Publicado: 21.01.2014 12:44 |Actualizado: 21.01.2014 12:44

El Tribunal de Palma y la Policía preparan el paseíllo de la infanta

De cara a la cita judicial, el magistrado tendrá la última palabra respecto a si la encausada debe descender en coche o andando, tal y como hizo su marido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez decano del partido judicial de Palma, Francisco Martínez Espinosa, ha mantenido un primer contacto vía telefónica con la Policía Nacional de cara a articular la forma en que la Infanta Cristina, citada el próximo 8 de febrero como imputada en el caso Nóos, deberá bajar la cuesta de aproximadamente 40 metros cuadrados que separa la calle de la entrada trasera a los Juzgados de Vía Alemania, según han señalado fuentes judiciales.

No obstante, tras esta primera toma de contacto no se ha decidido nada al respecto, a la espera de que durante esta misma semana tanto el decano como el comisario jefe de la brigada de la Policía Judicial se reúnan para concretar si la hija del Rey debe acceder a los Juzgados en coche o a pie, tal y como han precisado las mismas fuentes.

De cara a la cita judicial, el decano tendrá la última palabra respecto a si la encausada debe descender en coche o andando, tal y como hizo su marido, Iñaki Urdangarin, en las dos ocasiones en que ha sido citado a declarar por el titular del Juzgado de Instrucción número 3, José Castro, encargado de las investigaciones del caso Nóos.

En cualquier caso, para adoptar una decisión definitiva deberá contar con los requerimientos de seguridad que plantee de la Policía, que estudiará los puntos de riesgo existentes en las inmediaciones de los Juzgados para aconsejar si la Duquesa de Palma debe acceder a las dependencias judiciales en un vehículo. Por el momento no hay elaborado ningún informe al respecto.

Las medidas de seguridad que se adopten deben pasar, entre otros aspectos, por impedir posibles agresiones debido al lanzamiento de objetos, tal y como ya se planteó en el caso de Urdangarin.

Precisamente, de cara a la primera declaración del Duque, el decano de los jueces de Palma decidió que accediera en coche y no a pie, tras valorar los requerimientos sobre seguridad planteados desde la Jefatura Superior de Policía. Así, acordó, con carácter "excepcional y por estrictas razones de seguridad", autorizar al Duque a acceder en vehículo a la sede judicial de Via Alemania, si bien Urdangarin optó finalmente por hacerlo andando.

En las dos ocasiones en que Urdangarin ha hecho presencia en los Juzgados así como otros fines de semana en los que se ha producido una especial expectación mediática, el ha acordado habilitar un dispositivo especial de seguridad para garantizar el normal funcionamiento del juzgado de guardia, teniendo en cuenta que tanto en sábado como en domingo las dependencias judiciales de Via Alemania estarán cerradas al público.

Del mismo modo, tampoco se ha permitido el acceso de los medios de comunicación al interior del edificio sino que se ha habilitado un espacio para ellos en el aparcamiento de los Juzgados, junto a la puerta de acceso al edificio. Para la primera declaración del Duque, había acreditados más de 120 periodistas de 60 medios de comunicación, procedentes, entre ellos, de México, Chile, Portugal, Francia, Alemania y Reino Unido.