal vaya a beneficiar a los autónomos, porque, ha dicho, lo que hace es "consolidar un aumento en las retenciones" de esos trabajadores.

Sobre el debate en Catalunya, Sánchez ha pedido a Rajoy y a Artur Mas, que "dejen de mirarse de reojo" y tiendan "puentes" para buscar soluciones ante el reto soberanista, en un objetivo en el que pueden contar con el pleno apoyo del PSOE. "Que dejen de mirarse de reojo, que se pongan manos a la obra para resolver estas crisis institucional que, en mi opinión, no beneficia ni a Catalunya ni al conjunto de España", ha insistido.

Preguntado si el documento de veinte puntos que el presidente de la Generalitat entregó a Rajoy en su entrevista de esta semana en Moncloa podría ser la "tercera vía" para salir del callejón sin salida del reto soberanista, Sánchez ha reiterado la propuesta de su partido de una reforma constitucional que mejore el encaje de Catalunya en España. No obstante, se ha felicitado de que el presidente del Gobierno haya anunciado que analizará "con cuidado" las propuestas del dirigente catalán.

Sobre el caso de Jordi Pujol y a preguntas de los informadores, Sánchez ha dicho desconocer si ha existido un "pacto de silencio" para ocultar determinados casos de corrupción, pacto que se habría roto ahora. "Si hubo un pacto de silencio y no lo hay ahora, tendrá que explicarlo el señor Rajoy, porque yo no estaba", ha añadido.

Más allá de los asuntos económicos y de Catalunya, Sánchez ha criticado que Rajoy no haya hecho en su balance ni una sola mención a los recortes en las libertades civiles "que quiere imponer" en los próximos meses, en referencia a la Ley de Seguridad Ciudadana y la reforma del aborto, a las que el PSOE se opondrá con "rotundidad". "Hay que abrir un tiempo nuevo", ha proclamado el líder del PSOE que ha lamentado que España sea ahora un país con menos derechos y menos libertades y con "menor prosperidad", gobernado por un presidente Rajoy que está anclado en el siglo XX.