Publicado: 28.07.2016 13:17 |Actualizado: 28.07.2016 13:57

Rivera propone al rey un Gobierno a tres con un "candidato de consenso" 

El líder de Ciudadanos incide en su veto a Rajoy pero le exige que se presente a la investidura. Pide al PSOE que se abstenga: "O plan A, o plan B o terceras elecciones", dice.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El Rey ha recibido esta mañana en el Palacio de la Zarzuela al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la tercera jornada de su nueva ronda de consultas. EFE/Ángel Díaz

El Rey ha recibido esta mañana en el Palacio de la Zarzuela al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en la tercera jornada de su nueva ronda de consultas con representantes de las fuerzas parlamentarias para proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno, que hoy concluye con el jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy. EFE/Ángel Díaz ***POOL***

MADRID.- Más de 250 escaños (PP, PSOE y C's juntos) para formar un Gobierno "estable" presidido por un "candidato de consenso". Esa es la propuesta que Albert Rivera le ha transmitido este jueves al Rey en el último día de la ronda de consultas entre el monarca y formaciones políticas. 

El líder de Ciudadanos ha manifestado su intención de "ir con soluciones y no con problemas" a Zarzuela, aunque también transmitió a Felipe VI que sus 32 diputados no se moverán de la postura anunciada, salvo que se produzca esa gran coalición a tres bandas: se abstendrán en segunda votación a una investidura de Mariano Rajoy. 



En este sentido, Rivera no hizo más que constatar lo que para él han sido desde el 26-J las dos "únicas" vías posibles: "Un Gobierno fuerte, de consenso entre los principales partidos constitucionalistas, limpio, que luche contra la corrupción y tenga las manos limpias; o que Rajoy se presente a la investidura y los demás hagamos una oposición responsable y constructiva".

El presidente del partido naranja manifestó que, aunque a él le gustaría "el plan A" -que incluiría necesariamente la marcha de Rajoy y su sustitución por un "nuevo presidente de consenso"-, a día de hoy la opción más viable es la segunda, "el plan B, que necesita "la abstención de C's y del PSOE para que el país se ponga en marcha". 

Descartada, según él y en función de las declaraciones de Antonio Hernando en esa misma línea, la vía alternativa que desde otras formaciones piden a los socialistas, Rivera aprovechó para presionar a quienes en su día estuvieron a punto de ser sus socios: "O plan A, o plan B o lo que nadie quiere: terceras elecciones", sentenció responsabilizando al PSOE del "bloqueo".

No obstante, también exigió a Rajoy que, dado que no se va a retirar -así se lo manifestó el propio presidente a Rivera, confesó-, acepte esta vez el encargo del Rey y que negocie la abstención del PSOE, "lo único que hace falta para desatascar la situación". Eso sí, él no quiso responder sobre si existe la posibilidad de que la abstención de Ciudadanos se transforme en un sí si así se lo piden los socialistas como condición para unirse a la abstención. "Yo no comento las crisis internas de otros partidos", se limitó a responder. 

"Fecha" y "hora" para la investidura

"Todo depende de la voluntad de PP y PSOE", resumió el presidente de C's tras culpar a "los viejos partidos" de la situación actual. Y, aunque apremió a que el debate de investidura se produzca "cuanto antes", también se mostró partidario de esperar si en ese tiempo ambos se sientan a negociar. 

"Lo que no hayan hecho en este mes dudo que lo puedan hacer durante agosto, pero si tiene que haber más tiempo, que sea porque PP y PSOE anuncian una negociación, no sólo para tirar la pelota hacia delante", argumentó. En ese sentido, pese a su veto a Rajoy, le exigió que que esta tarde diga sí al rey y que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, anuncie inmediatamente "fecha y hora" del debate de investidura. "Los españoles se están hartando. No tienen tiempo", concluyó Rivera.