Publicado: 29.03.2016 21:53 |Actualizado: 29.03.2016 21:54

PSOE y Ciudadanos ratifican que su pacto sigue vigente y abierto a otros partidos

Los socialistas desean empezar una reunión “a tres bandas” con Podemos

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al comienzo de la reunión mantenida esta tarde en el Congreso. EFE/JuanJo Martín

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, al comienzo de la reunión mantenida esta tarde en el Congreso. EFE/JuanJo Martín

MADRID.- Los líderes de PSOE y Ciudadanos, Pedro Sánchez y Albert Rivera, protagonizaron la tarde del martes una larga reunión de más de dos horas y media, en la que ratificaron que el acuerdo alcanzado en la investidura sigue vigente pero, a la vez, su compromiso de que está abierto a otros partidos políticos.

A la reunión también asistieron los negociadores de los dos partidos, Antonio Hernando y José Manuel Villegas, para consensuar modificaciones en el acuerdo, incorporando sugerencias de colectivos sociales con los que ambos partidos se han reunido en las últimas semanas.



Según fuentes consultadas, Sánchez aseguró que mantendrá su compromiso con Ciudadanos, pero a su vez quiso explorar hasta cuánto puede llegar en la oferta de medidas sociales que este miércoles puede hacerle al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. El PSOE salió satisfecho del encuentro y dijo que se sigue ampliando un pacto que ya se consideró positivo para los ciudadanos cuando Pedro Sánchez afrontó la investidura, y confía en que al mismo se incorporen o lo mejoren otras fuerzas políticas.

Ciudadanos también mantiene la confianza en que el PSOE respetará el acuerdo alcanzado y, por ello, acepta la reunión con Pablo Iglesias sin que esté presente Rivera. Las líneas rojas del partido “naranja” siguen siendo claras: su rechazo al derecho a decidir o la subida de impuestos a las clases medias, entre otras.

Sánchez, no obstante, parece haber conseguido margen para negociar otras cuestiones sociales con Podemos, a las que Ciudadanos podría no oponerse. El líder socialista sigue intentando mantenerse en el alambre con un acuerdo político que se antoja imposible, pero que él cree que puede darse en propuestas concretas.

Lo que es seguro es que Sánchez sigue empeñado en el acuerdo trasversal, de mestizaje, progresista, reformista, del bien común o de los partidos del cambio. Lo que no contempla es el acuerdo “a la valenciana” porque cree que no es viable y, por ello, reafirmó su compromiso de lealtad con el partido de Rivera.

El PSOE aseguró a Ciudadanos que va con la mejor voluntad a la reunión con Iglesias, y con el deseo de poder empezar una negociación de Gobierno “a tres bandas”, aunque se antoja imposible.