Público
Público

Caso La Manada El juez admite un informe sobre la víctima encargado por un miembro de 'La Manada' a un detective

El juez, que negó admitir como pruebas de cargo en el juicio los mensajes compartidos por los acusados y sus amigos por WhatsApp, en que se vieron indicios de otro posible caso de abuso sexual, admite ahora un documento que se centra en la vida de la víctima posterior a los hechos.

Publicidad
Media: 2.93
Votos: 28
Comentarios:

No a las agresiones sexuales en Sanfermines

Lo que hizo la joven presuntamente violada por cinco hombres en los Sanfermines de 2016 con su vida después de los hechos, es aparentemente relevante para el juez que lleva el juicio que comenzó este lunes en Pamplona. Así parece demostrarlo la admisión como prueba de un informe elaborado por un despacho de detectives privados y pagados por uno de los acusados, que husmeó en el el día a día de la joven durante un período de tiempo posterior a que interpusiera la denuncia por violación.

Aunque no se conoce el contenido del dicho informe, este hecho ha despertado sorpresa e indignación tanto en redes sociales como entre organizaciones feministas y abogadas expertas en temas de género.

El juez que lleva el caso había decidido eliminar de la causa todos los mensajes que los acusados compartían en su grupo de Whatsaap La Manada, excepto los que habían compartido los cinco acusados durante el día 7 de julio de 2016, fecha en que sucedieron los hechos que ahora se juzgan.

Ninguno de los otros mensajes compartidos por el grupo en fechas anteriores fue aceptado como prueba de cargo, ni si quiera los que se refieren a otro posible abuso sexual cometido por el grupo contra otra joven en Pozo Blanco. Todos fueron eliminados de la causa, a pesar de que la investigación del caso había sido exhaustiva y minuciosa.

Esto es lo que más indignación ha levantado por lo que supone de asimetría en el trato. "Sí importa el comportamietno que ha tenido la víctima tras los hechos, pero no el que han tenido los acusados previamente a la posible violación", afirma una experta consultada.

Para María Daza, abogada experta en temas de género, la admisión de este documento supone una "victimización secundaria tremenda"

El estatuto de la víctima del delito estipula que podrán ser adoptadas las medidas para la protección de las víctimas, entre ellas las "destinadas a evitar que se formulen preguntas relativas a las vida privada de la víctima que no tengan relación con el hecho delictivo enjuiciado, salvo que el tribunal consideren que deben ser contestadas para valorar adecuadamente los hechos o la declaración de la víctima". "Sin embargo, estos principios generales casi nunca se cumplen en casos donde se juzga la libertad sexual, que son casos que afectan a las mujeres", afirma Daza. .

"Nuestro juzgados y nuestras leyes permiten que se enjuicie a las víctimas en vez de hacerlo a los delincuentes"

"Nuestro juzgados y nuestras leyes permiten que se enjuicie a las víctimas en vez de hacerlo a los delincuentes. Permitir una prueba de este tipo relativa a la vida privada de ella es tremendo", concluye Daza.

Hay gran expectación entre las organizaciones de mujeres y feministas sobre este caso y una gran duda sobre si se está asistiendo aun escenario ya repetido en otras ocasiones en las víctimas terminan siendo las acusadas. La defensa de los presuntos violadores va encaminada en esa dirección, tal como ha admitido el abogado que defiende a varios de ellos, demostrar que ella miente y que la relación sexual que mantuvo con los cinco a la vez fue en realidad consentida.

Para todas las expertas consultadas, supone un hecho muy preocupante que se hayan dejado fuera pruebas que había recopilado la investigación previa y que podían demostrar un patrón de comportamiento de los acusados y que sin embargo ahora se admitan informes de la vida de la joven que nada tienen que ver con los hechos juzgados. 

Este martes ha prestado declaración la joven denunciante. Durante más de tres horas ha respondido a las preguntas de todas las partes. Durante su declaración se valoró la posibilidad de proyectar los vídeos grabados por los acusados durante la noche de los hechos, pero finalmente esos vídeos no se vieron.

También declararon por un breve espacio de tiempo los dos testigos que encontraron a la joven acurrucada en un banco poco después de haber sido violada y que fueron los que llamaron a la policía. 

Los cinco acusados prestarán declaración el próximo día 22 y dos dias después el juicio se dará por concluido.