Publicado: 08.03.2014 17:08 |Actualizado: 08.03.2014 17:08

Una protesta contra la reforma del aborto interrumpe a Rajoy en la clausura del Congreso del PP vasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido interrumpido al inicio de su discurso de clausura del Congreso del PP vasco, celebrado este sábado en San Sebastián, por cuatro mujeres que, desde las gradas, han comenzado a gritar en favor del aborto y contra el proyecto de reforma de interrupción voluntaria del embarazado que está tramitando el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Coincidiendo con el Día de la Mujer Trabajadora, estas jóvenes se han pintado de rojo la cara y las manos y han gritado "el aborto es sagrado" desde la bancada de la quinta fila de la sala de Cámara de Kursaal, donde habían accedido con acreditación pese a las férreas medidas de seguridad. También han coreado otras consignas como "Aborto ilegal, violencia estatal" y "Gure gorputza, gure erabakia" ("Nuestro cuerpo, nuestra decisión"), mientras alzaban las manos formando el triángulo simbólico del feminismo.

Mientras los delegados trataban de acallar los gritos con aplausos y consignas de "sí a la vida", miembros de la seguridad del partido han desalojado a empujones a las activistas, que no han mostrado resistencia, y las han expulsado del Kursaal.

Tras el incidente, Rajoy ha continuado su discurso como si la protesta no hubiera nunca tenido lugar la protesta y ha proclamado que el Plan Integral de Igualdad de Oportunidades aprobado ayer por el Consejo de Ministros y es "contundente" en favor de los derechos de las mujeres, recordando que tiene una duración de tres años y un presupuesto de 3.000 millones de euros.

"Un plan que no es un discurso, sino un conjunto de medidas, un plan estudiado y que se va a evaluar anualmente para ver si las cosas van bien o se puede hacer algo por mejorar", ha añadido.

Rajoy ha asegurado que en España se ha avanzado mucho en materia de igualdad e integración y eso le ha convertido en un país mejor, pero ha considerado que aún queda mucho por hacer, especialmente en materia de igualdad de oportunidades.

A su juicio, con el nuevo plan España contará cada vez con una sociedad "más justa, avanzada, razonable y sensata".