Público
Público

Repunta la preocupación por la corrupción mientras Catalunya repite como quinto problema, según el CIS

Los problemas relacionados con la calidad del empleo marcan récord y las pensiones son la cuarta inquietud personal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De izda a dcha, los cabecillas de la trama Gürtel, en el banquillo del juicio por la financiación ilegal del PP valenciano: Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes', responsable de la empresa Orange Market; Pablo Crespo, número dos de la trama Gürtel, y Francisco Correa, empresario y 'cabecilla' de la trama.EFE/ Fernando Alvarado

La preocupación por la corrupción experimentó un repunte de casi 3,5 puntos el pasado mes de enero, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el que la independencia de Catalunya repite como quinto problema nacional, aunque con una caída de 1,8 puntos respecto al porcentaje que se anotó antes de las elecciones catalanas.

El estudio se basa en un total de 2.477 entrevistas personales y domiciliarias realizadas entre los días 2 y 14 de enero en 253 municipios de 47 provincias y tiene un margen de error de más/menos 2%.

En esas fechas estaban teniendo lugar las negociaciones para la constitución del Parlamento catalán, el exvicepresidente económico del Gobierno Rodrigo Rato compareció ante la comisión del Congreso que investiga el rescate bancario y Artur Mas dejó el liderazgo del PDECat, pero aún no había salido la sentencia del caso Palau ni había arrancado el juicio del caso Gürtel en el que el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa confesó que su partido había financiado campañas electorales con dinero negro.

El paro sigue encabezando la lista de problemas con un punto menos que en diciembre y su segundo porcentaje más bajo de los últimos doce meses (65,8%), mientras que en tercer lugar repite la clase política, cuyas menciones caen más de cuatro puntos en comparación con diciembre y se quedan en un 24,3%. El cuarto puesto es para los problemas económicos, con un 23%, similar al mes anterior.

La quinta inquietud nacional es de nuevo para la independencia de Cataluña, que cosechó su récord de menciones en octubre, coincidiendo con el referéndum, cuando llegó al 29% y se colocó la segunda de la tabla.

Al mes siguiente, ya con el artículo 155 de la Constitución activado, bajó al cuarto puesto (24,6%) y en diciembre cayó uno más con un 16,7%. La preocupación que genera la situación en esta comunidad sigue disminuyendo y tras las autonómicas bajó al 14,9%.

La relación de problemas se completa con la sanidad (9,9%), seguida de los relacionados con la calidad del empleo, cuyas menciones suben más de dos puntos respecto a diciembre y se anotan un récord del 9,5%. Como octava preocupación, figuran los problemas de índole social (8,8%).

Además, en enero la violencia contra las mujeres fue mencionada en un 4,6% de los cuestionarios, subiendo casi tres puntos respecto a diciembre y anotándose su récord de menciones desde 2008, cuando se situó en un 4,9%. La encuesta se hizo tras los últimos asesinatos de diciembre, que subieron la cifra de víctimas de ese año hasta las 49 mujeres y tras el hallazgo del cuerpo de Diana Quer y la detención de su presunto asesino gracias a la denuncia de otra joven a la que había intentado violar.

Los problemas que más afectan personalmente a los entrevistados son, por este orden el paro (34,6%), los de índole económica (23,8%), la corrupción y el fraude (10,9%), las pensiones (10,7%), los problemas relacionados con la calidad del empleo (10,3%) y la clase política (9,5%).

La situación económica, mejor que la política

La percepción sobre la situación económica es la misma que en diciembre para el 7% que la define como "buena o muy buena", aunque han bajado 3,2 puntos los que la descalifican (50,7%).

La mejoría también se aprecia en la pregunta que compara la situación con un año antes ya que, por primera vez desde el estallido de la crisis son más los que opinan que está mejor (23,6%) que los que creen que ha empeorado (22,9%). Con la vista puesta en enero de 2019, el 24,1% (23,5 en diciembre) confía en que mejore, frente al 19,6% que augura lo contrario.

La coyuntura política sigue siendo "mala o muy mala" para el 70% y sólo el 3,4% la elogia. Para el 41,1% es peor que hace un año, únicamente el 5,4% considera que ha mejorado, y los que creen que en los próximos doce meses empeorará (24,5%) doblan a los optimistas (12,2%).