Público
Público

Ángeles Caso gana el Premio Planeta con su novela 'Contra el viento'

La obra vencedora es un homenaje a la mujer inmigrante

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una autora de la casa, un curriculum de calidad y una novela que toca temas actuales como la inmigración y la condición de la mujer. Las credenciales de Ángeles Caso (Gijón, 1959) encajaban en la lógica para ganar el premio literario mejor dotado de las letras españolas. Contra el viento, la novela ganadora, narra la historia de una joven de Cabo Verde que, después de muchos infortunios, emigra a Europa, donde, primero en Portugal y luego en España, la vida no deja de maltratarla. El fallo del jurado del LVIII Premio Planeta se conoció ayer en Barcelona, en presencia del president de la Generalitat, José Montilla, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, entre numerosas personalidades.

La ganadora, que firmó con el pseudónimo Virginia Evora, en homenaje a la cantante Cesásea Evora, ya fue finalista del premio en 1994 con El peso de las sombras y ganó el Fernando Lara en 2000 con Un largo silencio. Ayer explicó a Público en su nueva obra refleja hechos reales: 'Está basada en la historia de una amiga mía inmigrante de Cabo Verde que, además, sufrió malos tratos', dijo.

El papel de la protagonista en la vida de la autora es notable: 'Me permitió desarrollar mi carrera mientras mi hija era pequeña, cuando yo llegué a Madrid sola y no tenía a nadie que me ayudara'. Caso se muestra agradecida con estas mujeres: 'Entregan su amor a unos niños que no son sus hijos, y lo hacen sin concesiones'. La situación de la autora ha cambiado radicalmente respecto a la que vivió su madre: 'Mi generación no tiene nada que ver con la de ella, que nos crió gracias a la ayuda de mis tías y de un montón de mujeres'.

Por la novela pululan otros personajes que reflejan la dura vida de la mujer inmigrante. 'Son mujeres con vidas muy duras, pero con una gran fortaleza y una gran vitalidad. He ido siguiendo los pasos de todas ellas, conozco sus vidas. Son inteligentísimas y casi todas han querido estudiar en sus países de origen, pero no han podido'.

'Yo sí tengo un compromiso: primero con la literatura y luego con la sociedad, sobre todo con las mujeres'

La carrera de la escritora, colaboradora de este diario, empezó en el mundo del periodismo. Tal vez en esos primeros pasos encontramos el origen de todo lo que Contra el viento tiene de crítica social. Así lo reconoce la propia autora: 'Yo sí tengo un compromiso: primero con la literatura y luego con la sociedad, sobre todo con las mujeres'. La denuncia también queda reflejada en la novela. 'Estas mujeres llegan aquí y trabajan en una inseguridad extrema. Yo he intentado dar visibilidad a personas que son invisibles por ser mujeres e inmigrantes', denuncia al autora de Las olvidadas.

El giro hacia la literatura lo dio en 1994, cuando pasó a dedicarse en exclusividad a la narrativa gracias al éxito de ventas que fue El peso de las sombras, finalista del Planeta, por detrás del Nobel Camilo José Cela, que ganó con La cruz de San Andrés.

El finalista fue el historiador Emilio Calderón (Málaga, 1960), fundador de la editorial Cirene. Empezó en el mundo de la literatura hace 20 años con ensayos históricos. En 1995 se introdujo en la ficción con novelas juveniles y cuentos para niños, siempre con un marcado acento histórico. El año pasado se llevó el premio Fernando Lara gracias a la novela 'El judío de Shanghai'. La trama de la obra finalista del Planeta, 'La bailarina y el inglés' no rehúye el trasfondo histórico, aunque maquillado de intriga: su protagonista es un jefe de policía que se estrena en el cargo con la investigación de unos misteriosos crímenes ocurridos en los últimos tiempos del dominio británico en la India.

El escritor y académico Pere Gimferrer sufrió un desmayo durante la ceremonia de entrega del premio Planeta.  Gimferrer, que fue inmediatamente atendido por personal sanitario que se encontraba en el Palacio de Congresos de Barcelona, ya se encuentra hospitalizado, según ha informado el responsable médico de Planeta, Joan Pere Serrano.

Serrano ha comentado en la rueda de prensa reservada a los ganadores que 'por la sintomatología Gimferrer ha sufrido una lipotimia' y, de hecho, ha recordado, el propio poeta barcelonés ha confesado que 'ya durante la tarde había tenido molestia gástrica'.

'No hay un signo que hiciera prever una alteración más seria'

Según el médico, 'no hay un signo que hiciera prever una alteración más seria' y ha manifestado que 'salvo el momento del desvanecimiento, se ha mantenido consciente, orientado y sin ningún tipo de alteración'.

Como pauta preventiva, ha indicado el médico de Planeta, 'lo hemos trasladado al servicio de urgencias para hacer pruebas complementarias, electrocardiogramas y pruebas de glucemia'.

El incidente ha tenido lugar después de que el finalista del premio, Emilio Calderón. En el momento en que la ganadora Ángeles Caso pronunciaba el discurso de agradecimiento, Gimferrer, que se encontraba sobre el escenario junto al resto de los miembros del jurado, sufrió un desvanecimiento.

Igual de tradicional que conceder el Premio Planeta el 15 de octubre de cada año es que, antes de que se haga público el veredicto, se 'intuya' por dónde van a ir los tiros ganadores.

En la LVIII noche del Premio Planeta el nombre de la escritora Ángeles Caso sonaba como el que gozaba de más opciones para hacerse con el galardón con más dotación económica de España (601.000 euros para el ganador y 125.000 para el finalista).

El nombre de Ángeles Caso era el más tachado en todas las quinielas, pero no es el único. Elvira Lindo, Javier Sierra o el presentador Risto Mejide también circulaban como posibles vencedores.

La propia Lindo ha desmentido hoy en su página de Facebook no solo que vaya a ganar a premio, sino que se haya presentado: 'Podría ganar el premio Planeta si: me hubiera presentado, hubiera terminado mi novela, estuviera en Barcelona, quisiera entregarme a la superpromoción que eso supone, quisiera estar tres meses fuera de casa viajando y promocionando la novela, necesitara dinero... Pero, !ooooohhhhhhh! Quiero seguir en mi casita de Nueva York escribiendo y disfrutando de la vida. Muchos besos y gracias a los que me han felicitado tan cariñosamente'

La edición del Premio Planeta del año pasado la ganó el filósofo y escritor Fernando Savater por su novela La hermanda de la buena suerte. Ángela Vallvey fue finalista por Muerte entre poetas.

Más noticias en Política y Sociedad