Público
Público

Sánchez-Camacho se querellará contra quien afirme que colaboró con Método 3

Un detective de la agencia asegura que actuó "convencido" de que la presidenta del PPC había pedido que se grabara su conversación con la expareja de Pujol Ferrusola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del PP catalán, Alícia Sánchez-Camacho, ha asegurado hoy que es 'rotundamente falso' que conociera o colaborase en las escuchas de la agencia de detectives Método 3 y ha anunciado querellas por injurias y calumnias contra quien lo afirme. En un comunicado afirma que 'no conoce a ninguna persona vinculada a la empresa Método 3', al tiempo que recuerda que la Justicia ya ha admitido a trámite la denuncia que puso contra esta agencia de detectives por violación del derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen.

El PPC ha emitido este comunicado tras algunas informaciones periodísticas en las que se apunta que algunos de los detectives de Método 3 detenidos anoche intentaron implicar a Sánchez-Camacho.

Rubén Romero, abogado del extrabajador de Método 3 Álex Borreguero, ha explicado a los medios que su cliente ha declarado ante la Policía que en todo momento actuó 'con el convencimiento de que quien había pedido la grabación era Alicia Sánchez Camacho'. Según el letrado, Borreguero puso un micro en el restaurante La Camarga creyendo que la política había pedido que se grabara su conversación con la expareja de Jordi Pujol Ferrusola. 'Otra cosa es que sea cierto o no, pero es lo que Borreguero creía', ha añadido.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Miguel Ángel Gimeno, ha asegurado que el delito lo comete quien espía, aunque ha añadido que en este caso 'parece que es culpable quien espía y quien lo ordena'. 'Quien está hablando tranquilamente en un restaurante de sus cosas no puede aceptarlo, igual que nadie soporta estar todo el día ante cámaras o micrófonos. Si quieres intimidad, la ley te avala', ha explicado.

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, se ha dirigido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y al fiscal jefe de Catalunya para ofrecerles la posibilidad de que los Mossos asuman la investigación sobre la supuesta trama de espionaje político en Cataluña. Según él, tienen 'competencia plena' para poder intervenir en la investigación y son un cuerpo policial que está suficientemente 'desplegado, capacitado y dotado' para asumir la investigación de este caso. 

El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz, ha anunciado su disposición a comparecer ante el Congreso para aportar datos y demostrar que no ha existido ni existe relación alguna entre el CNI y la agencia de detectives Método 3.

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, ha considerado 'muy sospechoso' que parte del contenido de las escuchas 'apareciera' en los informes de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) sobre dirigentes de CDC. 'No me envuelvo en la bandera para explicar lo que está pasando, pero hay realidades muy sospechosas. Parte del contenido de la conversación que se grabó a Sánchez-Camacho formó parte del informe de la UDEF que salió en la campaña electoral catalana'. 

El ex secretario general del PSC y senador, José Montilla, ha expresado la indignación que sentiría si se demostrara que ha sido espiado, aunque ha asegurado estar 'absolutamente tranquilo' ante ello porque no hay nada que deba ocultar. Ante la posibilidad de que emprenda acciones judiciales, ha insistido en que no puede hacerlo porque no tiene constancia de que realmente haya sido espiado y, de momento, todo son especulaciones.

El diputado de ICV Joan Coscubiela ha considerado 'absolutamente imprescindible' que los partidos implicados en una supuesta trama den explicaciones y que el Ministerio del Interior investigue. Si existió ese espionaje entre partidos, 'estaríamos ante un fin de régimen' que requeriría medidas drásticas. Según él, es una muestra más del deterioro de la democracia, al que no se escapa Catalunya, que 'no es un oasis sino una charca', en alusión a los escándalos de corrupción. Por ello, pide que CiU, PSC y PP no se escondan tras las 'teorías conspiratorias' para tapar la 'porquería' de la corrupción y el espionaje. 

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha exigido la expulsión inmediata de la política de aquellos que hayan participado en espionajes. Ha calificado de 'reprobable' este caso y señalado que, en principio, su partido no se opondrá a ninguna comparecencia que soliciten los grupos para aclarar este asunto. 

El portavoz del grupo popular en el Congreso, Alfonso Alonso, ha optado por 'ser cauto' y se ha mostrado partidario de que los jueces y la Policía investiguen, aunque ha añadido: 'Estoy alucinado con todo esto que ocurre'. 

El vicesecretario general de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha sostenido por su parte que 'robar la intimidad y robar la libertad es tan grave como robar el dinero'. También ha añadido que está seguro de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, 'no era de los que sabían de la existencia de esta agencia' y ha insistido en que éste es un 'caso de gravedad extrema que debe aclararse cuanto antes y residenciarse en los tribunales de justicia'.