Publicado: 02.05.2015 18:53 |Actualizado: 02.05.2015 21:22

El PP se ve obligado a suspender al presidente del partido en Valencia tras el último escándalo

Alfonso Rus, también presidente de la Diputación, fue grabado mientras contaba el dinero recibido de una supuesta comisión

Publicidad
Media: 4.65
Votos: 17
Comentarios:
Alfonso Rus en una fotografía del mes de abril. - EFE

Alfonso Rus en una fotografía del mes de abril. - EFE

VALENCIA.- Ante la negativa de Alfonso Rus de apartarse, el Partido Popular se ha visto obligado a suspender de militancia al dirigente provincial y presidente de la Diputación de Valencia. Ha sido el propio Alberto Fabra, president de la Generalitat y de los conservadores en la comunidad, el que solicitado al Comité nacional de derechos y garantías del partido la apertura de expediente disciplinario y la suspensión de militancia de Rus, que ha ratificado las medidas propuestas.

La decisión del PPCV llega horas después de que se hayan divulgado unas grabaciones en las que se puede oír cómo Rus cuenta dinero junto al exgerente de la empresa pública de la Diputación Imelsa, Marcos Benavent, investigado por un juzgado valenciano por una supuesta trama de corrupción.

Fabra ha justificado su decisión en las informaciones aparecidas en diversos de comunicación en los últimos días, que suponen "un deterioro público muy significativo de la imagen del PPCV dada su gravedad, repercusión informativa e incidencia en la opinión pública, máxime en momentos como los actuales"

En un escrito remitido al Comité Nacional de Derechos y Garantías, el president expone que, "sin prejuzgar la validez o veracidad de las referidas informaciones y grabaciones, y respetando ante todo la presunción de inocencia", en aplicación del reglamento de organización del PPCV procede a la suspensión provisional de Rus.



Asimismo, indica que procede "directamente a la apertura de expediente disciplinario" contra Rus, aunque dada su condición de presidente del PP de la provincia de Valencia y de presidente de la Diputación la competencia para instruir ese expediente es del Comité Nacional de Derechos y Garantías. Por ello, Fabra solicitaba la tramitación oportuna del expediente disciplinario, y la ratificación de las medidas cautelares adoptadas de suspensión provisional de todas las responsabilidades de Rus en el partido, algo que dicho órgano ha hecho apenas un par de horas después.

Como consecuencia de ello, expone Fabra en su escrito, el actual secretario general del PP de la provincia de Valencia, Vicente Betoret, asumirá la presidencia. Además, ha anunciado que la semana que viene se reunirá el comité de derechos y garantías del PPCV para acordar la apertura de expediente disciplinario y una suspensión cautelar de militancia a los afiliados Marcos Benavent -exgerente de Imelsa- y Máximo Caturla, exgerente de Ciegsa y que también aparece en las grabaciones.

Rus se negaba a dimitir

Rus había emitido a primera hora de esta tarde un comunicado en el que aseguraba que iba a continuar "adelante", defendía que se sentía "indefenso y víctima de un ataque informativo y político brutal", e instaba a quien creyese que haya cometido un delito a demostrarlo, porque este "burdo montaje" daña a todos.

Menos de dos horas y media después se ha conocido la decisión de la dirección regional del PPCV, que se produce a falta de 22 días para la celebración de las elecciones autonómicas y municipales, en las que Rus es el candidato a la reelección como alcalde de Xátiva.

A lo largo de este sábado, la oposición se había echado encima del PP. Representantes del PSPV-PSOE, Compromís, Esquerra Unida y Podemos han defendido que Alfonso Rus, está "muerto políticamente" y que las supuestas irregularidades en la empresa pública Imelsa "ponen en evidencia" un "plan sistemático de saqueo de las instituciones" por parte del PP, que está "podrido".

Del mismo modo se ha pronunciado el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, que ha afirmado que Rus es "una especie de jeta hispanicus, que viene a ser el homus chorizus, más o menos", y le ha calificado también como "el presidente de la corrupción". Incluso la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha admitido que las grabaciones "abochornan a todo el mundo"