Publicado: 23.12.2015 13:56 |Actualizado: 23.12.2015 16:57

Pedro Sánchez dice 'no' a Rajoy y
da a entender que buscará liderar
un Gobierno "de cambio"

"Vamos a explorar todas las posibilidades para que haya un Gobierno progresista" afirma el líder socialista. Añade que la repetición de las elecciones es "la última opción" y advierte a Susana Díaz de que le toda a la dirección del PSOE y a él marcar las líneas políticas.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 12
Comentarios:
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el líder del PSOE, Pedro Sánchez (d), se han saludado hoy, en el Palacio de La Moncloa, antes de iniciar su primera reunión tras las elecciones generales. /EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), y el líder del PSOE, Pedro Sánchez (d), se han saludado hoy, en el Palacio de La Moncloa, antes de iniciar su primera reunión tras las elecciones generales. /EFE

MADRID.— En apenas 40 minutos de reunión, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dejó muy claro al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que no podrá contar con los socialistas para continuar en La Moncloa.

No obstante, Sánchez indicó que respeta las reglas del juego democrático y que debe ser el Partido Popular, como fuerza más votada, quien ahora intente formar Gobierno. Además, aseguró a Rajoy que si logra seguir siendo presidente del Gobierno cuente con la lealtad del PSOE en defender la unidad de España y el pacto contra los yihadistas.



Pero, a la vez, Sánchez abrió la posibilidad de que si el Partido Popular no lo consigue, sea él quien intente llegar a La Moncloa. No lo quiso decir claramente por respetar los "tiempos políticos", pero en más de una ocasión indicó que el PSOE ha entendido que el mensaje de las urnas es de cambio, "y vamos a explorar todas las posibilidades para que haya un Gobierno progresista".

En esta línea, el líder socialista afirmó, en clara referencia a Podemos, que no es cuestión ahora de poner líneas rojas, sino de diálogo y buscar entendimientos. Y el PSOE propuso seis materias de acuerdo: buscar fórmulas para una recuperación justa, un nuevo Estatuto de los Trabajadores, un gran pacto de Estado por la Educación, recuperar el Pacto de Toledo, un amplio acuerdo social, político e institucional contra la violencia de género y la reforma constitucional.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz, después de reunirse durante algo menos de una hora con el presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Javi

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa en la sede socialista de Ferraz, después de reunirse durante algo menos de una hora con el presidente en funciones del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa. EFE/Javier Lizón

Frente al desafío de Podemos de cualquier acuerdo con el PSOE debe pasar por un referéndum en Catalunya, Sánchez siguió en la línea que lleva defendiendo el PSOE desde hace meses: "Los socialistas tenemos una solución para Catalunya que se llama reforma constitucional y el derecho a decidir de todos, pero no estamos de acuerdo con que se trocee la soberanía nacional", afirmó.

Sánchez también explicó que el PSOE buscará con el resto de fuerzas políticas un acuerdo para la Mesa del Congreso, y propondrá que el próximo presidente de la Cámara Baja sea socialista. Cree que dicho acuerdo debe reflejar la pluralidad que se ha visto en las urnas.

Finalmente, frente a las críticas veladas de algunos barones dirigidas a que Sánchez ni siquiera intente un Gobierno con Podemos o más partidos, en el caso de que Rajoy no consiga pasar la investidura, el líder del PSOE estuvo muy contundente.

Dijo que coincidía en todo lo dicho por la presidenta andaluza, Susana Díaz, a este respecto, "pero como ella tiene cultura de partido, sabe que ahora es la dirección federal y yo quienes marcamos la línea política".

Todo un aviso a navegantes, porque todo indica que Sánchez va intentar llegar a La Moncloa, y parece que a toda costa.