Público
Público

El déficit definitivo de España en 2011 fue del 8,51%

El Gobierno ya justificó el 'tijeretazo' porque el déficit se situaría en el entorno del 8%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conjunto de las administraciones públicas cerró el año 2011 con un déficit del 8,51% del PIB, frente al 6% previsto por el anterior Ejecutivo, según ha anunciado este lunes el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. Esto supone una desviación de más de 2,5 puntos.

Ya el 30 de diciembre, el recien estrenado Gobierno de Mariano Rajoy elevó hasta el 8% el déficit con el que iba a cerrar el Estado el 2011. 'Nos encontramos con una cifra mucho más elevada que la que había comunicado el Gobierno anterior', explicó Soraya Sáenz de Santamaría en aquella ocasión.

Esa cifra propició que el Ejecutivo aprobase su 'tijeretazo' que incluía una subida drástica de impuestos -entre un 0,75% y un 7% depediendo de los tramos-, un incremento del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, congelación del Salario Mínimo Interprofesional, reducción de las subvenciones a partidos y sindicatos y la suspensión de un año de la incorporación de nuevas categorías de beneficiarios de la Ley de Dependencia, entre otras medidas.

Las comunidades autónomas, por su parte, registraron un déficit del 2,94%

Por su parte, la Seguridad Social registró un déficit del 0,2% frente al superávit previsto del 0,4% del PIB.

Las comunidades autónomas, por su parte, registraron un déficit del 2,94%, lo que supone una desviación del 1,64% del objetivo previsto, que era del 1,3%.  Montoro ha explicado que las comunidades que registraron más déficit fueron Castilla-La Mancha (7,3%), Extremadura (4,59%) y Murcia (4,33%). El déficit de las corporaciones locales el pasado año fue del 0,38%, en tanto que tenían un objetivo del 0,3%. 

A continuación se situaron Cantabria (4,04%), Baleares (4%), Cataluña (3,72%), Comunidad Valenciana (3,68%), Asturias (3,64%) y Andalucía (3,22%). Por debajo del 3% se quedaron Aragón (2,88%), País Vasco (2,56%), Castilla y León (2,35%), La Rioja (1,97%), Navarra (1,89%). Finalmente, las que tuvieron un menor desequilibrio fiscal fueron Canarias (1,78%), Galicia (1,61%) y Madrid (1,13%), esta última la única que cumplió el objetivo.

Montoro ha asegurado que los datos aún son 'provisionales' y ha recordado que el Banco de España dará sus cifras de cierre a finales de marzo. Además, ha admitido que está preocupado por los datos de algunas comunidades -entre ellas Andalucía por la proximidad de los comicios-- y que la desviación de la Seguridad Social es 'inquietante'.

Montoro no ha querido responsabilizar 'exclusivamente' a ninguna administración

A pesar de los desafases, el ministro no ha querido responsabilizar 'exclusivamente' a ninguna administración, aunque sí ha dicho que el Gobierno del PP no estaba en La Moncloa el año pasado. 'Si quiere un responsable mire a los que habitaban esta casa en 2011', ha dicho. En cualquier caso, ha resaltado el objetivo político 'primordial' de reducir el déficit, aunque no ha querido desvelar las medidas que tomará el Gobierno para conseguirlo en el marco de los Presupuestos que presentará a finales de marzo, que se basarán en una política presupuestaria 'realista y factible'.

'El Gobierno está comprometido con la senda de austeridad', ha subrayado, tras asegurar que la reducción tiene que ser 'lo más acelerada posible' para alcanzar antes la recuperación económica y la creación de empleo. 'No porque tengamos un examen eterno de alguien que nos vigila, sino porque nos conviene como país', ha dicho Montoro.

En este sentido, el ministro no ha querido dar una nueva cifra de déficit para el año 2012 y se ha limitado a decir que el Ejecutivo no aspira a flexibilizar el 4,4% comprometido con Bruselas. 'El término flexibilizar o relajar está prohibido', ha dicho, tras asegurar que lo que necesita España es reconocer dónde está en términos presupuestarios y económicos.

Además, ha cargado contra aquellos que insinuaron que el Gobienro había exagerado las cifras de déficit y ha dicho que los que lo hicieron son 'completos desconocedores' de la estadística contable de España, que está al 'primer nivel' dentro de Europa. 'Una cosa es aplicar políticas que no consigan los objetivos y otra es dudar de la estadística', ha dicho, tras asegurar que el Gobierno no exageró 'nada' y considerar 'lamentable' esta información, por lo que dijo que había que ser 'más cauto' a la hora de hablar de estos temas.

Más noticias en Política y Sociedad