Público
Público

Disturbios en Italia en protesta contra la ley de educación

Reuters

Miles de estudiantes protestaron el miércoles en Italia contra la nueva ley de educación del Gobierno de centroderecha de Silvio Berlusconi, en unas manifestaciones que en Roma acabaron en enfrentamientos en la histórica Piazza Navona.

La manifestación transcurría pacíficamente hasta que irrumpió un grupo de ultraderecha con bates y cadenas y se enfrentó con otros estudiantes, según testigos.

Entonces se produjo el lanzamiento de mesas y sillas de un café cercano, mientras los turistas corrían para protegerse y llegaban los antidisturbios. Unos 15 estudiantes fueron detenidos, según la policía, y tres estudiantes y un agente resultaron heridos.

Manifestaciones similares tuvieron lugar en varias ciudades del país, desde Milán en el norte, donde los estudiantes bloquearon el tráfico y ocuparon una estación de tren, hasta Nápoles en el sur, donde ocuparon la plaza principal de la ciudad. En Milán hubo disturbios menores.

Las protestas se produjeron mientras el Senado aprobaba la ley que se espera que recorte la inversión en educación y desarrollo y que la oposición de centroizquierda ha dicho que apelará con un referéndum nacional.

La ley fue aprobada con 162 votos a favor, 134 en contra y tres abstenciones, con el rechazo de todas las enmiendas de la oposición. Mientras el líder de la oposición, Walter Veltroni, anunciaba que intentarán poner en marcha un referéndum derogatorio, los estudiantes consideran la posibilidad de manifestarse ante la sede de la presidencia de la República para pedirle a Giorgio Napolitano que no firme la ley.

"Protestamos porque no tenemos futuro", dijo Francesco Marri, un estudiante universitario en el exterior del Senado, que está junto a la Piazza Navona.

El Gobierno defiende que la ley, que afecta sobre todo a la educación primaria y secundaria, reducirá el gasto y pondrá a la enseñanza italiana al mismo nivel que la de otros países europeos.

Los alumnos de secundaria se han visto apoyados por universitarios y profesores opuestos a los recortes en el presupuesto del año que viene. Para mostrar su descontento, algunos estudiantes y profesores celebraron clases en plazas al aire libre.

"La mayoría de mis alumnos saben que tendrán que irse al extranjero, a Estados Unidos o a otros países europeos, si quieren progresar en sus carreras", dijo Carlo Maria Bertoni, profesor de física, y jefe de departamento de una universidad de Módena, tras celebrar una clase de geología en Piazza Navona a la sombra de la Fuente de los Cuatro Ríos.

"Esta situación apesta", dijo Nella Converti, estudiante del instituto Analdi en las afueras de Roma. "En cuanto me gradúe, quiero ir a España a estudiar, a cualquier sitio que no sea Italia, que está hundida en el politiqueo".

Más noticias de Política y Sociedad