Público
Público

El Barça suma y sigue

El equipo azulgrana consigue el primer título de la temporada ante un Athletic de circunstancias. Messi abre el marcador con un gol espectacular y exhibe su liderazgo a una semana de la Liga

RUT VILAR

No hay final que se le resista al Barça desde que Guardiola pisó como técnico el vestuario del Camp Nou. Tras ganar la Copa en Mestalla y la Liga de Campeones en Roma, anoche cayó la Supercopa de España en casa.

El Barcelona venció por 3-0 a un Athletic marcado por las ausencias, pues Caparrós dejó en Bilbao a la mayoría de titulares pensando en el próximo partido de Liga Europea que su equipo disputará el jueves en Noruega. Así las cosas, el capitán delBarça, Puyol, levantó el primer trofeo del curso para los azulgrana, el cuarto del año.

En la noche del debut oficial de Ibrahimovic, Messi confirmó quién es el líder de su equipo. El argentino desatascó la lata de los goles que, tras 50 minutos, resistía cerrada el envite culé gracias, en buena parte, al acierto del meta Iraizoz. La Pulga consumó dos de los tantos de su equipo: el primero, tras una rápida combinación que inició Xavi, gracias a un error de los vascos, continuó Ibra y culminó Messi con su magia habitual y su pierna derecha, cosa más inusual.

Como en San Mamés, donde el conjunto catalán venció por 1-2, el Barcelona impuso su juego durante muchos minutos, mientras que al Athletic, por falta de recursos, no le quedaba otra que resistir. A pesar del dominio azulgrana, sobre todo en la posesión, las ocasiones de gol se hicieron de rogar. Luego, llegaron en tromba, aunque ni Henry, Messi, Xavi y Ketia acertaron ante la portería que defendía Iraizoz.

Guardiola comentó el sábado que Ibrahimovic sólo necesitaba minutos para adaptarse al juego del equipo y ayer no dudó en dárselos desde el inicio. Anoche, el Camp Nou advirtió pronto que el sueco no era aquel jugador desubicado que se vio en el Gamper hace sólo cuatro días y, tras ese inicio sin crear ocasiones, también fue Iraizoz, quien le negó la gloria de estrenar su casillero de goles con un extraordinario chut acrobático, tras una magnífica jugada de Messi, que evidenció la fabulosa coordinación del sueco a pesar de su estatura (1,95).

El nórdico dejó una buena imagen en los 70 minutos que estuvo sobre el campo. Se sacrificó en la presión, ayudó en la defensa de las jugadas de estrategia, buscó el remate de cabeza sin sacar suficiente partido a los centros del incansable Dani Alves y le anularon dos goles: el primero, por fuera de juego y el segundo, porque Velasco silbó un penalti anterior de Ustaritz al propio lateral brasileño. Ibrahimovic se fue a la caseta ovacionado por la hinchada.

Le sustituyó Bojan, que sí marcó y remató la faena de Messi con el tercer gol azulgrana. El de Linyola batió a Gorka cuando sólo llevaba un par de minutos sobre el césped del Camp Nou. Con los tantos de Messi y del propio Bojan, la cantera azulgrana sigue copando esta faceta tan decisiva del juego. Guardiola también dio descanso a Henry y Piqué, que no terminó el encuentro por culpa de algún problema físico. En el palco, codo con codo, Johan Cruyff y el seleccionador español, Del Bosque.

 El Inter de Milán, vigente campeón de la Liga italiana, no pudo pasar ayer del empate a un gol ante el Bari, en un debut de temporada en el que el camerunés Samuel Etoo marcó su primer gol en el campeonato. El delantero acertó un penalti, pero sólo cuajó un partido discreto, con poca participación en ataque y oculto entre la zaga rival. Tuvo que ser Diego Milito el que llevara el peso ofensivo del Inter.

Más noticias