Público
Público

Un cura de Girona de 81 años reconoce a su víctima que abusó
de ella cuando tenía diez años

La denunciante grabó la conversación en la que el sacerdote pide disculpas por unos hechos que ocurrieron en 1989 en una casa de colonias de Puigpardines.

PÚBLICO

MADRID.- Un cura de Girona ha reconocido haber abusado de una niña de 10 años en una casa de colonias de Puigpardines, en la Garrotxa, según informa RAC 1.

La víctima de los abusos asegura a los Mossos que tiene una conversación grabada con el cura en la que éste admite los hechos y le pide disculpas.
 
La denunciante explica en su declaración que sus padres denunciaron los hechos al Obispado de Girona, que se limitó a cambiar al cura de parroquia.

Según el relato de los hechos que hace público este martes la emisora catalana, los hechos ocurrieron en 1989, cuando la niña, que por aquel entonces tenía diez años, y sus compañeros de colegio se fueron de colonias a Puigpardines. Una excursión organizada desde la parroquia.

Uno de los días la pequeña se puso enferma, por lo que a diferencia de sus compañeros, tuvo que quedarse en cama descansando. Según la denunciante, el cura, de 54 años -ahora tiene 81- aprovechó que su compañeros se fueron para abusar de ella y amenazarla. Le dijo que si se lo contaba a alguien, la mataría, tal y como recoge su declaración que publica RAC1.

A pesar de la denuncia de los padres, el Obispado se limitó a cambiar al cura de Iglesias, del Baix a L 'Alt Empordà. 27 años después, relata la emisora, la joven decidió hablar con su supuesto agresor y grabar la conversación. El cura acabó reconociendo los abusos, se disculó y pidió que lo olvidara.

En la actualidad el supuesto agresor tiene 81 años y está adscrito a las parroquias de Celrà, Flaçà y Sant Joan de Mollet y Sant Llorenç de les Arenes.