Publicado: 04.10.2015 14:06 |Actualizado: 04.10.2015 14:48

Las seis exigencias que las EuroMarchas llevarán a Bruselas

Frente al Museo Reina Sofía, decenas de personas han presentado en Madrid las propuestas que los próximos días 15, 16 y 17 de octubre pondrán encima de la mesa de las instituciones de la UE: políticas contra el TTIP y la deuda, y a favor de los servicios públicos y el cambio social.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Las seis exigencias que las EuroMarchas llevarán a Bruselas. /ALICIA IBARRA

Las seis exigencias que las EuroMarchas llevarán a Bruselas. /ALICIA IBARRA

MADRID.- Las EuroMarchas están recorriendo España entera y no pararán hasta llegar a Bruselas y transmitir su mensaje frente a las instituciones europeas los próximos días 15, 16 y 17 de octubre. "Apuntamos directamente a Europa porque la crisis ha sido una excusa para recortar al pueblo sus derechos", señala la organización durante su reunión este domingo frente al Museo Reina Sofía.

Sus exigencias se resumen en la apuesta por los servicios públicos y en recuperar la Europa para los ciudadanos, sobre todo para aquellos que se han visto especialmente afectados en esta crisis.



1. La pobreza, la falta de acceso a la dignidad

Tal y como apuntan desde la Asociación Española Contra la Pobreza, la crisis económica ha provocado un gran crecimiento de la pobreza y la distancia entre ellos y aquellos que viven en la riqueza ha aumentado enormemente. "Esto hay que solucionarlo y hacer que los ciudadanos entiendan que la pobreza está íntimamente relacionada con el modelo político y económico", señala uno de sus portavoces .

Además, la asociación señala que hay que tener en cuenta a los que viven en la pobreza antes de tomar las decisiones a nivel europeo, porque siempre son los que más pierden.

2. "El TTIP no es un tratado, es un asalto"

"Varios tratados como son el TISA, el CETA y el TTIP van mas allá de favorecer el capital, quieren dejar a la democracia sin sentido y que las empresas puedan quitar legitimidad a una decisión tomada de forma democrática", critica Cuca Hernández de la Campaña Contra el TTIP.

Para esta representante, no podemos permitir que las grandes compañías tengan potestad para demandar una medida social y transformadora sólo porque no favorezca a su previsión de beneficios. "El TTIP no es un tratado, es un asalto", apunta.

Si los lobbys, según indica Hernández, se sientan en la mesa de la comision reguladora tanto a nivel nacional como internacional, no es de extrañar que se produzca la privatización del agua o el uso de los transgénicos.

El próximo día 6 de octubre esta plataforma presentará 3 millones de firmas en Bruselas contra estos tratados.

3. No más tecnócratas ni políticas de austeridad

Irene de la Cuerda, de CGT, presenta las políticas de austeridad en cuatro bloques: salarios, reformas laborales, pensiones y déficit. Para esta portavoz, los "tecnócratas que no han sido elegidos por nadie son los que determinan estas políticas que nos afectan a todos", algo que considera injusto y poco democrático.

4. "No debemos, no pagamos"

Respecto a la deuda, la postura de las plataformas que forman las EuroMarchas es clara: es ilegítima, ilegal e impagable. "No debemos, no pagamos", protesta Berta Iglesias de Ecologistas en Acción.

Para esta organización, la UE está diseñada para favorecer a los bancos y no a los Estados. "¿Por qué los bancos reciben el dinero de Europa al 0,25% de interés y lo ponen a crédito para los ciudadanos aquí al 5% de interés?", se pregunta Iglesias.

Atendiendo a los problemas relacionados con el medio ambiente, esta portavoz dice que la crisis ambiental y social es demasiado grande como para no hacerla caso y dedicarnos a salvar a los bancos. "La deuda es una forma de sometimiento y no van a someternos", destaca.

5. La importancia de los servicios públicos

La permanencia de los servicios públicos son el objetivo principal de estas marchas, de ahí que el papel de las diferentes mareas nacionales en estas convocatorias sea tan relevante.

Carmen Esbrí, de la Marea Blanca, considera que la Europa actual no mira por los intereses de los ciudadanos y que, por desgracia, vivimos en la dictadura de los mercados y no en una verdadera democracia.

"Se mueren 12 persoas cada día con Hepatitis C porque no les dan los medicamentos; esto es solo un ejemplo de que tenemos que redistribuir la riqueza a través de los servicios públicos en Europa, es la única manera de hacerlo", remarca.

6. Construir otra Europa

El último de los puntos está relacionado con la manera de poner en funcionamiento las propuestas que llevarán a Bruselas, ideas que también comparten y que ya están promoviendo los eurodiputados de Podemos e IU en el Parlamento Europeo.

"Las marchas se están celebrando en toda Europa porque hay una necesidad de cambio", dice Lourdes Lucía de ATTAC, quien se niega a su vez a vivir en una UE con paraísos fiscales y donde el agua y la energía se están convirtiendo en algo privado.

"No quiero una Europa hipócrita que permite el paso de capitales y pone muros a los que piden ayuda y huyen de la guerra", concluye.