Publicado: 30.10.2014 09:49 |Actualizado: 30.10.2014 09:49

El rodillo del PP veta el pleno monográfico sobre corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al PP le basta con las testimoniales disculpas de Rajoy en el Senado y el acalorado cara a cara entre el presidente y Pedro Sánchez ayer en el Congreso para dar por zanjadas todas las explicaciones sobre la corrupción, pese a los últimos escándalos que vuelven a salpicar directamente al partido en el Gobierno. Las tarjetas 'black' de Rodrigo Rato, la imputación de Ángel Acebes por usar la caja B del partido para comprar acciones de Libertad Digital, la detención de Francisco Granados en la macroperación Púnica... Ninguna de esas causas se verán sometidas al debate en el Congreso de los Diputados.

El PP ha rechazado este viernes en la Junta de Portavoces del Congreso la convocatoria de un pleno extraordinario de la Cámara Baja, solicitado por el PSOE e IU y apoyado por todos los grupos de la oposición, en el que el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, diera explicaciones sobre los últimos casos de corrupción.

A la salida de la reunión, el portavoz del PP, Alfonso Alonso, ha justificado su rechazo en que ayer ya se celebró un debate sobre la corrupción en el Congreso y en que no desea más debates "destructivos" como ese, sino en "positivo", como los que se plantearán en el mes de noviembre con reformas legislativas y medidas de regeneración democrática.

"No vamos a dar más espacio para el enfrentamiento ni para un espectáculo del que el señor Sánchez no puede sentirse orgulloso", ha dicho Alonso, tras subrayar que "este mes habrá debates importantes" sobre las propuestas que el PP llevará a la cámara y que espera "acordar" con el resto de grupos, "aunque con el PSOE no haya sido posible".

El socialista Antonio Hernando ha replicado que para combatir la corrupción hay que dar "tres pasos": dar explicaciones, asumir responsabilidades y poner medidas encima de la mesa, y ha criticado que Rajoy pretenda "saltarse los dos primeros pasos e ir directamente al tercero".

Hernando, que ha apuntado que el PSOE seguirá insistiendo en pedir la comparecencia de Rajoy, ha hecho hincapié en que la sociedad está "indignada" y "harta", y se ha mostrado convencido de que el PP se está "despeñando" y de que sus medidas no tendrán "ninguna credibilidad" si antes no asume responsabilidades.

En nombre de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha dicho sentir "vergüenza" y "estupor" por la decisión del PP, convencido de que "en mes y medio o dos meses" el presidente Rajoy terminará compareciendo en el parlamento. "Ya lo hizo a rastras en agosto del año pasado y lo hará también con este tema, con la diferencia de que el mes y medio o dos meses que tarde va a ser un periodo de anormalidad parlamentaria", ha advertido, tras acusar al PP de querer "tapar" la corrupción: "Quien teme es que algo debe y, en este caso, el PP debe temer mucho y deber mucho más", ha afirmado.

Aitor Esteban (PNV) ha sostenido que "hubiera sido bueno" un pleno monográfico con la comparecencia de Rajoy, ya que, a su juicio, lo que ayer vivió el Congreso fue una sesión en la que "algunos grupos se enzarzaron en acusaciones mutuas, pero no se entró a hablar sobre el problema y sobre cómo atajarlo", ni se dio "explicación alguna sobre asuntos que importan mucho a la ciudadanía".

Por su parte, el portavoz de ERC, Alfred Bosch, ha anunciado que, a la vista de la decisión del PP, va a promover la propuesta, junto a otros grupos de la oposición, de una comisión de investigación sobre todos los casos de corrupción destapados a partir de la fecha que acuerden entre ellos, a modo de "causa general".



http://www.quoners.es/q/trafico-influencias