Público
Público

Twitter El experto en redes sociales de la Guardia Civil que detuvo a Strawberry no sabe qué son las impresiones de un tuit

El agente de la Unidad Central Especial afirmó en la Audiencia Nacional desconocer qué eran las interacciones y las impresiones de un tuit. La abogada Isabel Elbal lamenta que se esté "enjuiciando" a personas sin que los responsables tengan el conocimiento necesario y suficiente de las redes sociales: "Aumenta la indefensión"

Publicidad
Media: 3.78
Votos: 40
Comentarios:

El cantante de Def con Dos, César Strawberry, en el banquillos de los acusados por seis tuits.- EFE

- ¿Usted es experto en redes sociales?

- Sí. Se podría decir que sí. Sí.  

- ¿No sabe lo que es una impresión [en Twitter]?

- No.

- ¿No sabe lo que son las interacciones totales [de un tuit]?

- No. 

La conversación que Público acaba de reproducir se dio en la Audiencia Nacional. Las preguntas las hace el abogado del cantante César Strawberry, Gonzalo Boye, y las respuestas son del capitán de la Guardia Civil que instruyó la investigación que acabó con la orden de detención del cantante de Def con Dos por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas cometido a través de seis tuits publicados en la red social Twitter.  

Durante el interrogatorio, el agente de la Unidad Central Especial Nº1 de la Jefatura de Información de la Guardia Civil explica que los seguidores de una cuenta de Twitter, en este caso de Strawberry, reciben "automáticamente" el mensaje que el titular de la cuenta escribe. El abogado insistió en que el agente determinara las diferencias entre seguidores de una cuenta, interacciones e impresiones de un tuit. No había nada que hacer. El agente contestó insistentemente que no tiene manera de conocer el número de personas que han visto un tuit y que- según afirmó- desconocía esas diferencias. 

"Están enjuiciando a personas por mensajes publicados en una red social que desconocen o que conocen sólo de oídas. Es muy grave", señala Elbal

El desconocimiento de las redes sociales del agente de la Guardia Civil no dejaría de ser una anécdota si no fuera porque este agente fue el instructor de la investigación que acabó con la detención de Strawberry y posterior condena a un año de prisión por el Tribunal Supremo.

La abogada penalista Isabel Elbal, que ha defendido a Strawberry, califica de "despropósito" que el agente "se limitara a decir que los tuits llegan automáticamente a sus miles de seguidores". "Están enjuiciando a personas por mensajes publicados en una red social que desconocen o que conocen solo de oídas. Es muy grave", señala a Público Elbal, que afirma que estas "situaciones aumentan el nivel de desprotección e indefensión de los acusados". 

Este "despropósito" aumenta más aún si se tiene en cuenta que el Ministerio Público alegó para que se condenara a Strawberry que las "nuevas tecnologías al servicio de la comunicación intensifican de forma exponencial el daño de afirmaciones o mensajes que, en otro momento, podían haber limitado sus perniciosos efectos a un reducido y seleccionado grupo de destinatarios".

La pregunta es evidente: ¿Cómo sabe la Justicia cual ha sido el efecto pernicioso que ha añadido que el mensaje haya sido difundido por Twitter? ¿Cómo sabe cuántas personas han interaccionado con el tuit? La respuesta también parece evidente: no lo sabe y no lo puede saber. Para conocer este dato tendría que pedir permiso a Twitter, una empresa radicada en Estados Unidos, que denegaría esos datos en base a la primera enmienda, tal y como sucedió con el cómico Facu Díaz.