Público
Público

A la cárcel sin fianza el violador de 12 prostitutas

El hombre participó en las violaciones con otro, en prisión desde el año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Su osadía le llevó a la cárcel. El polaco Joseph Sebastián Maniac decidió acudir hace once días a la comisaría de policía de Terrassa (Barcelona) para tramitar una documentación. El hombre, que está en situación irregular en España, no se imaginaba que sobre su nombre pesaba una orden internacional de búsqueda y captura desde principios de año ya que estaba acusado de haber golpeado, robado y violado al menos a 12 prostitutas en zonas de Lleida, Girona y Barcelona.

La Cadena Ser informó ayer de que el juez instructor número tres de Santa Coloma de Farnés (Girona) ordenó el ingreso en prisión incondicional y sin fianza del individuo.

El juez de esta población investigaba desde hace un año y medio el caso de las violaciones en serie cometidas por dos hombres en las comarcas de Girona. El otro presunto responsable es un feriante de 60 años, José Pérez, que lleva en prisión desde el año pasado. Los Mossos d'Esquadra han dado el caso por cerrado, calificando a los agresores de psicópatas extremadamente peligrosos.

El sospechoso, que no había podido ser localizado, había sido identificado por la Guardia Civil hace casi tres meses gracias a la aparición de una huella dactilar suya en una bolsa de plástico utilizada para reducir a una prostituta que ejercía en la carretera entre Terrassa y Martorell. Según los testigos, la mayoría de los cuales eran prostitutas de carretera, el feriante recogía en su coche a la víctima tras solicitarle un servicio sexual y, después, del maletero salía el segundo hombre, Joseph Sebastián, que le colocaba una bolsa de plástico en la cabeza, la golpeaba y le robaba sus pertenencias.

Testimonios de la violencia

Las prostitutas agredidas coinciden en destacar en sus declaraciones la extremada violencia de la que hacía uso el individuo que salía del portaequipajes, presuntamente, el polaco Maniac.

Los agentes de los mossos trasladaron al detenido al juzgado de Santa Coloma de Farnés, donde se comprobó que estaba directamente relacionado, por lo menos, con 12 violaciones cometidas junto con José Pérez.