Público
Público

Cayo Lara reúne a sus barones para ahormar la respuesta a los recortes

El líder quiere fijar y coordinar la posición de IU frente a la nueva remesa de ajustes de Rajoy y "homogeneizar criterios" entre las comunidades en las que más pesa: Andalucía, Asturias y Extremadura

Izquierda Unida no es ya la misma que hace un año, o que hace tan sólo unos meses. Corta más que el bacalao en Andalucía –cogobierna allí con el PSOE–, es absolutamente decisiva en Asturias –donde apoya desde el Parlamento al Ejecutivo socialista–, intenta dulcificar las dentelladas del PP en Extremadura –al que permitió acceder a la Junta– y ejerce de oposición en el resto de España. Cuatro coyunturas bien distintas que necesitan una "homogeneización", según interpretan varios responsables de la cúpula federal. Por ello, mañana martes Cayo Lara presidirá una reunión con sus barones territoriales. Para "fijar posición política" ante el Gobierno y frente a sus recortes, tal y como explicó el mismo coordinador hoy en rueda de prensa. "Compartimos que ni un recorte más a las autonomías, ni un ajuste más que deteriore los servicios públicos esenciales", abundó.

Lara: "Rajoy nos está engañando a los españoles como a bobos"

La reunión tendrá lugar en Madrid un día antes de que Mariano Rajoy comparezca ante el pleno del Congreso para dar cuenta de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del 28 y 29 de junio –y donde es previsible que anuncie más ajustes–, dos días antes del Consejo de Política Fiscal y Financiera y tres jornadas antes del Consejo de Ministros que seguramente apruebe el techo de gasto para 2013. Es decir, que la cita se enmarca en otra semana negra. "No son reformas, por mucho que se empeñe el PP, es un programa de recorte y de ataquea los derechos sociales", amonestó Lara. Los anuncios de esta semana conforman, para IU, el "tercer capítulo de este serial interminable", tras los hachazos del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que comenzaron en mayo de 2010 y los mordiscos al Estado del bienestar que propinó Rajoy desde el pasado 30 de diciembre y que amplió con la reforma laboral, los Presupuestos de 2012 y el tajo en educación y sanidad por un volumen de 10.000 millones de euros. "Igual nos explica Rajoy que ha recortado y recortará por encima de las posibilidades del Estado social". La tijera afectará por descontado a las comunidades autónomas, las que soportan mayor gasto social, por lo que IU cree que debe coordinarse de puertas para dentro para plantar cara al "desproporcionado" ajuste del déficit que estas tienen que asumir. "El Gobierno está llegando a un límite, y habrá muchas tensiones de la ciudadanía si se sigue con esta política de recortes", que sólo conduce "a más paro, más recesión, más sufrimiento y más movilizaciones", advirtió, augurando un "otoño caliente" de protestas. 

El problema de fondo, expuso Lara, es que ni los recortes ni los acuerdos tomados en la cumbre de Bruselas de hace casi dos semanas se han probado suficientes para relajar a los mercados, como bien se está demostrando hoy con el riesgo país otra vez por las nubes (rondando los 580 puntos) y la rentabilidad del bono a diez años por encima del 7%. "¿Cuántas veces se han creado falsas esperanzas a la gente de que con las reformas las cosas iban a mejorar? Nos han engañado como a bobos, pero no una, sino mil veces, porque nunca baja la prima. El problema sólo se resuelve con la intervención directa del Banco Central Europeo", comprando deuda directamente. El BCE, en cambio, actúa de "lobby para la banca, trabaja al servicio de los especuladores financieros", censuró. 

La reunión de mañana también tiene miga interna. Porque además de marcar la "ofensiva" frente al Ejecutivo de Rajoy, se abordará asimismo cómo "homogeneizar criterios", cómo adoptar "una posición única" a la hora de aplicar los ajustes a los que obliga Madrid. Las respuestas han sido dispares en las tres comunidades donde más pinta IU e incluso ha generado no pocas tensiones internas en la región más sensible y donde la federación soporta una mayor responsabilidad: Andalucía. Ya había advertido Lara hace unas semanas que es allí sobre todo donde IU se juega la "consolidación" de su proyecto en toda España, por ser el escaparate más vistoso y más importante.

Los recortes en Andalucía han generado ciertas tensiones internas

En Andalucía ha tenido que tragar con los recortes, imponiendo desde el Ejecutivo rebajas salariales a los empleados públicos. Sin provocar despidos, eso sí, y amortiguando el daño social de las medidas. "No ha llegado la sangre al río, ni mucho menos, y el conflicto interno que se vive por los efectos de aprobar los ajustes son más mediáticos que reales. La opinión de las bases favorable al cogobierno con el PSOE no cambia de un día para otro", analiza un destacado dirigente de IU federal que advierte, no obstante, de que la situación podría recrudecerse si se obliga a un nuevo tijeretazo más severo en 2013. Así, en el encuentro de Lara con sus barones –y al que acudirán miembros de su ejecutiva federal–, gozará de singular protagonismo Diego Valderas, el coordinador andaluz y vicepresidente de la Junta. El coordinador puso hoy incluso en valor que hay otras formas de combatir la crisis, como las que está desplegando el Gobierno de Andalucía.

Asturias, por ahora, preocupa menos, ya que las medidas impulsadas por el Ejecutivo de Javier Fernández "son menos alarmantes". En Extremadura incomoda en el aparato federal la misma china en el zapato de siempre: que se apoye externamente al Gobierno del conservador José Antonio Monago. No obstante, sí se aprueba que la federación regional haya conseguido frenar los planes más duros del presidente del PP y entienden que la cólera hacia el PSOE haya rebrotado después de que este se abstuviera en la propuesta de reforma de la Ley Electoral regional, para bajar el umbral electoral del 5% al 3%

Más noticias de Política y Sociedad