Público
Público

ENTREVISTA

Tania González: "Estamos ante una feminización de la pobreza en España" 

La portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo es la ponente de un informe aprobado por la Comisión de Empleo de la Eurocámara para luchar contra la brecha de género en las pensiones.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:
La portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Tania González, es la ponente de un informe aprobado por la Comisión de Empleo de la Eurocámara para luchar contra la brecha de género en las pensiones. EFE/Archivo

La portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo, Tania González, es la ponente de un informe aprobado por la Comisión de Empleo de la Eurocámara para luchar contra la brecha de género en las pensiones. EFE/Archivo

MADRID.- "En España, cada vez son más las mujeres que tienen más riesgo de llegar a la jubilación en situaciones ridículas, sin una paga digna que les permita vivir. Estamos ante una feminización de la pobreza". De esta forma ha calificado la portavoz de Podemos en el Parlamento Europeo y miembro de la Comisión de Empleo de la Eurocámara, Tania González, la situación actual de las pensionistas españolas, en la que "en torno al 20% están en riesgo de exclusión social frente al 14% de los hombres".

La eurodiputada es la ponente de un informe aprobado por la Comisión de Empleo de la Eurocámara para luchar contra la brecha de género en las pensiones. Un informe que, según dice, "pretende derrotar la desigualdad estructural existente en la Unión Europea y en España".

El documento, titulado La necesidad de una Estrategia de la Unión para prevenir y eliminar la brecha de género en materia de pensiones, será tratado entre la Comisión de Empleo y la de Mujer. Tras ser aprobado por la primera, pasará a pleno y se someterá a votación en la Comisión de la Mujer a principios del próximo año. "Esperemos incorporar algún elemento más", ha asegurado en una conversación con Público.

Este "problema estructural", como así lo llama la portavoz de Podemos, se empezó a plantear en la Unión Europea hace tres años.

"Según datos de 2014, la brecha de género en las pensiones en la Unión Europea ronda el 38%, cifra que oscila notablemente entre el 3,7% de Estonia, frente a un 34% en España o un 48,8% en Chipre", recoge González en un artículo de opinión para CTXT

"El hecho de que no existan pensiones mínimas suficientes para llevar una vida digna, es consecuencia de que hay muchas mujeres que no cotizan lo suficiente", ha afirmado. Por eso, según plantea el texto, hay que facilitar el acceso al contrato laboral por parte de las mujeres, ya que "la mayoría de contratos son precarios", situación que a su vez provoca su empobrecimiento y genera dificultad para acceder a pensiones dignas. ​

La portavoz ha señalado además que en un contexto donde todo el mundo tiene acceso al trabajo, sin distinción de género, es necesario que haya una reducción de la jornada laboral para que hombres y mujeres dediquen tiempo a su vida personal.

No obstante, González ha apuntado que "el techo de cristal para acceder a puestos de responsabilidad, la masculinización de los puestos más cualificados y remunerados, los recortes en la ley de dependencia, y la desigualdad en los permisos de maternidad y paternidad" siguen siendo una barrera que dificulta el cambio estructural.

En cuanto a los salarios, la miembro de la Comisión de Empleo de la Eurocámara aboga por un salario mínimo (al menos el 60% del salario medio) en todos los países europeos y, sobre todo, elevar dichos salarios, como medida para reducir la brecha de género en las pensiones.

Elemento aprobado

Si se tiene en cuenta que el rol actual de la mujer es el de cuidadora, "las instituciones públicas deberían ofrecer unos servicios que garanticen el cuidado de los menores o servicios de dependencia que no obliguen a la mujer a abandonar su empleo", ha manifestado.

Precisamente, uno de los elementos aprobados en la votación celebrada este jueves "por una diferencia de tres o cuatro votos", es la de garantizar la cotización a aquellos y aquellas que se dediquen al cuidado de las personas que lo precisen.