Publicado: 13.11.2015 10:52 |Actualizado: 13.11.2015 12:07

Los conductores madrileños se toman con resignación las restricciones para reducir la contaminación en la ciudad

"No creemos que esto reduzca la contaminación, si el transporte público funcionase mejor, lo usaríamos mucho más", aseguran varios ciudadanos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
En los parquímetros permanecen apagados y con este cartel de advertencia.- PÚBLICO.

En los parquímetros permanecen apagados y con este cartel de advertencia.- PÚBLICO.

MADRID.- Tras la medida que ha tomado el Gobierno del Ayuntamiento de Madrid de prohibir el estacionamiento en el centro desde las 6.00 horas de esta mañana, los trabajadores que se desplazan cada día hasta la capital han tomado la palabra: "La gente va a seguir cogiendo el coche", "si el transporte público funcionase mejor, lo usaríamos mucho más".

Esta medida ha sido tomada tras persistir el episodio de contaminación por dióxido de nitrógeno que afecta a la ciudad desde el pasado martes, según ha anunciado el Ayuntamiento. El pasado jueves ya se restringió la velocidad de 90 a 70 kilómetros por hora a los coches que circulasen por la M-30 y en las carreteras de acceso a Madrid.



Los madrileños no parecen estar muy de acuerdo con las medidas que el Ayuntamiento de Madrid ha tomado para este viernes, "Me parece fatal. La solución es no venir a trabajar y quedarnos en casa", comenta un trabajador de lavandería. Preguntados por el tráfico no dudan en decir que "parece que hay mucha más gente. Creo que basta que te digan que está prohibido para que vengan más coches", añade un trabajador de servicios. "¿Para qué reducen la velocidad? No creo que eso reduzca la contaminación. El medio ambiente es así y no hay manera de combatirlo", sentencia.

El sector del comercio es el que más afectado se ha visto.- PÚBLICO.

Sin embargo, hay muchos ciudadanos que se desplazan cada día al centro para trabajar en transporte público, idea que les parece "perfecta", pero arremeten contra él, "no puede ser que tenga que esperar ocho minutos entre metro y metro. En las horas puntas debería funcionar mejor. Además, los fin de de semana son mortales, pasan incluso cada 10 minutos", comentan unas trabajadoras de panadería. Frente a la medida de Carmena piensan que "para los residentes es estupendo porque habrá menos coches, pero para el comercio es horrible porque sufrimos".

El sector de limpieza del Ayuntamiento de Madrid también está en contra, "yo vivo en Toledo y allí no hay medios de locomoción para venir hasta aquí. Lo que tienen que hacer es estudiar más y sacar coches que no contaminen tanto".

Pero hay gente que ve esta medida con buenos ojos, aunque con matices. Los usuarios de las bicicletas de Madrid creen que "si funciona de verdad y la contaminación disminuye, me parece muy bien. Suelo coger la bicicleta y si hay menos coches correré menos peligro, pero lo ideal es que ante este tipo de medidas el autobús sea gratis".

Carmena ve menos coches por Madrid

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha apuntado a una disminución de vehículos en el centro de Madrid "a primera vista" en las primeras horas de la jornada en que se ha activado el nivel dos de restricción por contaminación en la ciudad.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Efe, la alcaldesa ha considerado que la respuesta de los madrileños ha sido "positiva", según la información de los responsables de Policía, aunque ha recalcado que hasta que no cuente con más datos es "difícil" hacer una evaluación "muy certera". La alcaldesa ha señalado que espera que la climatología "ayude un poco" y "ojalá", como señalan algunas previsiones, llueva "en uno o dos días"

Carmena ha explicado que cuando anoche anticipó el posible levantamiento de las restricciones por la reducción de la contaminación intentó transmitir lo que entonces le decían los técnicos y ha pedido disculpas por la "confusión" que pudo crear entre los ciudadanos.

Ha precisado que durante su entrevista en la Cadena Ser, sobre las 22.10 horas, la "proyección" apuntaba a que este viernes no habría limitación de velocidad en la M-30 ni en las vías de acceso a la capital (escenario 1) y tampoco se prohibiría el estacionamiento en la zona SER (escenario 2). Treinta y cinco minutos después, sin embargo, "saltó la alarma" y el Ayuntamiento de Madrid elevó las limitaciones al tráfico al entrar en el llamado "escenario 2".

Carmena, que ha asegurado que mantenía contacto con el grupo operativo que sigue el episodio de contaminación en Madrid y que seguía posibles incidencias a través de WhatsApp, ha manifestado que intentó transmitir a los ciudadanos lo que le decían los técnicos. "Puede ser" que fuera imprudente, ha dicho, tras asumir que "a lo mejor" pudo "haber confundido" a ciudadanos: "Lo siento mucho si así fue".

La alcaldesa ha recordado que el protocolo que se está aplicando está sometido a "alternativas" y que la entrada en el "escenario 1" en la jornada del jueves obedeció a que durante "dos días seguidos" los índices de contaminación eran muy elevados.