Publicado: 27.09.2015 19:47 |Actualizado: 28.09.2015 07:38

A 140

Mabel Lozano: “España es cómplice de la trata”

La guionista y directora del documental ‘Chicas Nuevas 24 horas’ sobre la esclavitud 
sexual denuncia que España es el primer país europeo de tránsito y destino de las
víctimas de un negocio que genera 5 millones de euros al día.

Publicidad
Media: 4.89
Votos: 9
Comentarios:
Captura de pantalla del 'Twitter' de Mabel Lozano

Captura de pantalla del 'Twitter' de Mabel Lozano

Fue modelo, presentadora de televisión, una starlet. Hasta que un buen día conoció a Irina, una joven rusa, esclava sexual, y decidió convertirse en cineasta-activista, o al revés. Dice que no lo tiene claro.

Hace diez años que Mabel Lozano (Toledo, 1967) se puso detrás de la cámara, previo paso por la universidad, y ya va por su quinto largometraje. Aunque Chicas Nuevas 24 horas es mucho más que una película.

Son cuatro años de trabajo casi periodístico y de unas cuantas lágrimas de su autora. Son cuatro historias escalofriantes de dos mujeres y dos crías, víctimas de trata. Son decenas de datos de espanto. Y es, sobre todo, un puñetazo a las conciencias.



"Hasta hace dos días nos parecía que estas mujeres solo podían provenir de la exclusión social, de la invisibilidad. Y no nos importaba"

Su documental duele

Dolor es el que sienten las víctimas que ven que el sueño migratorio es una mentira.

También el de quienes descubren un asunto al que… ¿se presta poca atención?

Hasta hace dos días nos parecía que estas mujeres solo podían provenir de la exclusión social, de la invisibilidad. Y no nos importaba. No nos veíamos como víctimas potenciales. Creíamos que nada tiene que ver con nosotros.

Y sí tiene que ver…

Somos uno de los países que adoran las redes de trata. El primero de tránsito y destino de Europa. Hay muchas mujeres que llegan a España y se mueven a Italia, Holanda… pero otras muchas se quedan.

¿Por qué? ¿No se persigue aquí la trata como se debería perseguir?

Insisto: hasta ahora no le dábamos importancia porque no lo hacíamos nuestro. No sentíamos que nos pudiera pasar a nosotros. Pero una víctima de trata en nuestro país, aunque sea paraguaya o rumana, es nuestra víctima. Y en España somos cómplices de lo que pasa con la trata.

Captura de pantalla de la conversación con Mabel Lozano

Captura de pantalla de la conversación con Mabel Lozano

Se fía de la Ley Integral que acaba de aprobar el Gobierno

Es un paso más para combatir la esclavitud del s. XXI porque comienza a poner el acento en la víctima. Hay que combatir el delito, pero lo más importante es dotar de derechos a las desnudas de derechos como son las víctimas de trata.

Hasta hace nada, todo lo que se incautaba en un proceso de trata era para el Gobierno. A partir de ahora se seguirá el mismo proceso que en los casos de narcotráfico: parte irá a las asociaciones y a indemnizar a las víctimas.

Y además, por fin, se va a hablar de cooperación internacional. España tiene que hacer un trabajo de visualizar el delito que esta frente a nosotros, en las calles, plazas y clubes. La prevención hay que hacerla en los países de origen de las víctimas.

Y educar...

Dale a una niña un lápiz y cambiarás el mundo.

¿Cómo se sintió detrás de la cámara mientras Yandy, esa niña de 15 años, le contaba lo que cuenta en ‘Chicas Nuevas 24 horas’?

Lloraba. Tengo una niña casi de su edad. Cuando dijo “quiero irme con mi mamá” se me encogió el corazón. Pero lo que me destruyó fue lo que me dijo el director del centro en el que está Yandy: “No la quiere nadie”.

Ahí se vuelca usted: en lo que pasa después.

Porque es durísimo. Te encuentras un ser humano destruido, estigmatizado, que ya no puede retornar a su país de origen, ni a su familia, ni a su tribu.
Detrás de la explotación sexual hay una gravísima violación de derechos humanos. Recuperar a una víctima de trata es un proceso muy difícil y muy largo.

De las cuatro víctimas que aparecen en el documental, ninguna ha podido volver…

Ninguna vuelve. Y lo más grave es que las víctimas no lo cuentan. La trata genera tanto estigma a las mujeres, tantos prejuicios…
Y es porque nadie ve lo que realmente es: una violación de derechos humanos más allá de la explotación sexual.

Captura de pantalla de la conversación con Mabel Lozano

Captura de pantalla de la conversación con Mabel Lozano

¿Cómo convenció usted a sus cuatro protagonistas?

Llevo 10 años trabajando en esto, sin morbo, sin amarillismo. Solo hay respeto, rigor y seriedad, como no puede ser de otra manera cuando se habla de la compra y venta de seres humanos.
Mi trabajo serio me avala.

Llama la atención la frialdad con la que presenta el documental: una 'master class' sobre el negocio más lucrativo…

Chicas Nuevas 24 horas es un documental muy frío. Tan frío como vender a un ser humano.

Seguro que hay cosas que no ha querido contar…

No he contado lo que podía dañar a las mujeres cuando en algún momento – ¡ojalá!- recuperen su vida.

Hábleme de las cifras….

Soy anticifras. Porque no estamos hablando de ganado. Hablamos de Estela, de Yandy, de Ana Ramona… mujeres como tú y como yo. Niñas como mi hija.

Sin embargo el documental está salpicado de datos.

Porque algunos son muy significativos. La trata es un delito que genera mucho dinero, el tercero después del tráfico de armas y el narcotráfico: 32.000 millones de dólares al año. En España genera 5 millones de euros ¡al día!

Denuncia también la hipocresía de algunos medios en torno a los anuncios por palabras.

"¿Los medios son culpables de la trata? No. Pero la favorecen porque se lucran de ella"

La trata es una cadena en la que se lucra muchísima gente. La materia prima es una mujer o una niña de la que todo el mundo saca tajada. Desde el que la capta o la explota hasta el taxista que conduce a los clubes.

¿Los medios son culpables de la trata? No. Pero la favorecen porque se lucran de ella.

Captura de pantalla de la conversación con Mabel Lozano

Captura de pantalla de la conversación con Mabel Lozano

Se estrenó en Madrid hace un mes… ¿Está funcionando?

Se estrenó con lleno total todos los días en el cine. Hemos llegado en un momento importante en el que el ciudadano quiere saber, quiere ver. Y ese es el primer paso para la sensibilización.
La película viajará ahora a universidades e institutos de España y de los países de origen. Ya está doblado al guaraní, para que llegue a las niñas más vulnerables de las comunidades indígenas en las que son captadas.

¿Mabel Lozano es cineasta-activista o al revés?

No sé qué decir. Soy una activista y soy cineasta. He abordado muchas veces el tema de la trata y es probable que lo vuelva a abordar. Mi activismo contra este delito es incondicional.

¿Cómo se mete usted en esto?

Soy de un pueblo de Toledo. Cuando yo era pequeña las mujeres no eran directoras de cine. No tenía referentes. Conocí la trata por Irina, una mujer rusa que me contó su historia y decidí que quería contarlo detrás de una cámara.

¿No ha pensado en hacer ficción?

"El documental es una herramienta fantástica para la denuncia que está arrasando entre la gente joven"

La realidad supera con creces la ficción. El documental es además una herramienta fantástica para la denuncia que está arrasando entre la gente joven.

¿Cuál será el próximo?

Acabo de terminar una campaña contra la mutilación genital femenina. En octubre iré al Festival Internacional de Río de Janeiro con ‘Chicas Nuevas’, al Festival Internacional de Santa Cruz, en Bolivia, a Paraguay, al estreno de la copia en guaraní.
¡’Chicas’ es la primera película española que se dobla al guaraní! Vuelvo para ir a la Seminci y después doblaremos también al quechua para las zonas del Alto Andino donde también son captadas estas mujeres.