Publicado: 24.06.2014 11:36 |Actualizado: 24.06.2014 11:36

PP: "Hay que aforar a Juan Carlos por una impagable deuda de gratitud"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El grupo popular en el Congreso de los Diputados se ha quedado solo a la hora de defender el trámite parlamentario express elegido para aplicar la figura del aforamiento judicial al rey Juan Carlos tras su abdicación, que se hace extensible también a otros miembros de la familia real. Todos los grupos parlamentarios de la oposición han criticado duramente el método elegido por entender que no hay razones que lo justifiquen.

Sin embargo, para los conservadores hay razones de sobre. En primer lugar, según su portavoz en la comisión de Justicia, José Miguel Castillo, el aforamiento de Juan Carlos de Borbón es “oportuna y necesaria” y responde “a una impagable deuda de gratitud hacia la gura del rey que ha abdicado, por su trascendencia histórica para los españoles y su papel para propiciar años de paz y de prosperidad para nuestro país”.

A partir de ahí pocas dudas quedaban sobre las razones por las que el el grupo conservador ha atropellado el reglamento, como han coincidido en denunciar todos los portavoces de la oposición. “Para decidir sobre el aforamiento no hay que dar más vueltas”, ha insistido el portavoz conservador , quien ante las protestas sobre la alteración de los procedimientos reglamentarios ha recalcado: “Ha habido un debate más que suficiente. Hemos hablado con todos los grupos parlamentarios”.

El portavoz de La Izquierda Plural ha saltado en ese momento: “Eso es mentira”, ha exclamado desde el fondo de la sala cuando se disponía a ausentarse brevemente. La expresión de Gaspar Llamazares, que en su intervención ha llegado a afirmar que este trámite “es más propio de una monarquía medieval, cosa que no creo que interese al nuevo monarca”, ha sido reflejo de lo que puesto de manifiesto el resto de portavoces. El propio Llamazares ha afirmado que el incumplimiento de plazos previstos para los trámites parlamentarios, debido a las prisas impuestas por el PP, “hacen que la reunión de la ponencia ayer, este debate en comisión y el que se produzca en el pleno extraordinario del jueves sean legales”. Olabarría, el PNV, Lozano, de UPyD, y Batet, del PSOE, también han criticado duramente las prisas.

“¿Qué hay que esconder?”, ha preguntado Llamazares, sin duda el parlamentario más indignado en el debate esta mañana en la comisión de Justicia. “La justificación de preservar la figura de quien ha sido el jefe del Estado es contraria a las formas adoptadas por el PP, que no apuntan a eso”, ha afirmado la socialista Batet. El portavoz de CiU, Jordi Jané, ha sugerido que incluso el nombre de la ley orgánica elegida para incluir el aforamiento de Juan Carlos de Borbón “puede generar inseguridad  jurídica. No lo estamos haciendo bien”, ha sentenciado.

Las diputadas Lorenzo y Batet han protestado, indignadas,  por el hecho, ciertamente sin precedentes, de que el presidente de la comisión, el popular Alfredo Prada, haya intervenido para apostillar sus respectivas intervenciones y rechazar sus argumentos respecto al no cumplimiento de plazos en los trámites impulsados por el PP.

El PP aprobará hoy mismo la celebración de un pleno extraordinario el jueves, tras la celebración del ordinario, para debatir y aprobar con su mayoría absoluta, la iniciativa legal que supondrá el aforamiento de Juan Carlos de Borbón, de Sofía de Grecia, de la reina Letizia y de la nueva princesa de Asturias, la infanta Leonor, de 8 años de edad. La ley elegida para introducir esta medida es un proyecto en trámite, muy técnico, por el que se reforma la ley del Poder Judicial.

El Senado baraja las fechas del 9 y 10 de julio para la aprobación definitiva del proyecto de ley que reforma la ley del Poder Judicial, que permitirá el aforamiento del rey Juan Carlos I y que será tramitada por vía de urgencia. La Mesa del Senado ha acordado hoy el trámite de urgencia para esta reforma legal, a petición del grupo popular y con la abstención del PSOE y de CiU, han informado fuentes de la Cámara alta.

El trámite de urgencia acorta los plazos de la tramitación parlamentaria, de forma que permitirá que el aforamiento se apruebe en julio y no en septiembre, como hubiera ocurrido si se hubiera tramitado por vía ordinaria. El Senado tiene que convocar aún un pleno para el mes de julio, en el que además del aforamiento se aprobaría el techo de gasto para 2015 y otras leyes pendientes.

El Congreso aprobará el techo de gasto el próximo 8 de julio y la intención del Senado es celebrar pleno al día siguiente e incluir la reforma legal que permitirá el aforamiento del rey Juan Carlos. Al haberse acordado hoy el trámite de urgencia y una vez que el proyecto de ley de reforma de la ley del Poder Judicial entre en la Cámara, los grupos dispondrán de cuatro días para la presentación de enmiendas.

El PSOE ha pedido que el pleno del 9 de julio se trate como un pleno ordinario con sesión de control al Ejecutivo, lo que supondría retrasar al 10 la aprobación de la reforma legal para incluir entre los aforados al rey Juan Carlos y a la reina Sofía, además de a la reina Letizia y a la Princesa de Asturias, con el fin de que sólo puedan ser enjuiciados por el Tribunal Supremo.