Publicado: 30.09.2015 23:09 |Actualizado: 01.10.2015 08:46

"La educación requiere amor y generosidad; y de eso andamos fatal"

Un debate entre representantes del PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos pone de manifiesto que un pacto de Estado en Educación es tan deseado como inalcanzable

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Un momento del debate entre María Teresa de la Iglesia Vicente (C's), Ángel Gabilondo (PSOE-M), Sandra Moneo (PP) y Sara Mínguez (Podemos).

Un momento del debate entre María Teresa de la Iglesia Vicente (C's), Ángel Gabilondo (PSOE-M), Sandra Moneo (PP) y Sara Mínguez (Podemos).

MADRID.- ¿Por qué nunca se ha logrado alcanzar un pacto educativo en España? La respuesta a este debate eterno tomó vida este miércoles durante una charla organizada por la Fundación Santillana. La historia, en términos literarios, sólo tiene introducción y nudo. Representantes de cuatro partidos políticos se sorprenden a ellos mismos por estar de acuerdo los unos con los otros en los grandes retos de la educación. Comparten diagnóstico y, en ocasiones, incluso propuestas. E insisten una y otra vez en lo necesario que es un acuerdo de Estado. Sin embargo, cuando parece que al terminar el debate irán corriendo a firmarlo, aparece la letra pequeña, los detalles. Y ahí discrepan, discuten y aunque insisten en que el acuerdo de Estado es imprescindible, ya no parece tan cerca.

"No es que haga falta buena voluntad para llegar a un pacto nacional, es que hace falta mala voluntad para no llegar a un pacto nacional", ha resumido en su primera intervención Ángel Gabilondo, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid y exministro de Educación que estuvo al filo de un acuerdo de Estado vetado por el PP en el último momento.



"La educación ha hecho lo que nada ni nadie ha hecho por nuestro país. Pero la educación requiere amor y generosidad; y de eso andamos fatal", ha sentenciado Gabilondo tras insistir en la necesidad de escuchar a la comunidad educativa y de construir un sistema que haga compatible la calidad con la equidad.

Sandra Moneo, diputada en el Congreso y portavoz de Educación del PP, ha abogado por estudiar la propuesta del Consejo Escolar sobre extender la obligatoriedad de la educación a los 18 años y María Teresa de la Iglesia, portavoz de Educación y Deportes del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, ha propuesto hacerla obligatoria desde los 0 años.

Sandra Mínguez,coordinadora de Educación de Podemos, ha sido la primera en mencionar la ley Wert —en las antípodas de un pacto educativo porque se aprobó sin consenso— para afirmar que la próxima reforma educativa debe hacerla la comunidad educativa: "Necesitamos un sistema estable, sin vaivenes políticos, que perdure en el tiempo y que no deje a nadie en el camino". 

Sandra Moneo (PP): "Hay  que estudiar la posibilidad de extender la obligatoriedad de la educación a los 18 años"

El debate político estuvo precedido por la presentación de un informe de la OCDE que advertía, entre otras cosas, de la falta de adecuación entre la preparación de los estudiantes españoles y las demandas de las empresas. Gabilondo, que ha distinguido entre empleo y empleabilidad, ha negado la mayor: "Es un error supeditar la formación a las necesidades del mercado. Hay que responder a las necesidades sociales y no a las del mercado", ha sentenciado tras recordar que "el último fin de la educación no debe ser la formación de dóciles empleados" sino "la capacidad de adaptación a una situación social de cambio en la que poder desarrollar distintas competencias".

De la Iglesia también ha coincidido en resaltar que no se trata de formar a ciudadanos "competitivos" o "productivos" en el mercado, como ha señalado Mínguez. La diputada de Podemos aboga por formar a personas "para que saquen lo mejor de ellas mismas, sean felices y puedan tener una vida digna".

Profesores desmotivados

El debate sobre el cobro de la educación concertada ha provocado más choques. Moneo ha negado "irregularidades" aunque ha coincidido con Gabilondo en la necesidad de "revisar los módulos de conciertos" para que se cumpla el principio de gratuidad. El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid ha admitido "desequilibrios" y ha criticado la educación "entendida como negocio empresarial". De la Iglesia (C's) ha puesto una medida encima de la mesa: "Incluir en los planes de inspección educativa un control de la gratuidad de los centros concertados".

Y para terminar, la pregunta del millón: ¿Qué hacer para que los docentes se motiven? Según el PP, necesitan "reconocimiento profesional, personal y económico" y más autonomía. Para Podemos, es imprescindible acabar con la interinidad —"que impide la continuidad de proyectos a medio y largo plazo"— aumentar la formación y que "no haya reformas cada cuatro años".

Porque lo que hace falta, claro, es un acuerdo de Estado. Y ahí vuelven todos a coincidir. Superado el nudo del debate, regresamos a la introducción. Eso sí, sin pasar por el desenlace.